0%

Conflicto entre Fuerzas de Origen Antiguo – Cuarta Parte

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


Conflicto entre Fuerzas de Origen Antiguo - Cuarta Parte

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


Ahora les plantearé otra consideración vital. Mirando retrospectivamente vuestras vidas individuales, serán conscientes de que los puntos de crisis y los ciclos de tensión constituyeron para ustedes las oportunidades mayores y los momentos de “seguir adelante”. De estas oportunidades ustedes sacaron provecho o —descuidándolas— temporalmente fracasaron. Este mismo factor crítico (si puedo llamarlo así) actúa también en el mundo de los hombres y en grupos y masas; hoy el punto de tensión para la humanidad en una situación tal, similar a la que se encuentra en la vida individual, puede ser notado. La Jerarquía también se halla en un punto de extrema y científica tensión —científica porque es inducida y dirigida; ustedes pueden, si así lo eligen, representarse a estos dos grandes grupos uno frente al otro. La Jerarquía está al tanto de la necesidad, del propósito de la tensión dual, y deseosa de llevar esta tensión a una “crisis de precipitación” tal, que la fusión de los dos grupos será inevitable, mientras que el otro grupo, humanidad, generalmente ignorante de las implicaciones de la situación, está sufriendo, desconcertado y lleno de temor. Entre estos dos grupos se halla el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, hoy constituido por dos cuerpos de gente:

1. Aquellos que están al tanto del Plan, están sujetos a impresión jerárquica y son sensitivos a la misma, y están dedicados a la tarea de ocasionar la deseada fusión o aunamiento grupal. Son los servidores consagrados del mundo, quienes están libres de todo matiz de separatividad, plenos de amor hacia todos los hombres y ansiosos por difundir buena voluntad comprensiva. Corresponden al “corazón amoroso consagrado”, mencionado más arriba.

2. Una pequeña minoría que ha surgido del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y que puede (en cada país) funcionar en formación grupal si lo elige, y así ocasionar la fusión para la cual el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo está trabajando y para la cual el punto de tensión en la humanidad y en la Jerarquía predispone y ha preparado a los corazones de los hombres. Su oportunidad y responsabilidad es grande, porque ellos conocen el Plan, están en contacto con los instructores que guían en el aspecto interno —y son sensitivos a la impresión superior. Corresponden a los puntos de iluminación, y así a las “mentes iluminadas”, referidas más arriba.

He aquí el cuadro de estas interrelaciones esotéricas, y aquí ustedes pueden notar la posición que podrían asumir, ya que estos grupos tienen una definida oportunidad de ocasionar esta fusión mundial y así precipitar la “crisis de amor” a la cual me he referido tan a menudo. El Gran Acercamiento por parte de la humanidad está ocurriendo ahora, con la tensión inducida de este modo creciendo momentáneamente; aumentará con creciente velocidad y tensión hasta 1942, cuando la primera etapa de fusión se habrá efectuado sobre la tierra, resultando en generalizada buena voluntad y comprensión mundial o en postergación —con tristes resultados para la familia humana y una inevitable interrupción en la tensión, lo cual adoptará una forma que causará mucho sufrimiento real y desastre generalizado. Este desastre puede adoptar muchas formas, pero sobre ellas no especularemos, excepto conciencializar la urgencia y la necesidad de acción inmediata que se demanda en este momento.

Hay dos puntos para recordar en conexión con estos grupos simiente, y están en línea con análogas condiciones en las “simientes” que fructificaron —después de implantación y desarrollo— en el hombre-animal, produciendo el individuo viviente auto-consciente y, en su totalidad, el cuarto reino en la naturaleza, pero también son expansiones de las mismas. El primer punto se relaciona con la cualidad de la simiente implantada, y el segundo con el método de su implantación.

La cualidad de la “simiente de los hijos de Dios” que produjo efectivamente a la familia humana fue intelectual, y el hombre auto-consciente y auto-dirigido fue el resultado. El fruto de esta cualidad, más la vivencia de la simiente misma, pueden ser vistos hoy en las personas pensantes más avanzadas y cultas, y en quienes son personalidades en algún sentido de la palabra.

El método empleado fue el don de la mente a los más avanzados entre los hombres animales en una mayoría de casos, el estímulo de la facultad instintiva en otros, mientras que un tercer método fue abandonar a una minoría al curso de evolución ordinario. Estas últimas hoy constituyen las menos desarrolladas y las más atrasadas de las razas sobre la Tierra. Son, de hecho, un número muy pequeño por cierto.

En conexión con los “grupos-simiente” que se están fusionando y mezclando en la humanidad en este momento y que —en su totalidad— constituyen el núcleo del quinto reino, la cualidad que los distingue es la capacidad de responder intuicionalmente a impresión superior y presentar la mente (con que la humanidad fue dotada en el proceso primitivo) a la luz de la intuición y de ahí a iluminación. Esta intuición es una mezcla de las dos cualidades divinas de budi-manas, o comprensión espiritual intuitiva (involucrando interpretación e identificación) y la mente abstracta superior, que es esencialmente el poder de comprehender eso que no es concreto o tangible pero que es, en realidad, un reconocimiento innato de los aspectos inferiores del Plan divino como debe afectar la vida en los tres mundos. La humanidad, siendo aún primariamente auto-consciente y auto-centrada, considera este Plan como el Plan divino para el hombre, pero —a medida que los grupos simiente crezcan y se desarrollen— la estrechez de esta visión parcial se evidenciará cada vez más. El Plan de Dios es omniabarcante y Sus propósitos incluyen todas las formas de vida y sus relaciones. Esta cualidad de los grupos simiente está descripta en literatura esotérica corriente como amor-sabiduría (la naturaleza del corazón y la mente superior) y esto describe los grupos futuros; sin embargo, no es amor como usualmente se lo comprende, o sabiduría como el hombre generalmente la define. Este está libre de emoción y del astralismo que caracteriza la vida del plexo solar que la mayoría de la gente vive; amor, esotéricamente y en realidad, es comprensión perceptiva, la capacidad de reconocer eso que ha producido una situación existente, y por consiguiente libre de crítica1; involucra ese silencio benéfico que lleva curación en sus alas y que es solamente expresivo cuando el aspecto inhibición de silencio está ausente y el hombre ya no tiene que calmar su naturaleza inferior y acallar las voces de sus propias ideas para comprender y lograr identificación con eso que debe ser amado. ¿Pueden seguir la belleza de este concepto y comprehender la naturaleza de esta silenciosa profundidad de verdadera comprensión?

Extraído de La Exteriorización de la Jerarquía, Alice A. Bailey, CONFLICTO ENTRE FUERZAS DE ORIGEN ANTIGUO – Agosto de 1939

COMPARTIR

Detalles:


Descubrir más
JugarCubiertaEl Título De La Pista
La Pista De Los Autores