0%

APUNTES SOBRE INICIACIÓN

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


APUNTES SOBRE INICIACIÓN

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 93 veces, 1 visitas hoy)
57+

Iniciación es en verdad el nombre dado a la revelación o nueva visión que siempre impele al discípulo hacia adelante en una luz mayor; no es algo que se le confiere o se le da. Es un proceso de reconocimiento de la luz y de utilización de la luz para entrar en una luz siempre más clara. El progreso desde una zona débilmente iluminada en la manifestación divina a otra de gloria suprema es la historia del Sendero de Evolución.

En el sendero de evolución, el ser humano es influido desde arriba hacia abajo; el iniciado es dirigido desde adentro hacia arriba. Esto formula la subyacente significación de la energía de libre albedrío y es algo sólo verdaderamente posible por medio de autodirección; esto puede ser visto luchando por expresarse hoy en ese gran discípulo mundial, la Humanidad.

Todo el tiempo esta lucha por lograr algo que siempre está por delante crea los instrumentos de logro, perfeccionándolos gradualmente hasta que la triple personalidad está lista para una visión del alma. Desde ese punto de tensión el anhelo y la lucha devienen más agudos, hasta que… pisa el Sendero.

Antes de que un hombre pueda hollar el Sendero, él mismo debe llegar a ser ese Sendero.

Por lo tanto, ¿qué es Iniciación? Iniciación podría definirse de dos maneras. Es ante todo entrar en un mundo dimensional nuevo y más amplio por la expansión de la conciencia de un hombre de modo que él puede incluir y abarcar1 eso que él ahora excluye y de lo cual normalmente se separa en su pensar y en sus actos. En segundo término, es la entrada en el hombre de esas energías que son características del alma y sólo del alma —las fuerzas de amor inteligente y de voluntad espiritual. Estas son energías dinámicas, y activan a todos quienes son almas liberadas. Este proceso de entrar y ser entrado debería ser un proceso simultáneo y sintético, un acontecimiento de primordial importancia. Donde ello es secuencial o alternativo, indica un desarrollo irregular y una condición desequilibrada. Con frecuencia está la teoría del desenvolvimiento y una captación mental respecto a los hechos del proceso iniciático antes de ser practicados experimentalmente en la vida diaria y de ese modo integrados sicológicamente a la expresión práctica del proceso viviente en el plano físico. Aquí yace mucho peligro y dificultad, y también mucha pérdida de tiempo. La captación mental por parte del individuo es a menudo mayor que su poder de expresar el conocimiento, y en consecuencia tenemos esos grandes fracasos y esas situaciones difíciles que han desacreditado el tema de la iniciación. Se considera iniciados a muchos que sólo se están esforzando por ser iniciados. No son, sin embargo, verdaderos iniciados. Son esas personas de buenas intenciones cuya comprensión mental sobrepasa la capacidad de sus personalidades para practicar lo que han captado. Están en contacto con fuerzas que no pueden aún manejar ni controlar; han efectuado gran parte del trabajo necesario para lograr el contacto interno, pero no han dominado la naturaleza inferior, por eso son incapaces de expresar lo que han comprendido y percibido internamente. Son esos discípulos que hablan demasiado y demasiado pronto y demasiado autocentradamente, y que presentan al mundo un ideal para el cual verdaderamente trabajan, pero al que todavía son incapaces de materializar debido a lo inadecuado de sus equipos… Mentalmente están en contacto con el ideal y con el Plan. Son conscientes de fuerzas y

energías totalmente desconocidas por la mayoría. Su único error reside en el reino del tiempo, pues afirman prematuramente lo que ellos serán algún día.

Iniciación es (en su definición más simple) una comprensión del Camino, pues comprensión es una energía reveladora que les permite realizar. Iniciación es un crecimiento en experiencia y de ese modo el logro de un punto de tensión. Manteniendo ese punto de tensión, el iniciado ve lo que está por delante.

La iniciación es una secuencia progresiva de impactos de energía dirigidos, caracterizados por puntos de crisis y de tensión y regidos —en un sentido hasta ahora incomprendido— por la Ley de Causa y Efecto.

…la iniciación vela un secreto y la revelación de ese secreto es inminente. No puedo revelar cuál es ese secreto; concierne a un tipo particular de energía que puede ser inducida en un momento de tensión suprema. La única insinuación posible que puedo hacerles en relación con este misterioso asunto, es que está estrechamente relacionado con la “Luz Cegadora” que Saúl de Tarso vio en el camino hacia Damasco y la “luz cegadora” que acompañó a la descarga de energía de la bomba atómica. La “Luz Cegadora” que acompaña siempre a la verdadera conversión (un acontecimiento raro y repentino cuando la conversión es verdadera y real) y la manifestación de todas las Vidas que pasaron por la etapa humana de conciencia —de acuerdo a Su grado— y a la luz liberada por la fisión del átomo, son una y la misma expresión en distintos niveles de conciencia, y están definidamente relacionadas con los efectos y los procesos de la iniciación. Esto no tendrá sentido hasta que hayan pasado por ciertas experiencias iniciáticas. No es fácil para el aspirante promedio comprender que progresivas etapas en el Sendero indican una progresiva capacidad para “tomar la Luz”.

Así como ciertos seres humanos, mediante meditación, disciplina y servicio, muy decididamente hicieron un contacto con sus propias almas y pueden por lo tanto volverse canales para la expresión del alma y medios para distribuir en el mundo la energía del alma, así hombres y mujeres orientados hacia el vivir del alma, en su totalidad forman un grupo de almas, en rapport con la fuente de provisión espiritual. La agregada aspiración, consagración e inteligente devoción del grupo lleva a los individuos que lo componen a mayores alturas de lo que sería posible solos.

Este grupo de almas alineadas entra en contacto con ciertas Vidas y Fuerzas de Luz tales como el Cristo y el Buda.

El estímulo grupal y el esfuerzo unido conducen arrastran a todo el grupo a una intensidad de conciencialización que de otra manera sería imposible. Así como la Ley de Atracción, obrando en el plano físico, los unió como hombres y mujeres en un solo esfuerzo grupal, así la Ley de Impulso Magnético puede comenzar a controlarlos cuando, otra vez como grupo y sólo como grupo, unidamente se constituyan en canales para servicio en puro olvido-de-sí-mismo.

Este pensamiento corporiza la oportunidad que inmediatamente tienen por delante todos los grupos de aspirantes y hombres de buena voluntad aliados hoy en el mundo.

[Bibliografía: Sicología Esotérica T° II y Los Rayos y las Iniciaciones (Alice A. Bailey, editados por Fundación Lucis, Buenos Aires, Argentina)].

(Escuchado/descargado 93 veces, 1 visitas hoy)
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa