0%

Mente (Manas) y Electricidad

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


Mente (Manas) y Electricidad

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 15 veces, 1 visitas hoy)
5+

Manas ha sido definido como mente, o esa facultad de lógica deducción y razonamiento, y de actividad racional que distingue al hombre de los animales. Sin embargo es mucho más que eso, porque subyace en toda la manifestación; la forma misma de una ameba o la facultad discriminadora del átomo o célula más inferior se produce por un determinado tipo de mente.

El fuego de la mente es fundamentalmente electricidad, manifestándose en sus actividades superiores.

Todo en la Naturaleza es de naturaleza eléctrica; la vida misma es electricidad, pero hoy hacemos contacto y utilizamos sólo aquello que es físico y está relacionado con lo físico e inherente a la materia física y etérica de todas las formas. Hasta ahora el misterio de la electricidad y la verdadera naturaleza de los fenómenos eléctricos (no existe otra cosa) es un secreto no revelado hasta para los científicos modernos más destacados.

La ciencia exotérica está investigando, lenta pero firmemente, la naturaleza de los fenómenos y descubriendo por sí misma el carácter de la manifestación eléctrica. En la lentitud del descubrimiento reside la seguridad. No es conveniente ni correcto todavía que la verdadera naturaleza de estos distintos poderes y fuerzas sea completamente conocida.

En la manipulación de la electricidad se halla oculto mucho de lo que concierne a la vivificación de los cuerpos. El calor del sol es fuerza eléctrica adaptada a las necesidades de la gran mayoría promedio en todos los reinos de la naturaleza. A medida que se progresa, podrá intensificarse esta fuerza en casos individuales. En esto reside uno de los secretos de la iniciación.

El amor es el gran unificador, el principal impulso atractivo cósmico y microcósmico, pero la mente es el principal factor creador que utiliza las energías del cosmos. El amor atrae, mas la mente atrae, repele y coordina, de manera que su potencia es inconcebible. La raza progresa hacia una era en que los hombres actuarán como mentes; la inteligencia será más fuerte que el deseo, y se utilizarán los poderes mentales para atraer y guiar al mundo, tal como se emplean hoy los medios físicos y emocionales.

Existe algo denominado electricidad, que probablemente explica todo lo que se puede ver, sentir y conocer, y todo el universo es una manifestación del poder eléctrico; todo esto puede enunciarse y hoy se está reconociendo. Pero aunque se haya dicho eso, sigue el misterio y no será revelado, ni aún parcialmente, hasta mediados del próximo siglo. Entonces será posible revelarlo, pues habrá más iniciados en el mundo y la visión interna y el oído interno serán más generalmente reconocidos y estarán más presentes. Cuando el hombre llegue a comprender mejor el cuerpo etérico y sus siete centros de fuerza (que se relacionan con los siete rayos y expresan las siete características y técnicas aquí clasificadas respecto a los rayos) , podrá arrojarse inteligiblemente más luz sobre la naturaleza de los siete tipos de fenómenos eléctricos denominados siete rayos.

La electricidad del sistema solar es triple: existe fuego por fricción, fuego solar y fuego eléctrico —el fuego del cuerpo, del alma y del espíritu. El fuego por fricción está llegando a ser algo comprendido por los científicos del mundo, y aplicamos a nuestras necesidades el fuego que da calor y luz y que produce movimiento. Esto en el sentido físico de las palabras. Uno de los inminentes descubrimientos será el poder integrador de la electricidad al producir cohesión dentro de todas las formas y sustentar toda forma de vida durante el ciclo de existencia manifestada. También produce la reunión de átomos y de los organismos dentro de las formas, construyendo así lo necesario para expresar el principio vida.

La mente crea o formula esas formas mentales o energías personificadas que expresan en el plano mental el grado de comprensión del discípulo acerca del plan y su capacidad de llevar la energía mental al cuerpo etérico —sin impedimento de la naturaleza emocional o cualquier deseo inferior emergente. El hombre evolucionado, que posee una personalidad integrada, somete gradualmente el cuerpo etérico al control de la energía mental y su actividad en el plano físico no está tan implementada por el instinto o el deseo sino por la energía del pensamiento, la cual está dedicada a los planes del hombre y a expresarlos.

La electricidad, en relación con los males humanos, es aún una ciencia que se halla en la infancia, pero tiene en sí los gérmenes de las nuevas técnicas y métodos de curación.

Hacia el fin de este siglo, cuando la situación mundial se haya esclarecido y el período de reconstrucción esté llegando a su fin, se harán descubrimientos que revelarán potencialidades eléctricas desconocidas hasta ahora. No conozco otra palabra para explicar estos rayos eléctricos que harán sentir su presencia y conducirán a posibilidades más allá de los sueños de los investigadores de hoy. La futura ciencia de la electricidad será tan distinta en el próximo siglo, como las modernas aplicaciones de la electricidad distan de la comprensión del científico de la Era Victoriana.

Las personas a menudo están tan preocupadas con el instrumento tangible en estelado del velo, que descuidan el factor de aquello con lo que deben contribuir quienes han pasado al más allá.

El trabajo se realizará desde allí, con la ayuda material que aún no ha sido proporcionada en el campo externo de la ciencia. El velo separador desaparecerá por el testimonio de miles de personas que pueden ver fenómenos y oír sonidos que están fuera del alcance de lo tangible.

Así como un hombre individual debe aprender el arte o la ciencia de la relación con otros hombres y consu medio ambiente, así la humanidad como un todo tiene que aprender su relación con lo que está por encima y más allá del género humano y con lo que está por debajo y ha quedado atrás. Esto involucra un sentido de proporción que puede ser alcanzado sólo por el principio mente en el hombre y por quienes están comenzando a estar mentalmente polarizados.

 

Extraído de Cartas sobre Meditación Ocultista,Un Tratado sobre Fuego Cósmico, Un Tratado sobre Magia Blanca, Discipulado en la Nueva Era Tomo I, Sicología Esotérica Tomos I y II, Curación Esotérica, y Los Rayos y las Iniciaciones.

 

(Escuchado/descargado 15 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa