0%

Curación esotérica

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Curación esotérica

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 100 veces, 1 visitas hoy)

ECLIPSE ANILLO DE FUEGO… Algunas citas sobre las epidemias:
[CE] En cada consideración oculta de la enfermedad debe aceptarse como proposición básica que toda enfermedad es un resultado del mal uso de fuerza en alguna vida ante-rior o en esta. Esto es fundamental.
Las condiciones astrales de temor, preocupación e irritación hoy están tan difundidas que podrían ser consideradas como epidémicas, en sentido planetario.
Las enfermedades pueden agruparse en cinco categorías principales, y una de ellas es la siguiente:
[SE II] Enfermedades contagiosas (epidémicas o endémicas) que son de origen grupal e involucran al hombre como parte del karma de su grupo, pero muy frecuentemente no tienen relación con su karma personal.

En el siguiente párrafo se hace un comentario general sobre la relación de las epidemias con la condición de la sustancia etérica del planeta:
[CE] Las enfermedades grupales y las de cualquier tipo de epidemias a través de las masas están fundadas en alguna condición de la sustancia etérica del planeta. Esas en-fermedades que son generales, nacionales, raciales y planetarias, llegan al individuo por conducto del cuerpo etérico, y no son tan personales en sus implicaciones.
La relación de las epidemias con el cuerpo etérico:
[CE] … enfermedad, en su causa inmediata, puede ser atribuida al cuerpo etérico indi-vidual, cuando la dificultad es netamente local, o al cuerpo etérico planetario (en par-ticular el cuerpo etérico del cuarto reino en la naturaleza) cuando están involucradas epidemias, o una condición tal como guerra, afectando a grandes masas de hombres.
… el cuerpo etérico no ha sido considerado hasta ahora como un hecho existente, des-de el ángulo de la medicina ortodoxa, aunque hay un giro moderno hacia el énfasis so-bre vitalidad, sobre las cualidades vitales en el alimento, y dar productos vitamínicos, a fin de provocar una respuesta vital. Este es el primer indicio de una incomprendida necesidad de acrecentar la potencia del cuerpo vital. … la condición del cuerpo etérico predispone al sujeto a enfermedad o lo protege de enfermedad… el cuerpo etérico es el mecanismo de la vida pránica, vital, y subyace al equipo externo, familiar, del sistema nervioso, que alimenta y activa todas las partes del organismo físico. La relación que existe entre los centros, los nadis y todo el sistema nervioso, constituye el campo de la nueva medicina e indica un nuevo y más amplio campo de investigación.
[CE] El poder de absorción con que está dotado el planeta es muy grande dentro de ciertas limitaciones; estas limitaciones, por ejemplo, es lo que promueve epidemias co-mo secuela de la guerra. Tales epidemias tienen un grave efecto sobre la raza humana después que ha terminado el ciclo de guerra y después que se ha agotado la consiguien-te epidemia. La humanidad, particularmente en Europa oriental, no se había recuperado completamente de las epidemias, incidentales a la primera parte de la guerra mundial, cuando tuvo lugar la segunda parte. Los efectos sicológicos continúan; las cicatrices y los resultados de la segunda fase de esa guerra mundial persistirán durante cincuenta años, aunque —debido al mayor conocimiento científico del hombre— el factor epidé-mico puede ser mantenido sorprendentemente dentro de límites. Esto, sin embargo, aún sigue siendo incierto. Sólo el tiempo demostrará cuán exitosa es la humanidad neutrali-zando las penalidades que la naturaleza ultrajada tiende a imponer.
[CE] Sólo cuando el alma, conscientemente y con la cooperación de la personalidad, construya el templo del cuerpo y luego lo mantenga lleno de luz, desaparecerá la en-fermedad; esta construcción sin embargo es un proceso científico, y en las primeras etapas del discipulado (o sea el momento en que el alma comienza a aferrarse a su ins-trumento, la personalidad) conduce inevitablemente a conflicto, aumentada tirantez y frecuentemente agravada enfermedad y desarmonía… Estos efectos serán superados, pero —durante este reajuste— mientras se registran y expresan, habrá mucha angustia física y sicológica, y todas las mayores y menores dificultades de las que la humanidad parece ser heredera.
[CE] Por el desarrollo de buena voluntad, que es la voluntad de buena intención y mo-tivo, llegará la curación de enfermedades del aparato respiratorio, pulmones y garganta, la estabilización de las células del cerebro, la cura de insanias y obsesiones, y se ob-tendrá equilibrio y ritmo.
Les pediría encarecidamente que reflexionen sobre toda esta información con estudiosa atención. La nota clave para buena salud, esotéricamente hablando, es compartición o distribución, así como es la nota clave para el bienestar general de la humanidad. Los males económicos del género humano se corresponden mucho con la enfermedad en el individuo. Hay falta de un libre flujo de las necesidades de la vida a los puntos de dis-tribución; estos puntos de distribución están inactivos; la dirección de la distribución es defectuosa, y sólo a través de una sensata y mundial captación del principio de compartir de la Nueva Era, los males de la humanidad serán curados; sólo por la co-rrecta distribución de energía los males del cuerpo físico del hombre individual tam-bién serán curados. Esto es un fundamento (diría, el principio fundamental) de toda curación espiritual. En el último análisis esto también presupone un final y científico reconocimiento del cuerpo etérico del planeta, y en consecuencia del hombre.

[Bibliografía: Sicología Esotérica, Tomo II, y Curación Esotérica (de los libros de Alice A. Bailey por Funda-ción Lucis)]. www.lucis.org

(Escuchado/descargado 100 veces, 1 visitas hoy)
1+
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa