0%

Almas que despiertan

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


Almas que despiertan

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 54 veces, 1 visitas hoy)
20+

La mayoría de las almas en la familia humana viene a la encarnación obedeciendo al impulso o al deseo de adquirir experiencia, siendo la atracción magnética del plano físico el factor determinante definitivo. Como almas están orientadas hacia la vida terrena. Las almas que despiertan o las que (ocultamente hablando) “vuelven en sí”, vienen a la experiencia de la vida física apenas conscientes de otra atracción superior. Por consiguiente, no tienen una orientación definida en el plano físico, como la mayoría de sus semejantes.

Estas almas en proceso de despertar, a veces pueden ser influidas para retardar o demorar su entrada en la vida física a fin de condicionar el proceso de la civilización, o para acelerar su entrada en la vida terrena y estar así disponibles, como agentes, para tal proceso condicionador. Dicho proceso no lo llevan a cabo mediante una actividad determinada e inteligentemente valorada sino en forma natural por el simple efecto de vivir en el mundo y lograr los objetivos de su vida. De esta manera condicionan su medio ambiente por medio de la belleza, el poder o la influencia de sus vidas, y con frecuencia ellas mismas son inconscientes del efecto que producen. Por lo tanto, es evidente que los cambios necesarios en nuestra civilización pueden ser rápidos o lentos, según sea el número de quienes viven como almas en entrenamiento.

Estas almas entrantes, gracias a su comprensión altamente desarrollada y por medio de su “poder pertinaz”, frecuentemente produjeron trastornos en diversos sentidos. Sin embargo, si pudiéramos observar, como lo hacen aquellos que están en el aspecto interno y contrastar la “luz” de la humanidad como es hoy con lo que era hace doscientos o trescientos años, apreciaríamos el enorme progreso realizado. Esto se evidencia en el establecimiento de un grupo de “almas condicionadoras” que actúa con el nombre de Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, iniciado en 1925, las cuales pueden ahora encarnar gracias al trabajo realizado por ese grupo de almas que aceleraron su encarnación debido al impulso de la Jerarquía. Las palabras “condición” o “condicionamiento” aquí se usan con mucha frecuencia, porque son apropiadas para indicar función.

Estas almas, debido a su grado de evolución, a su etapa de desenvolvimiento y a su impresionabilidad a la idea grupal y al Plan, pueden venir a la encarnación y comenzar, más o menos, a desarrollar el Plan y evocar una respuesta al mismo, en la conciencia humana. De allí que pueden “preparar el camino para el advenimiento del Señor”. Esta última frase es simbólica, e indica un determinado nivel de cultura espiritual en la humanidad. Dichas almas son a veces vagamente conscientes de su estupenda tarea, pero son, en la mayoría de los casos, inconscientes de su destino “cualificante”. Como almas, bajo la guía de la Jerarquía y previo a la encarnación, son conscientes del impulso de “ir adentro y ayudar al planeta penante y así liberar a los prisioneros mantenidos en cadena perpetua con fuerza por el deseo inferior” (citando del Antiguo Comentario), pero una vez que la vestidura de carne ha sido asumida, esa conciencia también desaparece y su cerebro físico no será consciente de lo que como almas se han propuesto. Sólo permanece el impulso para actividades específicas. No obstante el trabajo continúa.

Pocas almas vienen a la encarnación por su propia voluntad y acuerdo, trabajan con claro conocimiento y emprenden la tarea inmediata. Son las personas clave de cualquier época y los factores sicológicamente determinantes en cualquier período histórico dado. Son quienes marcan el paso y realizan el trabajo precursor; atraen hacia sí el odio y el amor del mundo; trabajan como Constructores o como Destructores, y finalmente retornan a su propio lugar, llevando consigo el botín de la victoria en la forma de la libertad obtenida para sí mismos o para otros. Hablando en sentido sicológico, conservan las cicatrices infligidas por los trabajadores opositores, pero tienen también la seguridad de que han llevado adelante la tarea a la que fueron asignados y que emprendieron con éxito.

Esta primera categoría de gente en encarnación ha sido aumentada enormemente durante el último siglo, razón por la cual podemos esperar el rápido desarrollo de las características de la entrante Era Acuariana.

Una potente personalidad puede actuar en cualquier campo de la expresión humana y su trabajo merecer el calificativo de espiritual, si está basado en un idealismo elevado, el mayor bien para el mayor número y el esfuerzo de autosacrificio. Idealismo, servicio grupal y sacrificio son características de esas personalidades que se hacen más sensibles al aspecto del alma, cuyas cualidades son conocimiento, amor y sacrificio.

• Sólo el alma tiene una directa y clara comprensión del propósito creador y del plan.

• Sólo al alma, cuya naturaleza es amor inteligente, puede confiársele el conocimiento, los símbolos y las fórmulas necesarias para el correcto condicionamiento del trabajo mágico.

• Sólo el alma tiene el poder de trabajar en los tres mundos simultáneamente, y no obstante permanecer desapegada y por lo tanto kármicamente libre de los resultados de ese trabajo.

• Sólo el alma es verdaderamente consciente del grupo y está motivada por un propósito puro y altruista.

• Sólo el alma, con el “ojo abierto de la visión”, puede ver el fin desde el principio y mantener firmemente la verdadera imagen de la consumación final.

 

Compilado “El Alma, la cualidad de la Vida”; de los libros azules, los libros de Alice Bailey editados por Fundación Lucis.

(Escuchado/descargado 54 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa