0%

La Causa Oculta del Desorden Externo – Enero de 1939

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


La Causa Oculta del Desorden Externo - Enero de 1939

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 106 veces, 1 visitas hoy)
62+

Nota Clave:

Es esencial que los servidores en todas partes —los hombres y mujeres inteligentes de buena voluntad— tengan una comprensión fresca y clara del trabajo a realizar, y se conviertan en “canales de trasmisión y no en puntos de interferencia de interés egoísta” en la corriente divina. Esto requiere visión y valentía. Hay que tener valor para adaptar las vidas —diariamente y en todas las relaciones— a la necesidad de la hora y al servicio de la humanidad; se necesita valor para atacar los problemas de la vida en bien de los demás y para eliminar nuestros propios deseos personales en la emergencia y necesidad, haciéndolo continua y constantemente.

El punto a ser captado es que las energías que traté serán usadas de una manera nueva y más vital. Estas energías están siempre presentes y siempre activas, pero viran a la actividad secuencialmente y bajo ley y orden, y algunas son más prominentes que otras en determinado momento; actúan vital y enérgicamente en el necesario programa que los planes de la Jerarquía puedan implicar en cualquier ciclo particular.

Estas energías ocasionan lo que nosotros distraídamente llamamos los “eventos” del día; ellas condicionan nuestras civilizaciones salientes y son en tal medida parte del mundo en el que vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser que los eventos, como expresiones de energías dirigidas, significan poco para nosotros, excepto hasta donde puedan afectar adversamente a nuestras personalidades. Connotan simplemente un modo de vida en cualquier momento específico. Estas energías fueron puestas en marcha en sus actividades en la noche misma del tiempo; ellas establecieron —cada una de ellas— su ritmo cíclico necesario; son responsables de la [e554] actividad de la sustancia en la materia o de la acción del cuerpo vital, o etérico, sobre la materia; son la formulada y más inferior expresión de la Inteligencia creativa, incorporando el principio de vida o vivencia porque son esencialmente vida misma y vida en acción. No olviden que la materia densa no es un principio; es sólo eso que es responsivo al principio creativo.

Nada hay en manifestación excepto energía organizada

La energía sigue al pensamiento

LA CAUSA OCULTA DEL DESORDEN EXTERNO – Enero de 1939

Otro ángulo que será benéfico y desde el cual puede considerarse la situación mundial, es buscar la causa oculta del desorden externo, la cual no es lo que los hombres piensan a menudo, pues su origen reside en el reino de las energías y fuerzas. Como expliqué en otra parte (El Destino de las Naciones, pp. 7-37), hay tres grandes corrientes de energía obrando poderosamente en el mundo en este momento y otras dos también están luchando por expresarse, sumando las cinco que, juntas, determinarán la tendencia de los asuntos mundiales.

(Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad) – Estos tres centros están estrechamente interrelacionados y deben ser considerados como expresiones de vivencia divina, como corporizando tres etapas en el

desenvolvimiento del Plan de Dios, y como constituyendo los tres centros principales —Cabeza, Corazón, Garganta— en el cuerpo de Aquel en Quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Los estudiantes pueden relacionar estos tres centros con los tres sistemas solares mencionados en Un Tratado sobre Fuego Cósmico. En el primer sistema solar fue preparado el centro Humanidad, y el principio de la inteligencia vino a la manifestación. En el segundo sistema solar hizo su aparición la Jerarquía de Amor y debe manifestarse plenamente, de este modo permitiendo que el amor de Dios sea visto. En el próximo sistema solar, el centro que hoy llamamos Shamballa manifestará el aspecto Voluntad de la Deidad inteligentemente por medio del amor. Es interesante observar que sólo mediante seres humanos estos tres centros siempre llegan a verdadera actividad funcionante, y asimismo que las tres principales ideologías (la totalitaria, la democrática, la comunista) pueden ser la respuesta —distorsionada y sin embargo responsiva— a las fuerzas que actúan desde los dos centros superiores sobre el centro humano. Esto lo hemos discutido con anterioridad (El Destino de las Naciones, p. 20).

Aquellos de ustedes que están tratando de servir a la humanidad y unirse al esfuerzo Jerárquico para traer curación a un mundo dolorido, deben aprender a penetrar detrás de las apariencias, detrás de los métodos y esquemas, los resultados y efectos en el plano físico, y tratar de contactar las fuerzas de Shamballa o de la Jerarquía, más la necesidad humana que ha producido estos modos de expresión y de este modo verlos por lo que son —no sistemas gastados y esfuerzos infantiles para mejorar sino planes embrionarios por los cuales, finalmente, pueda venir liberación y la cultura y civilización de la Nueva Era. Si están tratando de llevar iluminación a los lugares oscuros de la tierra (es decir, a las mentes de los hombres), entonces ustedes mismos deben ver con claridad y relacionar lo abstracto y lo concreto de una manera tal que, en sus propias vidas, pueda verse un idealismo operativo; sólo así puede verse también un idealismo operativo de índole nacional, racial y humano. Debe usarse tanto la cabeza como el corazón, y esto muchas personas vehementes tienden a olvidarlo. ¿Pueden trabajar a alta tensión en este esfuerzo —una tensión producida por la interrelación de la cabeza y el corazón, elaborándose creativamente a través del centro laríngeo— esotéricamente comprendido? En esta última frase he expresado para los discípulos la índole del esfuerzo que deben realizar.

Como mejor pueden servir los pensadores del mundo y el nuevo grupo de servidores del mundo, es reconociendo lo que le está pasando al género humano como un todo y entre bambalinas; lo de importancia es el desenvolvimiento de la conciencia humana en respuesta a las condiciones presentadas en cualquier país o países; el “estado mental humano” apenas está comenzando a enfocarse en las cosas que importan y a expresarse de un modo viviente. Los pensadores y servidores deben aprender a concentrarse sobre la conciencia que despierta y no sobre los movimientos superficiales. Este despertar avanza a buen ritmo y, hermanos míos, satisfactoriamente. La forma o formas pueden sufrir, pero la concienciación intrínseca del hombre está deviniendo, en este siglo, expresivamente divina.

Las fuerzas del materialismo, saliendo a raudales hacia los tres mundos desde las así llamadas “Fuerzas Oscuras” o Logia Negra, y desde esos grupos de vidas y trabajadores que son la antítesis de la Gran Logia Blanca. /…/ … complican grandemente el problema por el cual la humanidad y la Jerarquía están enfrentadas, pero debe recordarse que también producen ese equilibrio que siempre es necesario para producir correctas condiciones.

…hay mucho para estimular al servidor. La Humanidad ha alcanzado ya un grado de desarrollo en que existe una definida comprensión del Plan de la Jerarquía —denomíneselo fraternidad, participación, internacionalismo, unidad o lo que se quiera.

Los planes de Cristo para la liberación de la humanidad están más maduros, pues han debido esperar hasta que la tendencia de la aspiración humana fuera a todas luces categórica; y la nueva era ya se divisa en el horizonte con sus latentes posibilidades, despojada de los velos del glamur y las ilusiones que la oscurecían diez años atrás.

[Bibliografía: Telepatía y el Vehículo Etérico, La Exteriorización de la Jerarquía y El Destino de las Naciones (Alice A. Bailey, editados por Fundación Lucis, Buenos Aires, Argentina)].

(Escuchado/descargado 106 veces, 1 visitas hoy)
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa