0%

Astrología

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 29 veces, 1 visitas hoy)
3+

La Sabiduría Antigua enseña que “el espacio es una entidad”. La astrología esotérica se ocupa de la vida de esta entidad y de las fuerzas y energías, los impulsos y los ritmos, los ciclos, los tiempos y temporadas.

Constelaciones, sistemas solares, planetas, reinos de la naturaleza y el hombre microscópico, son el resultado de la actividad y la manifestación de la energía de ciertas Vidas, cuyos ciclos de expresión y sus infinitos propósitos están fuera de la comprensión de las mentes más avanzadas e iluminadas de nuestro planeta.

Los cielos, constelaciones, signos y planetas significan una cosa para la Jerarquía, otra para los astrónomos y aún otra para los astrólogos, mientras que para el ciudadano común son simplemente confusas galaxias de luz.

La astrología es una ciencia, y en verdad una ciencia del futuro. Es también verdad que la astrología, en su aspecto más elevado y en su verdadera interpretación, permitirá finalmente al hombre enfocar su comprensión y actuar correctamente. Además es correcto que en las futuras revelaciones de la astrología se hallará el secreto de la verdadera coordinación entre alma y forma. Pero esa astrología aún no se ha descubierto. Mucho se pasa por alto, y se conoce muy poco para hacer de ella la ciencia exacta que la mayoría pretende. La aseveración será cumplida en fecha futura, pero aún no ha llegado el momento.

Son exactas las pretensiones de los astrólogos respecto a la realidad de las energías que actúan sobre el organismo humano, pero son infundadas respecto a la capacidad de interpretarlas verdaderamente; la inteligencia más elevada en nuestro planeta sabe en realidad muy poco, pues no olviden que los adeptos emplean principalmente la intuición.

La astrología es una ciencia que debe ser restituida a su original belleza y verdad antes de que el mundo pueda obtener una perspectiva más veraz y una apreciación más justa y exacta del Plan divino, tal como es expresado en la actualidad por medio de la Sabiduría de las Edades.

En la actualidad la astrología es esencialmente la más pura presentación de la verdad esotérica en el mundo, porque es la ciencia que trata de las fuerzas y energías condicionantes y rectoras las cuales actúan a través y sobre el entero campo del espacio y todo lo que se encuentra dentro de ese campo. Cuando sea captado este hecho, cuando el origen de esas energías sea mejor comprendido y la naturaleza del espacio correctamente captada, tendremos un horizonte más amplio y más íntimamente relacionado; las relaciones entre entidades individuales, planetarias, del sistema y cósmicas serán conocidas, y entonces comenzaremos a vivir científicamente. Este vivi r científico es el propósito inmediato que ocasionará la astrología.

Al investigador moderno le agrada creer que sobre y a través de él hacen impacto y fluyen esas energías que provienen del signo en el cual el sol “se halla” en el momento de su nacimiento. También se considera como que él responde a las fuerzas de los distintos planetas a medida que rigen las casas de su horóscopo y cree que las tendencias y circunstancias de su vida están así determinadas. Esto le hace sentir que él es un factor importante aislado. Las interpretaciones modernas no recalcan la importancia del signo naciente (el ascendente), lo cual se debe a que muy pocos están preparados para actuar como almas. Poco se tienen en cuenta las energías que actúan constantemente sobre nuestro planeta procedentes de otras constelaciones o de muchos planetas “ocultos”. En la Sabiduría Eterna se dice que existen alrededor de setenta de estos planetas en nuestro sistema solar.

No me ocuparé en absoluto del tema de la astrología esotérica desde el punto de vista del horóscopo. Las relaciones universales, la interacción de energías, la naturaleza de lo que se halla detrás de la Gran Ilusión, las engañosas “Apariencias de las cosas como son”, y el destino de nuestro planeta, de los reinos de la naturaleza y de la humanidad como un todo, constituyen las partes más importantes de nuestro tema.

No puedo dejar de repetir enfáticamente que la astrología esotérica concierne totalmente a las fuerzas y energías que afectan al aspecto conciencia del ser humano, y condicionan la vida de la personalidad. Este punto debe ser considerado por sobre todo lo demás. En otras palabras, la astrología esotérica concierne al alma y no a la forma, y por lo tanto todo lo que tengo que decir se refiere a la conciencia, a su expansión, al efecto que produce sobre sus vehículos, la forma, y —en último análisis (como se comprobará más adelante)— a la Ciencia de Iniciación.

 

Extraído de Un Tratado sobre Magia Blanca y Astrología Esotérica.

(Escuchado/descargado 29 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa