0%

Buena voluntad y el trabajo en Naciones Unidas

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Buena voluntad y el trabajo en Naciones Unidas

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 62 veces, 1 visitas hoy)
[EJ – Agosto 1942] Cuando la guerra estalló, publiqué un artículo titulado La Actual Crisis Mundial y en él traté de trazar los orígenes del conflicto y los factores que hicieron posible esta catástrofe. Más tarde apareció otro artículo denominado El Orden Mundial Venidero, que procuró mostrar, a un mundo que sufría, una visión de un futuro material y espiritual que los corazones de los hombres han demandado por largo tiempo. Así se hizo un intento para ocuparse tanto del pasado como del futuro. Más no era posible en ese momento, de-bido a la desunión existente entre esas naciones que hoy forman las Naciones Unidas. También había una falta de comprensión y una perspectiva egoísta entre esas naciones que en ese momento eran neutrales.
Por encima de todo lo demás estaba el hecho de que los asuntos involucrados tenían que ser decididos por la humanidad misma y entonces no era posible predecir con algo de exac-titud lo que haría la humanidad. Aun los hombres más esclarecidos y los líderes espirituales de la raza no podían juzgar qué postura adoptaría el género humano, o si había suficientes personas de clara visión en el mundo que pudieran arrastrar y arrastraran a la masa de hombres hacia efectiva oposición a las Potencias del Eje. La pregunta era: ¿Temor mundial y egoísmo universal dominarían, o el espíritu de libertad y el amor a la libertad serían sufi-cientemente fuertes como para soldar a las naciones libres en un todo unido y firme?
Hoy el asunto es claro y el fin inevitable.
[RC] En Junio de 1945 Cristo puso en marcha las fuerzas de reconstrucción que están rela-cionadas con el aspecto Voluntad de la divinidad y que hasta ahora siguen siendo las me-nos poderosas de las tres corrientes de energía liberadas durante los tres Festivales de Luna Llena en 1945. Estas fuerzas de reconstrucción son efectivas principalmente en rela-ción con esas entidades que llamamos naciones. La Jerarquía en este momento está tra-tando de canalizarlas dentro de la Asamblea de las Naciones Unidas; el uso que se haga de estas energías impersonales depende de la cualidad y la naturaleza de la nación receptora, de su medida de verdadero esclarecimiento y de su punto en la evolución. Las naciones son la expresión hoy en día del masivo egocentrismo de un pueblo y de su instinto de su-pervivencia. Estas energías pueden, por lo tanto, aumentar ese aspecto de sus vidas. Pue-den, por lo tanto, y a pesar de esto, aumentar la potencia del objetivo que las Naciones Unidas (en la actualidad) teóricamente mantienen ante los ojos de los hombres en todas partes.
El principal objeto de la Jerarquía es distribuir de tal manera estas energías constructivas, sintetizadoras, que la teoría de la unidad pueda lentamente ser trasformada en práctica, y la palabra “Unidos” pueda llegar a tener una verdadera significación y significado. Es con este tipo de energía que el Avatar de Síntesis está peculiarmente aliado. Él trasmitirá a la humanidad, con la ayuda del Cristo, algo para lo cual no tenemos hasta ahora nombre al-guno. No es amor ni voluntad, como los comprendemos.
[BVM – SECUENCIA 1] La energía sigue al pensamiento, por la plegaria invocativa y la me-ditación estas energías son contactadas y puestas en circulación creando una atmósfera espiritual positiva, contribuyendo a lograr un consenso y propuestas más sabias entre hombres, líderes y naciones. Tales como dar, compartir y distribuir.
En los próximos años grupos y organizaciones de todas partes del mundo realizarán pro-gramas no sólo para apoyar a las Naciones Unidas sino también para reflexionar sobre po-sibles formas de aumentar la eficacia de la Organización.
Las energías espirituales contenidas en La Gran Invocación pueden ser ofrecidas a las Na-ciones Unidas y dirigidas hacia su trabajo mundial por la cooperación activa de todos los verdaderos servidores de la raza humana.
[RC] Por primera vez en la historia humana, el amor de Dios estuvo corporizado en un hombre y Cristo inauguró la era de amor. Esa expresión de amor divino todavía está en ciernes; el mundo aún no está lleno de amor y hay pocos que comprenden el verdadero significado de la palabra. Pero —hablando simbólicamente— cuando las Naciones Unidas se conviertan en poder fáctico y real, el bienestar del mundo entonces estará asegurado. ¿Qué es ese bienestar sino amor en acción? ¿Qué es la cooperación internacional sino amor en una escala mundial? Estas son las cosas que el amor de Dios en Cristo expresó y estas son las cosas que estamos trabajando aquí hoy para traer a la existencia. Estamos intentando hacerlo en una vasta escala y esto a pesar de la oposición —una oposición que sólo puede triunfar temporariamente, tal es la potencia del despierto espíritu del hombre. Estas son las cosas a las cuales la Jerarquía, en sus ya exitosos procedimientos, está ayu-dando y continuará ayudando.
[PH] La belleza de la situación presente es que aun en la comunidad más pequeña se ofre-ce a los habitantes una expresión práctica de lo que se necesita a escala mundial; las dife-rencias en familias, en iglesias, en municipalidades, en ciudades, en naciones, entre razas e internacionalmente, todas requieren el mismo objetivo y el mismo proceso de ajuste: el establecimiento de rectas relaciones humanas. La técnica o método para producir esto si-gue siendo igual en todas partes: la utilización del espíritu de buena voluntad.
[CE] Buena voluntad está siendo reconocida como necesaria para el desenvolvimiento del mundo, y los hombres descubren que “ningún hombre vive para sí mismo” —ni nación al-guna tampoco; ellos están descubriendo el hecho de que es cuestión de sentido común y sabiduría mejorar las condiciones de los hombres en todas partes. Esta es una nueva acti-tud y un acercamiento reciente y más pleno de esperanza.

[Bibliografía: Los Problemas de la Humanidad (edición completa en español 2014), La Reaparición del Cristo, Curación Esotérica (de los libros de Alice A. Bailey por Fundación Lucis)] y Secuencia 1 de Bue-na Voluntad. www.lucis.org

(Escuchado/descargado 62 veces, 1 visitas hoy)
1+
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa