0%

El N.G.S.M: Agentes de la Jerarquia en un Mundo en caos

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


El N.G.S.M: Agentes de la Jerarquia en un Mundo en caos

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 42 veces, 1 visitas hoy)
36+

Podría ser de valor aquí si durante unos pocos minutos procuráramos captar el punto de vista de los líderes espirituales de la raza, de la Jerarquía planetaria, del Cristo y Su Iglesia.

Estos Trabajadores contemplan un mundo angustiado y colmado de sufrimiento. El problema económico ha crecido en importancia y es un factor determinante en muchos casos. En un mundo de abundancia, los hombres están muriendo de hambre en todas partes o subsistiendo con deplorable carencia mientras que otros de sus semejantes, en el mismo país, tienen demasiado y se aferran a ello, y a menudo cometen crímenes para mantenerlo. En un mundo colmado de actividad, hay hombres que se ven forzados a una odiada inercia debido al desempleo, y millones de hombres y mujeres no tienen nada que hacer, excepto vivir de la beneficencia, por la caridad de los bienintencionados, o del crimen, pero carcomiéndose de envidia (consciente o inconscientemente) porque se les niega el derecho de todo ser humano a vivir, trabajar y sostenerse por sí mismo. En un mundo donde todos los hombres desean paz y la oportunidad de vivir felices en casa o en el extranjero, las naciones en todas partes se están armando o están fortificando sus fronteras en un esfuerzo por lograr esa seguridad que les permitirá vivir a salvo dentro de sus límites, libres de ataque, o por imponer sus ideas a sus semejantes o a naciones. En un mundo de religiones organizadas, se observa la misma condición de caos. Las iglesias en todos los países frenéticamente están tratando de mantener su aferramiento —espiritual, mental o financiero— sobre la gente y es un juego perdido, porque los días de control por la casta clerical en realidad han terminado… El trabajo de las grandes religiones mundiales ha sido eminentemente exitoso y ha sido llevado a cabo hasta la deseada consumación, y ahora la nueva religión mundial, que es la del reino de Dios, está definitivamente en camino.

Tal es el lado oscuro del panorama y de hecho es oscuro, y los hombres están preocupados y sienten que ningún terreno seguro se encuentra en parte alguna. La actual situación mundial contiene las simientes de extrema dificultad y la catástrofe enfrenta a la gente, como lo ha hecho tres veces antes, aunque en una escala mucho menor. Sin embargo, todo esto puede evitarse si los que conocen la meta y ven la visión y las posibilidades emergentes recobran su fuerza y —por la fortaleza de amor y sacrificio— contrarrestan las fuerzas del odio y de la muerte. Cuando quienes guían y enseñan en el lado interno de la vida contemplan el mundo, ven en todo país, en toda raza y en todo cuerpo religioso, coloreando así toda ideología o escuela de pensamiento (económica, política y religiosa), a quienes son movidos por amor a sus semejantes y están impulsados por un sincero deseo de verdadero bienestar para ellos. En este momento quisiera enfatizar lo siguiente:

Las afiliaciones políticas y religiosas de un hombre pueden ser fuertemente mantenidas e inspirar su verdadera lealtad, y sin embargo no tienen por qué impedir, de manera alguna, que él sea una parte activa del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. No tienen por qué disuadirlo de estar activamente del lado de la buena voluntad mundial ni proporcionar una barrera para esa sensitividad espiritual que lo hace susceptible a la impresión espiritual superior interna.

Los servidores de la Jerarquía espiritual y los discípulos del mundo se encuentran en toda nación; son leales a la ideología o tendencia política de pensamiento o gobierno de esa nación; los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo abrazan todo credo político y reconocen la autoridad de toda religión imaginable. Hombres y mujeres de buena voluntad pueden ser descubiertos funcionando en todo grupo, no importa cuál sea su ideología, credo o creencia. La Jerarquía no busca cooperadores en una determinada escuela de pensamiento, credo político o gobierno nacional. Los encuentra en todos y coopera con todos. Esto lo he dicho frecuentemente, sin embargo ustedes lo encuentran difícil de creer, tan convencidos están muchos de ustedes de que su creencia peculiar y su particular aceptación de la verdad es la mejor indudablemente y la más verdadera. Puede que lo sea para ustedes, pero no para vuestro hermano de otra persuasión, nación o religión.

Así hallamos, como bien saben, miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo diseminados por todas partes. Ellos son los únicos agentes que la Jerarquía elige emplear en este momento y a ellos se les encomienda la tarea de hacer las siguientes cosas:

• Restablecer el equilibrio mundial a través de comprensión y buena voluntad.

• Llevar armonía y unidad entre hombres y naciones por la revelación de la difundida buena voluntad existente en todas partes.

• Precipitar, a través de percepción espiritual y correcta interpretación, el reino de Dios en la tierra.

Esta es una tarea gigantesca pero no imposible, siempre y cuando haya aspiración unida, sacrificio unido y la inter-relación de los tres grupos:

• La Jerarquía planetaria, la Jerarquía espiritual, denominada en Occidente el reino de Dios.

• El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, o los discípulos y aspirantes y la intelectualidad espiritual del mundo.

• Los hombres y mujeres de buena voluntad que se encuentran en todas partes.

Amor a la humanidad y deseo de ayudar están indudablemente presentes. Sin embargo el caos crece; los odios aumentan; la guerra se propaga; pasados esfuerzos parecen fútiles para detener la marea que parece a punto de arrastrar a la humanidad al borde del desastre.

Este factor de futilidad y la fatiga incidente a la lucha prolongada son reconocidos hoy por los líderes en todas partes. Se demanda un nuevo camino, se desea saber qué está básicamente en falta, y descubrir por qué el intenso auto-sacrificio y los esfuerzos divinamente motivados de muchos cientos de hombres y mujeres no lograron detener la guerra, solucionar el problema económico y liberar a la humanidad.

Compilado “El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo”; de los libros azules, los libros de Alice Bailey.

(Escuchado/descargado 42 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa