0%

347 Meditación de Triángulos

Programa: Red de triángulos


Lista de tracks:


347 Meditación de Triángulos

Red de triángulos

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 11 veces, 1 visitas hoy)

 

Un inminente, influyente y revelador depósito de energía

Toda la Invocación refiere a ese depósito de energía, causa inmediata de todos los acontecimientos sobre la Tierra, que indican el surgimiento de algo nuevo y mejor; éstos demuestran el avance de la conciencia humana hacia mayor luz.

Por lo general, el llamado invocador ha sido de naturaleza egoísta y formulado momentáneamente. Los humanos oraron para sí mismos; invocaron la ayuda divina para quienes ellos amaron, y dieron a sus necesidades fundamentales una interpretación material. La Gran Invocación es una plegaria mundial, no contiene ninguna demanda personal ni anhelo invocador transitorio; expresa la necesidad de la humanidad y supera todas las dificultades, dudas e interrogantes, llegando directamente a la Mente y al Corazón de Aquel en Quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser; Aquel que permanecerá con nosotros hasta el fin de los tiempos y “hasta que el último cansado peregrino haya encontrado su camino al hogar”.

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios.

Que afluya luz a las mentes de los hombres.

Que la Luz descienda a la Tierra.

Las primeras tres líneas se refieren a la Mente de Dios como punto focal para obtener luz divina. Esto concierne al alma de todas las cosas. El término alma con su máximo atributo de iluminación, incluye al alma humana y a ese culminante que es el alma “influyente” de la humanidad, que aporta luz y difunde la iluminación. Es necesario tener presente que la luz es energía activa.

Cuando invocamos la Mente de Dios y decimos “Que afluya luz a las mentes de los hombres, que la Luz descienda a la Tierra”, expresamos una de las grandes necesidades de la humanidad y, si la invocación y la plegaria encierran algún significado, la respuesta vendrá con toda seguridad y certeza. Cuando los pueblos en todo momento, en todas las circunstancias y en todas las épocas, sienten la necesidad de implorar a un Centro espiritual invisible, podemos tener la plena seguridad de que dicho centro existe. La invocación es tan antigua como la humanidad misma. Recopilado de LGI, pág.14

(Escuchado/descargado 11 veces, 1 visitas hoy)
1+
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa