0%

El N.G.S.M: Un grupo, muchas facetas

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


El N.G.S.M: Un grupo, muchas facetas

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 9 veces, 1 visitas hoy)
35+

Los grupos religiosos también han sido muchos —tantos que no sería posible enumerarlos. Tenemos los grupos de místicos católicos que son la gloria de Occidente; además están los protestantes, luteranos, calvinistas y metodistas, los Padres Peregrinos —esos hombres serios y adustos—, los hugonotes y los mártires moravos, y millares de sectas modernas de cada grupo. Todos sirvieron su propósito y llevaron al hombre al punto de sublevación, apartándolo del sometimiento a la autoridad. Por la fuerza de su ejemplo excepcional han impelido al hombre a pensar por sí mismo. Defendieron la libertad y el derecho personal de saber.

El grupo cultural apareció bajo el cuarto rayo, mientras que el primer rayo estimuló las actividades políticas que produjeron tantos cambios en las naciones. Bajo el impulso de los rayos quinto y tercero, han surgido grupos de investigadores científicos que trabajan con las fuerzas y energías que constituyen la Vida divina, se ocupan de la apariencia externa de Dios, buscando de afuera adentro, demostrando al hombre su esencial unidad con toda la creación y su relación intrínseca y vital con todas las formas de vida. Los nombres de los individuos de cualquier grupo son legión y relativamente sin importancia. Lo que tiene valor es el grupo y su trabajo interrelacionado. Resulta interesante observar que en el grupo científico la unidad subyacente es especialmente notable, porque sus miembros están singularmente libres de sectarismos y rivalidades. No puede decirse lo mismo de los grupos religioso y político.

En relación con las muchas naciones y las miríadas de hombres en la tierra, estos grupos moldeadores bajo las diversas divisiones son pocos en número. Su personal, su contribución al crecimiento de la expresión humana y su lugar en el plan, pueden ser muy fácilmente rastreados. El punto a ser enfatizado es que todos han sido motivados desde el aspecto subjetivo interno de la vida; aparecieron bajo un impulso divino y con un trabajo específico que cumplir; todos han estado compuestos en la etapa primaria por discípulos e iniciados de los grados menores; todos han sido subjetivamente guiados paso a paso por sus propias almas, las cuales, a su vez, han estado cooperando conscientemente con la Jerarquía de Conocedores. Este ha sido el caso incluso cuando el hombre individual mismo lo haya ignorado totalmente, o su lugar en el grupo y la misión divina de ese grupo. Recuérdese además que no ha habido un solo fracaso, aunque una y otra vez el individuo no se haya percatado del éxito.

La marca de estos trabajadores es que ellos construyen para la posteridad. Que quienes los han seguido han fracasado, y que quienes han respondido a este trabajo no han sido fieles al ideal es desastrosamente cierto, pero el grupo inicial ha tenido éxito uniformemente. Esto por cierto invalida el pesimismo y demuestra la enorme potencia de la actividad subjetiva.

El grupo de filósofos de más moderna data ya está moldeando poderosamente el pensamiento, mientras que las antiguas escuelas de filósofos asiáticos recién están comenzando a influenciar ideas occidentales. Mediante análisis, correlación y síntesis, el poder de pensamiento del hombre es desarrollado y la mente abstracta puede ser unificada con la concreta. Mediante su trabajo por lo tanto esa interesante sensitividad de hombre, con sus tres características sobresalientes de instinto, intelecto e intuición es llevada a una condición de inteligente coordinación. Instinto relaciona al hombre con el mundo animal, intelecto lo une con sus semejantes, mientras que la intuición le revela la vida de divinidad. Todos estos tres son materia de investigación filosófica, pues el tema de los filósofos es la naturaleza de la realidad y los medios de conocimiento.

Los dos grupos más modernos son los psicólogos que trabajan bajo el mandato délfico “Hombre, conócete a ti mismo”, y los financieros que son los custodios de los medios por los cuales el hombre puede vivir en el plano físico. Estos dos grupos, necesariamente y a pesar de aparentes divergencias y diferencias, son más sintéticos en sus aspectos fundacionales que cualquiera de los otros.

Un grupo se ocupa del género humano, de los diversos tipos de humanidad que el mecanismo empleó, los impulsos y características del hombre, y del propósito —aparente u oculto— de su ser.

El otro grupo controla y ordena los medios por los cuales él existe, controlando todo lo que puede ser convertido en energía y constituyendo una dictadura sobre todos los modos de transacción, comercio e intercambio. Dinero, sólo es energía o vitalidad cristalizada —lo que el estudiante oriental denomina energía pránica. Es una concretización de fuerza etérica. Es por lo tanto energía vital exteriorizada, y esta forma de energía está bajo la dirección del grupo financiero. Es el último grupo en materia de fecha, y su trabajo (debería tenerse en mente) está muy definidamente planeado por la Jerarquía. Están ocasionando efectos sobre la tierra que son de muy amplio alcance.

Ahora que han trascurrido siglos desde el cónclave en el siglo dieciséis, estos grupos externos han desempeñado su parte y realizado servicio muy notable. Los resultados logrados han alcanzado una etapa donde son internacionalmente efectivos, y su influencia no está limitada a una sola nación o raza.

 

Compilado “El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo”; de los libros azules, los libros de Alice Bailey.

(Escuchado/descargado 9 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa