0%

El Nuevo Orden Mundial – Continuación

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


El Nuevo Orden Mundial - Continuación

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 45 veces, 1 visitas hoy)

Escrito en Abril de 1940

Doy por sentado que mis lectores reconocen alguna dirección inteligente o espiritual de la humanidad. No me interesa cómo denominan a ese Propósito guiador. Puede que algunos lo denominen la Voluntad de Dios; otros, las tendencias inevitables del proceso evolutivo; puede que aún otros crean en las fuerzas espirituales del planeta; puede que otros lo consideren como la Jerarquía espiritual del planeta, o la gran Logia Blanca; muchos millones hablan de la guía de Cristo y Sus discípulos. Sea lo que fuere, hay un reconocimiento universal de un Poder guiador, ejerciendo presión a través de las edades, que parece estar conduciendo todo hacia un último bien.

Alguna dirección definida ha conducido al hombre desde la etapa de hombre primitivo hasta ese punto evolutivo donde un Platón, un Shakespeare, un Da Vinci, un Beethoven puede aparecer. Algún poder ha evocado la capacidad del hombre para formular ideas, producir sistemas de teología, de ciencia y de gobierno; algún poder motivador interno ha dado al hombre la habilidad de crear belleza, descubrir los secretos de la naturaleza; alguna conciencialización de responsabilidad divina subyace en la filantropía, los sistemas educativos y los movimientos para el bienestar en todo el mundo. El progreso del espíritu humano ha sido uno de irresistible desenvolvimiento, de una apreciación de realidad, belleza y sabiduría en desarrollo. Instinto se ha convertido en intelecto; intelecto está comenzando a desplegarse en intuición. La significación de Dios, el registro de potencialidades divinas del hombre y la creciente capacidad de comprender y participar en los procesos de pensamiento de otros —todos indican progreso y desenvolvimiento.

A esta imagen de la belleza del espíritu humano se la debe poner al lado de la imagen anterior del egoísmo y la crueldad del hombre, de la inhumanidad del hombre para con el hombre. Ambas imágenes son verdaderas, pero únicamente la de belleza es eterna; la otra es sólo transitoria. El hombre es un compuesto de expresiones superiores e inferiores, y detrás de todas las guerras y dificultades que acompañan el progreso del hombre a través de las edades, radica este factor principal —una antigua y persistente lucha entre la aspiración espiritual del hombre y sus deseos materiales. Esta condición hoy está enfocada en el conflicto que prosigue con furia entre los poderes totalitarios y las naciones que están luchando por los derechos del espíritu humano y por la libertad de la humanidad.

Mi uso de la palabra espiritual nada tiene que ver con el uso que de esta palabra hacen las religiones ortodoxas, excepto en la medida que la expresión religiosa es una parte de la espiritualidad general de la humanidad. Es espiritual todo lo que tiende a comprensión, a bondad, a eso que produce belleza y que puede conducir al hombre a una expresión más plena de sus potencialidades divinas. Es mal todo lo que introduce al hombre más profundamente en el materialismo, lo que omite los valores superiores de la vida, lo que fomenta egoísmo, lo que erige barreras al establecimiento de rectas relaciones humanas y lo que nutre el espíritu de separatidad, de temor, de venganza.

Sobre la base de estas distinciones, sin duda es evidente que Dios está de parte de las naciones aliadas, pues no puede suponerse que Cristo esté de parte de Hitler y del gobierno de agresión cruel. La Jerarquía espiritual del planeta está arrojando todo el peso de su fuerza contra los poderes del Eje en la medida que los pueblos espiritualmente orientados del mundo pueden colaborar, pues no puede haber coerción del libre albedrío del hombre. Nadie teme a las naciones aliadas; la situación no ha sido precipitada por los Aliados; sus métodos no son los de la propaganda mentirosa ni el aterrorizar a los débiles y a los indefensos. Los hechos prueban estos puntos, y este reconocimiento es lo que está detrás de la constante ayuda de los Estados Unidos. El modo de vivir y los objetivos espirituales de las democracias son reconocidos por todos, y estos son los que están amenazados por los conceptos de vida totalitarios. A través de las democracias la humanidad habla.

No olviden que la verdadera cuestión es en el campo de conciencia y que la lucha es entre forma y la vida dentro de la forma, y entre progreso, conduciendo a la liberación del espíritu humano, y actividad reaccionaria, conduciendo al aprisionamiento de la conciencia humana y a la restricción de su libre expresión.

Aquí haría una pausa y les pediría solemnemente no ampliar las líneas de clivaje ubicándose, ustedes y todos los que siguen su misma ideología, del lado de las Fuerzas de la Luz y a las demás personas y sus ideologías, con las cuales ustedes puedan no estar de acuerdo, del lado de las Fuerzas de la Oscuridad. La cuestión es, en el último análisis, el derecho a expresar la voluntad-al-bien, el derecho a expresar relaciones humanas, no obstaculizadas por barreras territoriales y hábitos de pensamiento nacionales; involucra el derecho y la sentida necesidad de manifestar amor a todos los seres y de esa manera desarraigar todo odio y separatividad. Concierne al derecho de todas las naciones a vivir en paz con sus vecinos y en armonía entre sí, y a expresar la verdadera y subjetiva síntesis de la humanidad y no anteponer posesiones, fronteras, cultura, poder y ambición nacionales, al bien general y a la felicidad del mundo de los hombres. Esta es la cuestión real y subyacente. Todos los desafíos nacionales y llamados patrióticos son simplemente las tentativas de los líderes en todas partes para mantener al pueblo en una particular línea de pensamiento y de acción. Asegurar el mundo para la democracia, tener un lugar para vivir, defender los derechos de las pequeñas naciones, conservar el equilibrio del poder, oponerse a la fuerza con la fuerza, restablecer las antiguas e históricas fronteras, imponer alguna cultura considerada deseable, evitar la destrucción económica, mantener los objetivos e intereses nacionales, son todos puntos de discusión de los líderes hoy. Pero la verdadera cuestión intangible es la de la Dirección. ¿Qué camino tomará la humanidad? Seguirá el camino del altruismo, expresado en la disposición de actuar siempre en bien de todos, promoviendo así comprensión mundial y unidad mundial, o el camino del egoísmo y la agresión, expresado en un intenso nacionalismo, sacrificando así los verdaderos y superiores valores de emancipación, independencia y libertad de pensamiento. Este egoísmo puede manifestarse mediante agresión activa o una neutralidad activa. Las naciones que no participan en forma alguna en esta lucha, perderán mucho y —ensanchando su propia lucha egoísta y oscureciendo la real situación con hermosas palabras— ayudarán a prolongar la lucha, evitando que su propio pueblo aproveche una oportunidad útil.

Señalaría aquí también que así como en todas las familias, negocios y organizaciones están aquellos que son los puntos focales de autoridad y los diseñadores de las actividades planificadas, también dentro de ese grupo o cuerpo organizado conocido como humanidad hay puntos focales similares o aquellos que planifican, dirigen y producen los acontecimientos y eventos externos. Estos puntos focales son usados para ocasionar dos grandes cambios en el mundo; el primero es la fusión y mezcla de pueblos y minorías de manera que imperios coordinados y naciones cultas están empezando a aparecer en todas partes y, en segundo lugar, el cambio de fronteras y la alteración de límites para dar lugar a un completo reajuste del mapa del mundo en Asia, Europa y África. Escrito en Septiembre de 1939

El cambio externo está produciendo una síntesis interna y dispersión externa, y los clivajes están resultando interiormente en relaciones más estrechas y un más tolerante espíritu de comprensión. El poder de considerar, de elegir, de pensar y de discriminar se está desarrollando rápidamente entre todas las clases en todas partes, como resultado de los numerosos sucesos cataclísmicos, la presentación de numerosas circunstancias cambiantes y los numerosos puntos de vista y teorías de gobierno y de religión; estos surgen naturalmente de los nuevos contactos y la rápida presentación de eventos por medio de la prensa y la radio.

Esto es lo importante desde el punto de vista de la evolución y del crecimiento de la conciencia mundial. Los sucesos en el plano físico son incidentales y de poder transitorio.

(Escuchado/descargado 45 veces, 1 visitas hoy)
0
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa