0%

La Paz Pertenece al Corazón

Programa: Reto al cambio


Lista de tracks:


La Paz Pertenece al Corazón

Reto al cambio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 109 veces, 1 visitas hoy)

La paz pertenece al corazón, no a la mente, y para conocer esa paz hay que comprender lo que es la belleza. La forma de hablar 1 las palabras que empleamos, los gestos que hacemos: todas estas cosas tienen mucha importancia, porque a través de eso uno descubre el refinamiento del propio corazón. La belleza no puede definirse 1 no puede ponerse en palabras; sólo es posible comprenderla cuando la mente está en silencio. Por consiguiente, mientras son jóvenes y sensibles, al igual que aquellos que son responsables de ustedes, deben crear un ambiente de belleza; la manera de vestir, de caminar, de sentarse o de comer: todas estas cosas y el entorno son muy importantes. A medida que crezcan, se encontrarán con las cosas feas de la vida: con edificios feos, con personas feas llenas de malicia, envidia, ambición y crueldad; y si la percepción de la belleza no está bien asentada y fijada en su corazón¡ serán fácilmente arrastrados por la enorme corriente del mundo y quedarán atrapados en esa interminable lucha por encontrar la paz a través de la mente. La mente proyecta una idea de lo que es la paz y se afana en conseguirla; de ese modo, queda atrapada en una red de palabras, fantasías e ilusiones. La paz sólo es posible cuando hay amor. La paz que se obtiene como consecuencia de la seguridad económica o de otro tipo, o bien a través de dogmas, rituales y repeticiones de ciertas palabras, carece de creatividad y de la urgencia de producir una revolución radical en el mundo; esa paz sólo conduce a la satisfacción y a la resignación. Pero si uno tiene la comprensión del amor y de la belleza 1 entonces surgirá esa paz que no es una simple proyección mental; ésa es una paz creativa que elimina la confusión y pone orden interno. Por tanto, ·esa paz no es el resultado de ningún esfuerzo por conseguirla; llega cuando uno está en constante atención, cuando es sensible tanto a lo feo como a lo hermoso, a lo bueno como a lo malo, a todas las fluctuaciones de la vida; no es la paz mezquina creada por la mente, sino una paz de inmensa grandeza, un espacio infinito, y tan sólo puede comprenderse desde la plenitud del corazón.

Del Libro El Individuo La Sociedad y La Paz

J.Krishnamurti

Editorial Alfaomega

(Escuchado/descargado 109 veces, 1 visitas hoy)
2+
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa