0%

Glamur

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 26 veces, 1 visitas hoy)
3+

Glamur es considerado a menudo como la curiosa tentativa de las denominadas “fuerzas negras” para engañar y embaucar a los aspirantes bien intencionados. Muchas excelentes personas se sienten halagadas cuando se enfrentan con algún aspecto de glamur, creyendo que su disciplina ha sido tan buena que las fuerzas negras están suficientemente interesadas en obstaculizar el magnífico trabajo que realizan, sumergiéndolos en nubes de glamur. Nada podría estar más lejos de la verdad. Esa misma idea es parte del glamur de la época actual y tiene sus raíces en el orgullo y la satisfacción humanos.

Glamur es de carácter astral, y hoy es mucho más potente que la ilusión, dado que la gran mayoría actúa siempre astralmente. Constituye la ilusión en el plano astral.

El modo más poderoso para disipar el proceso del glamur consiste en comprender la necesidad de actuar estrictamente como canal para la energía del alma. Si el discípulo puede hacer un alineamiento correcto y el consiguiente contacto con su alma, los resultados se manifestarán como mayor luz. Esta luz desciende e ilumina no sólo la mente sino también la conciencia cerebral. Ve la situación con mayor claridad, comprende los hechos, comparándolos con sus “vanas imaginaciones”, y la luz “ilumina su camino”. Todavía no es capaz de ver los campos más amplios de conciencia; el glamur grupal y también el glamur mundial todavía siguen siendo para él un enigma limitador y confuso, pero el camino inmediato comienza a limpiarse, quedando relativamente libre de las brumas de los antiguos y distorsionantes miasmas emocionales. Alineamiento, contacto con el alma y también constancia son las notas clave para el éxito.

En el Sendero de Probación sobreviene la oscilación, conscientemente registrada, entre los pares de opuestos, hasta que es visto y emerge el camino medio. Esta actividad produce el glamur de los pares de opuestos, de naturaleza densa y neblinosa, matizado unas veces por la alegría y el gozo y otras por la tristeza y la depresión a medida que el discípulo oscila entre las dualidades. Este estado persiste mientras se da importancia al sentimiento; sentimiento que abarca la gama entre una plena y gran alegría a medida que el hombre siente cuando busca identificarse con el objeto de su devoción o aspiración, y la más negra desesperación y sentido de fracaso en que sucumbe como consecuencia de fallar en el intento. Todo esto, sin embargo, es de naturaleza astral y de cualidad sensoria y no pertenece en absoluto al alma. Los aspirantes quedan aprisionados por este glamur durante muchos años y a veces durante muchas vidas. Cuando el discípulo se libera del mundo del sentimiento y se polariza en el mundo de la mente iluminada, disipa este glamur que es parte de la gran herejía de separatidad.

El campo de batalla (para el hombre que se encuentra cerca del discipulado aceptado o que se halla en el sendero del discipulado, en sentido académico) es principalmente el del glamur. Este es el mayor problema y su solución es inminente y urgente para todos los discípulos y aspirantes avanzados. Les resultará evidente por qué razón se ha puesto el énfasis sobre la necesidad de estudiar el Raja Yoga y someterse a su disciplina durante la época Aria. Sólo por medio del Raja Yoga puede un hombre mantenerse firme en la luz, y sólo por medio de la iluminación y el logro de una clara visión pueden disiparse finalmente las nieblas y los miasmas de glamur. Sólo cuando el discípulo aprende a mantener su mente “firme en la luz”, cuando los rayos de la luz pura irradian desde el alma, el glamur puede ser descubierto, percibido y reconocido por lo que esencialmente es, haciéndolo desaparecer en la misma forma que las nieblas de la tierra se disuelven ante los rayos del sol naciente. Por lo tanto les aconsejo que presten más atención a la meditación, cultivando siempre la capacidad de reflejar y asumiendo la actitud de reflejo, firmemente mantenido durante todo el día.

La profunda desconfianza respecto a las propias reacciones a la vida y circunstancias es de valor cuando tales reacciones despiertan crítica, separatividad u orgullo. Las cualidades mencionadas son definidamente productoras de glamur. Ocultamente son “las características glamorosas”. Mediten sobreesto. Si un hombre puede liberarse de estas tres características, está bien encaminado para renunciar y disipar todo glamur. Elijo mis palabras cuidadosamente a fin de captar vuestra atención.

 Glamur… vela y oculta la verdad tras las nieblas y brumas del sentimiento y la reacción emocional; su potencia es única y terrible, lo cual se debe a la fuerte tendencia de la naturaleza humana a identificarse con la naturaleza astral y también se debe a la naturaleza vital de la respuesta consciente y sensoria misma. Glamur sólo puede ser disipado por la afluencia de la clara luz dirigida; esto es verdad respecto a la vida del individuo o de la humanidad como un todo.

La vastedad del tema es abrumadora, y toma tiempo al aspirante aprender las reglas mediante las cuales puede hallar la salida de los mundos de glamur.

La destrucción de formas a gran escala, ocurrida durante los últimos años de guerra, ha producido cambios fenoménicos en el plano astral y ha hecho añicos una inmensa cantidad de glamur mundial existente, y esto es muy, muy bueno. Estos acontecimientos deberían dar como resultado una menor oposición a la afluencia del nuevo tipo de energía; debería facilitar la aparición de las ideas que personifican los necesarios reconocimientos; los nuevos conceptos ahora serán vistos, y su surgimiento al reino del pensamiento humano dependerá de la formulación de los nuevos “carriles o canales de impresión” por los cuales las mentes de los hombres puedan llegar a ser sensibles a los planes jerárquicos y a los propósitos de Shamballa.

 

Extraído de Glamur: Un Problema Mundial y Curación Esotérica.

(Escuchado/descargado 26 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa