0%

Expansion de conciencia

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


Expansion de conciencia

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 38 veces, 1 visitas hoy)
22+

Cada unidad de la raza humana es una parte de la conciencia divina, y es eso que es consciente, o se percata, de algo fuera de sí misma —algo que se sabe diferenciado del vehículo que lo encierra o de las formas que lo circundan.

En esta etapa particular en la evolución, el hombre término medio es simplemente consciente de la diferenciación, o de estar separado de todos los otros miembros de la familia humana, de este modo formando en sí mismo una unidad entre otras unidades. Él reconoce esto y reconoce el derecho de todas las otras unidades separadas a considerarse a sí mismas como tales. A esto agrega un reconocimiento de que en alguna parte en el universo existe una Conciencia suprema, a Quien él teóricamente llama Dios o Naturaleza. Entre este punto de vista puramente egoísta (uso la palabra “egoísta” en el sentido científico y no como un adjetivo que menoscaba) y la nebulosa teoría de Dios inmanente, se hallan numerosas etapas, en cada una de las cuales ocurre una expansión de conciencia, o una ampliación del punto de vista…

A esta etapa sigue el reconocimiento del principio universal de la Hermandad; esto implica no solamente un reconocimiento teórico, sino una fusión de la conciencia en la de la conciencia humana, en su totalidad; esto es realmente ese desarrollo de conciencia que permite a un hombre conciencializarse no sólo de su afiliación grupal egoica sino de su lugar en la Jerarquía humana en su propio plano.

Ante todo es necesario saber que donde finalmente tendrá lugar la expansión y se expresará la comprensión ha de ser en la conciencia despierta, pensante. El Ego en su propio plano puede ser bien consciente de la unidad de su conciencia con todas las otras conciencias y estar comprendiendo que su grupo es uno con el ego mismo, pero hasta que el hombre (en la conciencia del plano físico) no se haya elevado al mismo plano y sea igualmente consciente de la conciencia de su grupo, su utilidad será nula, igual a una teoría aceptada que no ha sido puesta en práctica.

El hombre ha de experimentar esas etapas en su conciencia física y ha de saber por experiencia, no meramente en teoría, lo que digo, para que se lo considere preparado para pasar a las etapas siguientes. Toda la cuestión se resuelve en la expansión de la mente hasta que ésta domina a lo inferior, y en la facultad de concepción abstracta que resulta finalmente en manifestación del plano físico. Esto significa convertir vuestras más elevadas teorías e ideales en hechos demostrables, y es esa fusión de lo superior y lo inferior y la preparación de lo inferior hasta que proporcione una expresión adecuada para lo superior.

Es aquí que la práctica de la meditación desempeña su parte. La verdadera meditación científica proporciona formas graduadas mediante las cuales la conciencia se eleva y la mente se expande hasta que abarca:

• Su familia y amigos.
• Sus asociados del entorno.
• Sus grupos afiliados.
• Su grupo egoico.
• Otros grupos egoicos.
• Ese Hombre de los Cielos del cual los grupos egoicos forman un centro.
• El Gran Hombre Celestial.

Cada hombre que emprende el desarrollo oculto y que aspira hacia lo superior, ha pasado la etapa del hombre término medio —el hombre que se contempla a sí mismo desde el punto de vista puramente aislado y que trabaja por lo que es bueno para sí mismo. El aspirante está apuntando a algo diferente; trata de fusionarse a sí mismo con su Yo superior y con todo lo que se implica cuando usamos ese término. Las etapas más allá de eso, en toda su complejidad, son los secretos de la Iniciación y con ellos nada tenemos que hacer.

Graduadas expansiones de conciencia… son el resultado del entrenamiento impartido. La conciencia del hombre se está liberando en diferentes direcciones y dimensiones. Se expande en el mundo de las realidades espirituales y empieza a abarcar el quinto reino o reino espiritual, el de las almas.

Todo lo que concierne ahora a la humanidad es la necesidad de una constante y consciente respuesta a la revelación evolutiva y una gradual captación del Plan lo cual permitirá al hombre:

• trabajar consciente e inteligentemente,
• comprender la relación de la forma y la cualidad con la vida,
• producir esa trasmutación interna que traerá a la manifestación el quinto reino de la naturaleza, el Reino de las Almas.

Todo esto debe ser llevado a cabo en el reino de la percepción o respuesta consciente, por intermedio de los vehículos o mecanismos de respuesta, en constante mejoramiento, y con ayuda de la comprensión e interpretación espiritual.

Cuando el faro de la mente está penetrando lentamente en los aspectos de la mente divina hasta ahora no reconocidos, cuando las cualidades magnéticas del corazón están despertando y llegando a ser sensiblemente responsivas a los otros dos aspectos, entonces el hombre llega a ser capaz de funcionar en los nuevos reinos de luz, amor y servicio que están en proceso de desarrollo. Él es iniciado.

¿Qué es Iniciación? La iniciación puede ser definida de dos maneras. Es ante todo entrar en un mundo dimensional nuevo y más amplio mediante la expansión de la conciencia del hombre, para que pueda incluir y abarcar lo que ahora excluye y de lo cual normalmente se separa cuando piensa y actúa. En segundo término, es la penetración en el hombre de esas energías características del alma y únicamente de ésta: las fuerzas del amor inteligente y de la voluntad espiritual.

 

Compilado “El Alma, la cualidad de la Vida”; de los libros azules, los libros de Alice Bailey editados por Fundación Lucis.

(Escuchado/descargado 38 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa