0%

BUENA VOLUNTAD: el Puente hacia la Nueva Civilización

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


BUENA VOLUNTAD: el Puente hacia la Nueva Civilización

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 45 veces, 1 visitas hoy)

Todo lo que acontece en el mundo de hoy y que afecta tan poderosamente a la humanidad —cosas bellas y horribles, modos de vivir, civilización y cultura, prejuicios y preferencias, adquisiciones científicas y expresiones artísticas y las innumerables mane-ras con que la humanidad colora la existencia de todo el planeta— son aspectos de efectos iniciados por los seres humanos, en alguna parte, en algún nivel y época, ya sea en forma individual o en masa.

«Hemos creído que el conformismo saciaría nuestra sed y hemos acabado bebiendo de la indiferencia y la insensibilidad; nos hemos alimentado con sueños de esplendor y grandeza y hemos terminado comiendo distracción, encierro y soledad; nos hemos empachado de conexiones y hemos perdido el sabor de la fraternidad. Hemos buscado el resultado rápido y seguro y nos vemos abrumados por la impaciencia y la ansiedad. Presos de la virtualidad hemos perdido el gusto y el sabor de la realidad» [Palabras del Papa Francisco, Mayo de 2019]

La humanidad ha creado a lo largo de la historia ricas y variadas civilizaciones en las que actuamos y vivimos. Nuestra actual civilización muestra un creciente anhelo espiritual y una aspiración por alcanzar la altura de la verdadera conducta “humana”, comprendiendo por ello la puesta en práctica de valores más elevados e inclusivos. La humanidad no sigue un derrotero incierto y sin rumbo, existe un Plan evolutivo. Este Plan ha existido siempre y es parte de un modelo mayor, cósmico. Nuestras civilizaciones son entidades con distintos tiempos de vida, desde su nacimiento hasta su decadencia, y condicionan inevitablemente la existencia del hombre.

Las civilizaciones son creadas por los hombres respondiendo, en la medida de sus posibilidades, a las energías superiores siempre influyentes. Hay una vida mucho más abundante que buscamos expresar a través de las nuestras en forma progresiva y gradual desarrollando nuestro conocimiento de Dios y nuestro amor por Su creación. El énfasis material y la evitación de lo espiritual han gobernado predominantemente las últimas civilizaciones que emergieron de la humanidad. La percepción, los deseos y los propósitos materiales han guiado nuestro crecimiento. Este enfoque predominó debido a la polarización emocional de la sensibilidad humana, pero lentamente está cambiando debido a una comprensión mental, más cercana a los verdaderos principios de la vida. Nuestro gradual desarrollo mental procede en consonancia con el Plan de evolución.

El desarrollo material constituye un escalón necesario para el crecimiento de la conciencia, se desarrolló a lo largo de los dos mil quinientos años de la era de Piscis. El desenvolvimiento de los últimos siglos ha ejercido una poderosa influencia sobre nosotros pero ahora el peso de nuestros intereses debe descansar en el nacimiento de una nueva civilización a medida que hacemos gradualmente la transición hacia la era de Acuario. Toda nuestra atención y cuidados deben ser dirigidos a tal fin. Como todas las anteriores, esta nueva civilización conlleva la posibilidad de acercarnos un poco más al Plan de Dios en la Tierra. A través de la energía del alma, el centro espiritual del hombre, este Plan puede hallar su manifestación en una civilización planetaria.

Los intereses políticos, educativos, religiosos y económicos continuarán siendo los elementos constitutivos de nuestra sociedad, pero las bases profundas de nuestras vidas serán totalmente trasformadas.

La conciencia autocentrada será trascendida en la medida que nuestra atención sea modificada para dar lugar a las energías espirituales de Luz, Amor y Voluntad al Bien, en esta nueva civilización. ¿Cómo se producirá esta trasformación masiva en la conciencia? El núcleo de la nueva civilización ya existe hoy, alimentado y defendido por los pensadores, por aquellos miembros de la familia humana que aman y cuyas vidas están dedicadas al servicio del desenvolvimiento del Plan de evolución… Existen millones de hombres y mujeres de buena voluntad y de ellos es el poder de cambiar las formas de vida. Estos hombres y mujeres trabajan sin buscar notoriedad y son los miembros responsables de nuestras comunidades, ciudades y naciones. Ellos son el alma del mundo y tienen la llave para la solución de los problemas del mismo pues son trasmisores y trasformadores de energía.

El reconocimiento, ampliamente difundido, del mal causado por el odio y la agresión, ha hecho posible el surgimiento de una nueva actitud en todo el mundo basada en la buena voluntad. ¿Podemos tener una visión de todo esto usando la imaginación creadora? ¿Podemos ser nosotros quienes la presentemos al mundo? Miles de hombres y mujeres permanecen como radiantes puntos de luz sobre la faz de la tierra. Esta luz irradia desde su corazón y esta radiación ilumina el camino hacia el mundo que viene. Es a través de la expresión iluminada de la buena voluntad que se abre el camino para que transitemos desde una civilización a otra.

[PH] Hoy, cada nación tiene ante sí una oportunidad grande y única. Nuestro horizonte se extiende hacia el infinito; nuestros ojos ya no están fijos en nuestro primer plano inmediato. Estamos entrando en un amplio período experimental de descubrimiento; descubriremos lo que exactamente somos —como naciones, en nuestras relaciones grupales, por medio de nuestra expresión de la religión y en nuestra modalidad de gobiernos. Será una era intensamente difícil… El único factor que finalmente puede traer y a su debido tiempo traerá armonía y el fin de estas condiciones caóticas, es relaciones humanas.

[Bibliografía: Los Problemas de la Humanidad, Curación Esotérica (de los libros de Alice A. Bailey por Fundación Lucis)] y Secuencia 2 de Buena Voluntad. www.lucis.org

(Escuchado/descargado 45 veces, 1 visitas hoy)
1+
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa