0%

El N.G.S.M. y la curacion

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


El N.G.S.M. y la curacion

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 33 veces, 1 visitas hoy)

Al paciente de influenza (cuando soporta la mayor virulencia de la enfermedad) no se le dice “no es nada, despreocúpese, levántese y atienda sus cosas”. De nada sirve decir hoy a los hombres “no teman, dejen de preocuparse, todo estará bien”. No les creerán, por una cosa, y afortunadamente, porque no es verdad. Las cosas no están bien y la humanidad y la vida planetaria no están bien. Esto lo sabe la Jerarquía, y está trabajando para mejorar las condiciones. Cuando lo peor de la “influenza planetaria” termina (y el paciente no muere), entonces puede hacerse la investigación y producirse el esfuerzo que puede evitar una recurrencia. En la actualidad, todo lo que puede hacerse es mantener al paciente en calma y también mantener la fiebre baja. Este es el trabajo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y de los hombres inteligentes de buena voluntad, que son legión.

Cuando echamos una mirada al mundo del intelecto y trasportamos nuestros pensamientos desde los puntos de viviente conocimiento a descubrirse allí, podemos llegar a percibir zonas de luz (tal como lo entendemos) que brillan en el plano físico, las cuales indican la luz brillante de algún trabajador, algún discípulo o un miembro del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Sé, por ejemplo, que tales zonas se encuentran (con respecto a los Estados Unidos) en Baltimore, Chicago, Cleveland y Rochester. Su peculiar fulgor me indica que allí debe haber un centro donde se hallan los más recientes conocimientos acerca del cuerpo del hombre. Sé que hay otras zonas de luz por todo el mundo. Mi trabajo y el de todos los instructores, en este período de transición, consiste en estimularlos y fertilizar sus mentes con ideas. No conocemos cada teoría que formulan en su búsqueda de la verdad, cada libro que escriben y cada conclusión a que llegan. Deben cargar con su propia responsabilidad, y si fracasan o triunfan para llegar a la verdad, deben hacerlo por su propio esfuerzo autoiniciado.

Existe siempre, como bien saben, una correspondencia entre el hombre individual y el mundo de los hombres como totalidad. Así como en la actualidad prácticamente cada ser humano tiene algo que anda mal físicamente —ojos, oídos, dientes o algún mal corporal—, la humanidad también está enferma y espera su curación. La curación será efectuada por intermedio del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y de los hombres de buena voluntad, ayudados por la Jerarquía, de cuyo centro planetario se extraerán las energías curadoras. Las imperfecciones han sido traídas a la superficie; los males a eliminar son conocidos por todos… El surgimiento de la imperfección y el planificado esfuerzo del mal han sido igualados por la aparición del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y por la preparación que está haciendo la Jerarquía para exteriorizarse en el plano físico. La Jerarquía es ahora extremadamente poderosa; sus Ashramas están colmados de iniciados y discípulos, y su periferia o campo magnético está atrayendo incontables millares de aspirantes hacia ella. La guerra asestó un golpe mortal al mal material, y su asimiento sobre la humanidad está grandemente debilitado.

LEY de CURACIÓN I: Toda enfermedad es el resultado de la inhibición de la vida del alma. Esto es verdad para todas las formas en todos los reinos. El arte del curador consiste en liberar al alma, a fin de que su vida pueda fluir a través del conglomerado de organismos que constituyen una forma determinada.

La próxima tarea a la que el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo consagrará sus esfuerzos será eliminar el temor en el mundo. Esto puede hacerse y tendrá lugar cuando los hombres y mujeres de buena voluntad despierten al hecho de la abundancia de buena voluntad que hay en todas las tierras. Hay millones de estos hombres de buena voluntad en el mundo; han estado aumentando constantemente en número como resultado de la agonía de la guerra mundial, pero, sintiéndose aislados y solos, han sido impotentes y fútiles. Se han sentido separados, inútiles e insignificantes. Como individuos, lo son. Como parte de un gran movimiento mundial, con una base espiritual y expresivo de la divinidad esencial en el hombre, no lo son. El masivo poder de buena voluntad, una cosa que hasta ahora ha permanecido sin organizar, se hallará que es irresistible. El trabajo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo hasta Mayo de 1942 es organizar este poder latente y traerlo a la expresión fomentándolo, mediante métodos educativos e indicando constantemente las líneas a lo largo de las cuales este espíritu potente puede manifestarse.

Este programa requerirá paciencia y mucho trabajo cooperativo. Los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo deben ser descubiertos por su reacción a estos ideales; deben ser entrenados en las nuevas políticas, y educados en la técnica de correcto pensamiento, acción no-agresiva, y la eliminación de antagonismos de toda clase; se les debe enseñar la manera según la cual estos ideales básicos de unidad mundial, síntesis económica y cooperación religiosa han de ser expresados y logrados. La Ley de Amor, expresado inteligentemente, debe ser aplicada a todas las relaciones humanas.

 

Compilado “El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo”; de los libros azules, los libros de Alice Bailey.

(Escuchado/descargado 33 veces, 1 visitas hoy)
0
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa