0%

LIBRA: DINERO – Ley, Sexo y Dinero

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


LIBRA: DINERO - Ley, Sexo y Dinero

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 77 veces, 1 visitas hoy)
36+

Libra está estrechamente conectado con el tercer aspecto de la Deidad y es por lo tanto un signo regente y un principal factor condicionador en lo que concierne a Ley, Sexo y Dinero. Reflexionen sobre esto.

El primer aspecto de voluntad o poder, se expresa en este signo como Ley, legislación, legalidad, justicia; el segundo aspecto se manifiesta como la relación entre los pares de opuestos (de los cuales los platillos son el símbolo), que en el plano físico se expresa como sexo; el tercer aspecto se demuestra como energía concretizada y a esto llamamos Dinero. Literalmente es oro y este es el símbolo exteriorizado de aquello que es creado mediante la unión de espíritu y materia en el plano físico. El tercer aspecto es, como ya saben, el aspecto creador y la energía que produce el plano tangible externo de la manifestación —el aspecto forma de la vida.

… si los estudiantes quisieran hacer un cuidadoso estudio de los tres —ley, sexo y dinero— como se expresan hoy y como puedan expresarse en el futuro, obtendrán un cuadro de la realización física humana y de la futura expresión espiritual, lo cual será muy instructivo y vale la pena hacerlo. Todo el proceso lo explica la actividad de los tres regentes de Libra: Venus, Urano y Saturno.

Sin embargo, cuando se despierte la conciencia del hombre de tal manera que pueda registrar lo que está ocurriendo en los tres reinos inferiores de la naturaleza, entonces obtendrá mayor luz e información. Esto acontecerá en ese período de la historia humana en que Libra predomine, y los tres aspectos divinos de la tercera persona de la Trinidad, el Espíritu Santo, el Creador —ley, sexo y dinero— darán la clave de los tres reinos inferiores.

La ley, la ley natural (la exteriorización de la ley espiritual subjetiva), proporcionará la clave del reino animal; el sexo, o la conciencia de afinidad, revelará el misterio del reino vegetal; el dinero revelará el secreto del reino mineral, y todo esto se efectuará mediante la actividad de Venus…

Bajo la influencia de discípulos en el séptimo Rayo de Organización o de Orden Ceremonial, esa poderosa concretización física de energía que llamamos “dinero” está resultando un tópico de la más definida concentración; se lo está considerando muy cuidadosamente, y las mentes de financistas reflexivos y de acaudaladas personas humanitarias y filántropos serán llevadas gradualmente adelante desde una actividad estrictamente filantrópica a una actividad impulsada y expresada por visión interna espiritual y por un reconocimiento de las prioridades de Cristo (no importa por qué nombre Él pueda ser llamado en Oriente o en Occidente) sobre la reserva financiera del mundo.

¿Qué estándar de vida —en la Nueva Era— parecerá esencial para el hombre? ¿Tendremos una civilización puramente materialista o tendremos una tendencia mundial espiritual?

¿Qué debe hacerse para impedir que los intereses monetarios se movilicen nuevamente para explotar al mundo?

¿Qué hay realmente en el corazón mismo de la moderna dificultad materialista?

Esta última pregunta es la única que tengo intención de contestar y la contestaré con las bien conocidas palabras: “El amor al dinero es la raíz de todo mal”. Esto nos lleva de vuelta a la debilidad fundamental de la humanidad —la calidad del Deseo. El dinero es su resultado y su símbolo.

“La clave del problema de la humanidad (enfocándose como lo ha hecho en las dificultades económicas de los últimos doscientos años y en el impasse teológico de las iglesias ortodoxas) ha sido tomar y no dar, aceptar y no compartir, agarrar y no distribuir. Esto implicó el quebrantamiento de una ley que ha colocado a la humanidad en una posición de culpa positiva. Las impresiones desde la Jerarquía han sido recibidas, distorsionadas, mal aplicadas y malinterpretadas, y la tarea del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo es contrarrestar este mal.”

La humanidad realmente nunca vivió a la altura de la enseñanza que se le dio.

Párrafo mántrico de Los Problemas de la Humanidad: “permítanme recordarles que no escribo con espíritu de pesimismo alguno, sino desde el punto de vista de una fe inalterable en la gloria del espíritu humano; escribo con una firme convicción de que el alma del hombre surgirá y por último triunfará sobre todos los defectos transitorios y las circunstancias transitorias.”

“Lo que es verdad en el caso del hombre individual es eternamente verdad en el caso de las naciones y también para ellas se predice la misma esperanza de iluminación y de futuro, el triunfo espiritual y la gloria.”

[Bibliografía: Astrología Esotérica, Discipuado en la Nueva Era II, y de la edición completa original 1947 fr Los Problemas de la Humanidad editado en 2014 (Alice Bailey, Fundación Lucis, Buenos Aires, Argentina.]
(Escuchado/descargado 77 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa