0%

Alma Grupal

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 35 veces, 3 visitas hoy)
21+

Como en todo lo demás en manifestación, hay una personalidad grupal y un alma grupal; deben aprender a distinguir claramente entre ambas y a poner todo el peso de su influencia, deseo y presión a favor del Ángel Grupal. De esta manera podría acontecer ese maravilloso reconocimiento para el cual la iniciación prepara al postulante —la revelación de la PRESENCIA.

Así como ciertos seres humanos, por medio de la meditación, la disciplina y el servicio, muy decididamente han hecho un contacto con sus propias almas y pueden por lo tanto devenir canales para la expresión del alma y medios para distribuir en el mundo la energía del alma, así hombres y mujeres orientados hacia el vivir del alma, en su totalidad forman un grupo de almas, en rapport con la fuente de provisión espiritual. Como grupo, y desde el ángulo de la Jerarquía, han establecido un contacto y están “al toque” con el mundo de realidades espirituales.

Así como el discípulo individual estabiliza este contacto y aprende a hacer un rápido alineamiento y entonces, y sólo entonces, puede entrar en contacto con el Maestro de su grupo y responder inteligentemente al Plan, así este grupo de almas alineadas entra en contacto con ciertas Vidas y Fuerzas de Luz más grandes, tales como el Cristo y el Buda. La unida aspiración, consagración y devoción inteligente del grupo eleva a los individuos que lo componen a alturas mayores de lo que sería posible alcanzar solos.

El estímulo grupal y el esfuerzo unido arrastran al grupo a una intensidad de realización que de otra manera sería imposible. Así como la Ley de Atracción, operando en el plano físico, los unió como hombres y mujeres en un solo esfuerzo grupal, así la Ley de Impulso Magnético puede empezar a controlarlos cuando, otra vez como grupo y sólo como grupo, unidamente constituyan ellos mismos canales para el servicio en total olvido de sí mismos.

Este pensamiento expresa la oportunidad inmediata que se abre ante los grupos de aspirantes y personas afines de buena voluntad que existen hoy en el mundo. Si trabajan juntos como grupos de almas pueden realizar mucho, lo cual ilustra también el significado de que esta ley produce la unión polar. Es necesario comprender que en este trabajo no puede haber ambición personal ni espiritual. Tampoco se trata de establecer unión personal. Esto no se refiere a la unión mística de las escrituras ni a la tradición mística. Mucho menos significa alineamiento ni unión con el grupo de un Maestro, ni fusión con el propio grupo interno de discípulos consagrados, ni con el propio Rayo de la vida. Estos factores constituyen implicaciones preliminares y son de aplicación individual. Les pido que reflexionen sobre esta frase. La unión que debe establecerse es mucho más importante y vital porque es una unión grupal.

Estamos tratando de llevar adelante un esfuerzo grupal de tal magnitud que, en el momento apropiado, puede producir, en su creciente ímpetu, un impulso potente y magnético que llegará a esas Vidas que cavilan sobre la humanidad y nuestra civilización y que trabajan por intermedio de los Maestros de Sabiduría y de la Jerarquía. Este esfuerzo grupal exigirá de Ellos una respuesta e impulso magnético que unirá, por intermedio de todos los grupos aspirantes, las Fuerzas sobreumbrantes benéficas. Por medio del esfuerzo concentrado de estos grupos mundiales (que subjetivamente constituyen el Grupo Uno), la luz, la inspiración y la revelación espiritual podrán ser liberadas con tal afluencia de poder que efectuarán definidos cambios en la conciencia humana y ayudarán a mejorar las condiciones de este mundo necesitado. Abrirá los ojos de los hombres a las realidades fundamentales, hasta ahora sólo vagamente presentidas por el público reflexivo. La humanidad misma debe aplicar los necesarios correctivos, apoyándose en la fuerza de su propia sabiduría y fortaleza; sin embargo, siempre se hallará detrás de la escena el conjunto de aspirantes mundiales trabajando silenciosamente al unísono, entre sí y con la Jerarquía, manteniendo abierto el canal por donde pueda fluir la sabiduría, la fortaleza y el amor necesarios.

La raza como un todo se halla ahora en la mismísima entrada al Sendero del Discipulado. Dirige su mirada hacia el futuro, ya sea hacia la visión del alma, un mejor modo de vivir, una situación económica desahogada o hacia mejores relaciones interraciales. Lamentablemente esta visión es a menudo distorsionada, materialmente orientada o sólo parcialmente percibida, pero en una forma u otra las masas tienen hoy una apreciable comprensión de lo “nuevo y deseable” —algo hasta ahora desconocido. En el pasado, la intelectualidad o los elegidos eran quienes tenían el privilegio de tener la visión, pero hoy la tiene la masa humana. Por lo tanto, la humanidad está preparada para realizar un proceso general de alineamiento, y esa es la razón espiritual que reside detrás de la guerra mundial. La “afilada tijera del dolor debe separar lo real de lo irreal; el látigo del dolor debe despertar a la vida refinada, el alma dormida; debe sufrirse la arrancadura de las raíces de la vida del suelo del deseo egoísta, y entonces el hombre queda liberado”. Así reza el Antiguo Comentario en una de sus estrofas más místicas.

 

Compilado “El Alma, la cualidad de la Vida”; de los libros azules, los libros de Alice Bailey editados por Fundación Lucis.

(Escuchado/descargado 35 veces, 3 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa