0%

Iluminando las mentes de los hombres

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Iluminando las mentes de los hombres

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 69 veces, 1 visitas hoy)
91+

La energía divina debe hacer impacto en las mentes humanas; estas mentes son el único instrumento disponible —en su efecto conjunto— por medio del cual la Voluntad de Dios puede expresarse; responden necesariamente a los resultados estimulantes y energizantes de ese impacto, y esto evocará resultados adecuados al tipo de mente afectada. La respuesta será compatible con la cualidad y la intención de esas mentes. Donde la buena voluntad esté presente, y donde haya una intención altruista y un amplio punto de vista, esas cualidades serán fortalecidas y dotadas de poder; donde impere el egoísmo, donde el aislacionismo y la separatividad estén presentes y donde haya intención de alcanzar fines individuales y nacionales en vez de esos propósitos internacionales que beneficiarán a toda la humanidad, esas cualidades adquirirán también mayor fortaleza.

Buda ilumina con inteligencia el corazón de los hombres…

Cristo ilumina con amor la mente de los hombres…

En el planeamiento que está teniendo lugar ahora en conexión con las distintas conferencias y concilios internacionales que todos ustedes conocen, el esfuerzo espiritual (por primera vez en la historia humana) es poner a todos ellos, como grupos funcionantes, bajo el impacto directo de la energía que motiva y acciona a ese lugar donde la Voluntad de Dios es conocida y los propósitos de la divinidad se definen y proyectan.

Esto significa que cada una de las futuras conferencias mundiales (y habrá muchas) tendrá un efecto mayor y más extenso que de cualquier otra manera; sin embargo, significa que los riesgos involucrados y el choque de las mentes será también mucho mayor. Este punto deberían recordarlo al estudiar y leer los informes de las diversas conferencias.

Hay un punto sobre el que quisiera llamarles la atención y es que los dos grandes grupos de agentes divinos —la Gran Hermandad Blanca y la Logia de Fuerzas Materialistas— están ambas tratando de desviar estas energías hacia canales que promoverán los fines para los cuales trabajan y para los cuales se formaron y existen. Por lo tanto, les pediría recordar que detrás de todos los acontecimientos externos están estos dos agentes directrices. Tienen, como consecuencia:

1. Dos grupos de Mentes avanzadas, ambos grupos igualmente iluminados por la luz del intelecto, y ambos formulando claramente sus objetivos, pero difiriendo en su dirección y su énfasis. Un grupo, bajo el plan divino, trabaja enteramente con el aspecto forma, y en este grupo está ausente la luz del amor y del desinterés [En el sentido de desprendimiento de todo provecho personal, próximo o remoto]. El otro grupo está trabajando enteramente con el alma o el aspecto conciencia, y en este grupo la doctrina del corazón y la ley de amor controlan.

A este respecto, los dos grupos están trabajando en oposición, por lo tanto, en el plano mental.

2. Los planes, los cuales incorporan estos dos ideales y objetivos diferentes, son luego bajados al plano astral, y de este modo al mundo de deseo. Las líneas de demarcación siempre permanecen completamente claras en lo que concierne a los trabajadores en estos dos grupos, pero no son tan claras donde conciernen

a los seres humanos comunes y a los discípulos e iniciados mundiales. Hay mucho caos en el plano del deseo, y el Arjuna mundial está hoy sentado perplejo entre las dos fuerzas o campos opositores, reconociendo su relación con la forma y con el alma y al mismo tiempo preguntándose dónde reside su deber. Su punto en la evolución determina su problema.

De este modo los dos grupos están trabajando en oposición en el plano del deseo.

3. La materialización de los planes de estos dos grupos de mentes iluminadas prosigue constantemente bajo las diferentes leyes de su ser —las leyes de la vida de la forma y las leyes del vivir espiritual. En esta etapa inicial y mientras se está librando la batalla en la esfera del deseo (pues allí es donde se está llevando a cabo el conflicto principal, y todo lo que está ocurriendo en el plano físico es sólo un reflejo de un conflicto interno) las fuerzas de estos dos grupos, trabajando con las energías de los rayos sexto y séptimo, han producido en el campo del vivir humano un estado de completo cataclismo. La situación económica y los odios religiosos son los dos instrumentos principales. Harían bien en reflexionar sobre este tema.

El primer resultado de toda esta agitación ha sido desplazar el foco de atención humana al plano mental y así más cerca de las fuentes de luz y amor.

Justo aquí y en conexión con este crucial cambio de enfoque, los discípulos del mundo pueden hacerse cargo de la responsabilidad y proceder al trabajo activo. Cuando aquí hablo de discípulos, estoy utilizando el término en conexión con todos aquellos que aspiran a la verdadera humanidad, a la hermandad y a la viviente expresión de los valores más elevados y espirituales.

Permítanme recordarles que no escribo con espíritu de pesimismo alguno, sino desde el punto de vista de una fe inalterable en la gloria del espíritu humano; escribo con una firme convicción de que el alma del hombre surgirá y por último triunfará sobre todos los defectos transitorios y las circunstancias transitorias.

Lo que es verdad en el caso del hombre individual es eternamente verdad en el caso de las naciones y también para ellas se predice la misma esperanza de iluminación y de futuro, el triunfo espiritual y la gloria.

La obra del Señor de Luz [el Buda] y del Señor de Amor [el Cristo] debe ser presentada de nuevo a un mundo necesitado. Respecto a esto, podría decirse que algunas naciones necesitan captar la enseñanza que el Buda enunció en las Cuatro Nobles Verdades; deben ser llevadas a darse cuenta de que la causa de toda aflicción y congoja reside en el uso incorrecto del deseo —deseo por lo material y transitorio.

Estas pocas sugerencias les darán mucho material para reflexionar y una base real para un pensar feliz, confiado y progresista. Organícense ahora para el trabajo de buena voluntad.

El futuro del mundo está en las manos de los hombres de buena voluntad y en aquellos que en todas partes tienen un propósito altruista.

[Bibliografía: La Reaparición de Cristo, los artículos El Ciclo de Conferencias y La Liberación de la Energía Atómica de La Exteriorización de la Jerarquía, Los Problemas de la Humanidad (1947-2014) y El Destino de las Naciones (ediciones en revisión por Fundación Lucis, Buenos Aires, Argentina)]
(Escuchado/descargado 69 veces, 1 visitas hoy)
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa