0%

El Trabajo del Cristo: Destino de las Naciones

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


El Trabajo del Cristo: Destino de las Naciones

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 89 veces, 1 visitas hoy)
30+

En la Edad Media de la historia, y antes, fueron las iglesias y las escuelas de filosofía las que proveyeron las principales avenidas para la actividad del Cristo, pero hoy no es así. Las iglesias y la religión organizada harían bien en recordarlo. El Cristo ha trasferido Su énfasis y atención hacia dos nuevos campos de esfuerzo: primero, al campo de la educación mundial, y segundo, a la esfera de implementar inteligentemente esas actividades que están bajo el departamento de gobierno en sus tres aspectos de capacidad para gobernar, política y legislatura.

La gente común hoy está despertando a la importancia y responsabilidad de gobierno; por lo tanto, la Jerarquía comprende que antes de que el ciclo de verdadera democracia (como esencialmente existe y finalmente se demostrará) pueda venir a la existencia, es imperativamente necesaria la educación de las masas en capacidad de gobernar cooperativa, en estabilización económica mediante correcto compartir, y en limpia, política interacción. El largo divorcio entre religión y política debe terminarse, y esto ahora puede ocurrir debido al alto nivel de la inteligencia humana masiva, y al hecho de que la ciencia ha acercado tanto a todos los hombres, que lo que sucede en alguna zona remota de la superficie de la tierra es materia de interés general en pocos minutos. Tiempo y espacio ahora son anulados.

No olviden un punto importante. La Jerarquía misma es la consecuencia de la actividad y de la aspiración de la humanidad; ha sido creada por la humanidad. Sus miembros son seres humanos que han vivido, sufrido, fracasado, realizado, triunfado, soportado la muerte y pasado por la experiencia de la resurrección. Son de la misma naturaleza de quienes hoy luchan con los procesos de desintegración, pero que, a pesar de todo, llevan en sí la simiente de la resurrección.

Los hombres tampoco comprenden el poder del pensamiento manejado por Quienes trabajan bajo y con el Cristo. Pensamiento es pura energía divina, impersonal y —como el sol— se derrama igualmente sobre los dignos y los indignos, a menos que sea definitiva y deliberadamente dirigida. La Jerarquía se ha visto frente al problema y a la necesidad de evitar que esa energía de pensamiento pura e impersonal no hallara su camino hacia las filas de aquellos que estaban luchando contra las libertades humanas, pues estimula las mentes y los procesos mentales de los buenos así como de los malos. A este peligro Ellos lo contrarrestaron deliberadamente dirigiendo Su pensamiento a las fuerzas que luchaban a las órdenes de los líderes de las Naciones Aliadas y poniéndose abiertamente de parte de las rectas relaciones humanas. No se atrevieron a obrar de otra manera pues —en su lugar y circunstancias dadas— los líderes de las fuerzas del mal demostraron ser más sagaces y calculadores que quienes luchaban por la libertad humana. Esta es la diferencia, y su necesidad, que frecuentemente pasan por alto algunos pensadores cristianos bondadosos y bienintencionados pero ignorantes.

Como dije en otra parte, es una falacia creer, como algunos lo hacen, que la tendencia principal del trabajo del Cristo es por medio de las iglesias o las religiones mundiales. Él necesariamente trabaja por ese medio cuando las condiciones lo permiten y hay un núcleo viviente de verdadera espiritualidad dentro de ellas, o cuando su llamado invocador es suficientemente poderoso para llegar hasta Él. Usa todos los canales posibles por los cuales pueda expandirse la conciencia del hombre y lograrse la correcta orientación. Es, por

lo tanto, más correcto decir que trabaja constantemente como Instructor del Mundo y que las Iglesias no son más que uno de los medios de enseñanza que Él utiliza. Todo cuanto ilumina las mentes de los hombres, toda propaganda que tiende a ocasionar rectas relaciones humanas, todos los modos de adquirir conocimiento real, todos los métodos de trasmutar el conocimiento en sabiduría y comprensión, todo cuanto expande la conciencia de la humanidad y de todos los estados subhumanos de concienciación y sensitividad, todo lo que desvanece el glamur y la ilusión, que trastorna la cristalización y perturba todas las condiciones estáticas, son actividades realistas del departamento dentro de la Jerarquía que Él supervisa. El Cristo está limitado por la cualidad y el calibre del llamado invocador de la humanidad y que, a su vez, está condicionado por el punto en la evolución alcanzado.

[Bibliografía: La Exteriorización de la Jerarquía (AAB, edición en revisión por Fundación Lucis, Buenos Aires, Argentina)]
(Escuchado/descargado 89 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa