0%

El N.G.S.M y el ritmo ciclico

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


El N.G.S.M y el ritmo ciclico

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 33 veces, 1 visitas hoy)

En todo país europeo, en los Estados Unidos de América y en partes de Asia y Sudáfrica, se encuentran ciertos discípulos, usualmente no reconocidos en el mundo en general, quienes están pensando verdad. Permítanme llamar vuestra atención sobre esta frase. Los trabajadores más importantes en este nuevo grupo, y los que están más cerca de los Grandes Seres, son aquellos cuya vida-de-pensamiento cotidiana está orientada por el nuevo ideal. Puede que sea cierto que esta vida-de-pensamiento de ellos quizás resulte en definidas actividades exotéricas, pero ellos son ante todo y siempre los que viven en el “lugar elevado y secreto” y trabajan desde allí. Su influencia es ejercida silenciosa y tranquilamente y no ponen énfasis alguno sobre sus personalidades, sobre sus propios pareceres e ideas o sobre sus métodos de llevar adelante el trabajo. Poseen una plena conciencialización de sus propias limitaciones, pero no son obstaculizados de ese modo, sino que proceden a pensar bien, hasta la manifestación objetiva, ese aspecto de la visión que tienen por misión vivificar, hasta dar forma. Son necesariamente cultos e instruidos, pues en estos tiempos de transición tienen que cultivar una captación mundial de condiciones y poseer una idea general de lo que está sucediendo en los diferentes países. En verdad no poseen nacionalidad alguna en el sentido de que consideren a su propio país y sus afiliaciones políticas como de importancia trascendental. Están equipados para organizar lenta y firmemente esa opinión pública que finalmente divorciará al hombre del sectarismo religioso, de la exclusividad nacional y de las predisposiciones raciales.

Uno por uno, aquí y allá, están siendo extraídos y están atrayendo hacia ellos a quienes están libres de las limitaciones de pasadas teorías políticas, religiosas y culturales. Ellos, los miembros del grupo uno, están organizando a esas almas vanguardistas en grupos que están destinados a iniciar la nueva era de paz y buena voluntad. Estas últimas, quienes están siendo influidas por los miembros del grupo, hasta ahora son sólo unas pocas miles entre los millones de hombres, y de los cuatrocientos discípulos aceptados trabajando en el mundo en este momento (aproximadamente 1934), sólo alrededor de 156 están equipados, por su actividad de pensamiento, para formar parte de este grupo lentamente en formación. Constituyen el núcleo de lo que algún día será una fuerza dominante. Durante los próximos veinticinco años su influencia llegará a ser lo bastante potente como para atraer atención política, siempre que aquellos de ustedes que hayan percibido la visión de un poderoso cuerpo subjetivo de Almas pensantes puedan decir las palabras necesarias y delinear esos conceptos que acelerarán el trabajo de integración, y poner a las unidades en este grupo en contacto entre sí. Hagan todo lo posible para procurar que esto sea realizado y hacer de esto el mensaje y la nota clave del trabajo que todos ustedes hagan dondequiera estén.

El cuadro a mantener ante vuestros ojos es el de una vasta red de grupos, trabajando en las muchas líneas posibles, pero teniendo en su centro o detrás de ellos —trabajando silenciosamente y persistentemente influyendo mediante contacto del alma— a uno o más miembros del nuevo grupo que está surgiendo lentamente. Estos puntos focales a través de los cuales la Jerarquía ahora está procurando trabajar, se mantienen unidos telepáticamente y exotéricamente deben trabajar en la más completa comprensión, preservando siempre una actitud de no-interferencia, y dejando a cada trabajador en libertad para enseñar a su propio grupo como él crea conveniente. Los términos utilizados, los métodos empleados, los tipos alcanzados, las verdades enseñadas, la disciplina de vida demostrada, a nadie conciernen sino al discípulo activo.

todos los procesos creativos proceden con un ritmo cíclico. El ritmo establecido por el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo es un ciclo de tres años y usted se hallará conformándose a este ritmo. El fin de uno de esos ciclos llegó en mayo de 1936. Otro hacia el cual procederemos en un crescendo cada vez mayor de trabajo y de éxito será en mayo de 1939. El tercero vendrá en mayo de 1942. Tenga estas fechas cuidadosamente en mente y de este modo prepare sus planes para el futuro. De este modo estará trabajando con la ley y en las líneas de menor resistencia. Haga que cada ciclo de tres años se conforme al ritmo de creación. En el primer año, ponga su énfasis en la actividad del principio en manifestación, usando eso que aparece y con lo cual usted tiene que trabajar. En el segundo año, que la claridad y la cualidad de la nota a ser emitida por la forma en manifestación aparezca y sea oída. En el tercer año, detrás de la forma y expresándose a través de la cualidad, que la vivencia y la obra de la vida que mora internamente emerja para que todos la vean. Mantenga esto en mente mientras consolida el trabajo. La nota clave del primer año de trabajo es consolidación, la del segundo debe ser expansión; mientras que la nota clave del tercer año debe ser hacer un definido impacto sobre la conciencia pública, por la emisión y el énfasis de alguna clara nota. Si a esta medida cíclica se la mantiene de este modo en la mente, no se cometerán errores serios… El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo debe trabajar en estos ciclos de tres años y deben echarse los cimientos de logro cíclico. Este ritmo cíclico liberará de presión y sin embargo permitirá que los trabajadores en el Grupo sientan que no hay fracaso alguno. Es imposible hacer buen trabajo donde se encuentra un sentido de fracaso o falta de logro.

Ha llegado el momento en que el gran ritmo meditativo, que abarca desde el deseo a través de la plegaria hasta la adoración, y de allí a la meditación y la invocación, pueda ser impuesto por los hombres sobre su propio pensamiento.

Esta es la tarea inmediata del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, cooperando en todas partes con los hombres de buena voluntad; cada miembro del Nuevo Grupo debe cerciorarse por sí mismo dónde está ubicado, dónde reside su responsabilidad meditativa y en qué campo le indica el destino que debe servir a la raza de los hombres. Esta no es una tarea fácil, hermano mío.

 

 

Compilado “El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo”; de los libros azules, los libros de Alice Bailey.

(Escuchado/descargado 33 veces, 1 visitas hoy)
1+
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa