0%

La Reaparición del Cristo: ¿Qué es el Avatar de Síntesis?

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


La Reaparición del Cristo: ¿Qué es el Avatar de Síntesis?

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


LA REAPARICIÓN DEL CRISTO:

¿QUÉ ES EL AVATAR DE SÍNTESIS?

 

 

Como bien saben, la historia humana ha sido esencialmente la historia de los grandes Mensajeros espirituales Quienes —de cuando en cuando, en las horas de crisis humana— han surgido desde el lugar secreto del Altísimo para ayudar, inspirar, revelar, conducir y dirigir. Es la historia de la presentación de ideas, llevadas a la atención de la humanidad y gradualmente convertidas en civilizaciones y culturas. Tal es la urgencia de la necesidad humana en este momento, y tal es la oportunidad, que uno de esos Hijos de Dios está —durante este ciclo de tensión— procurando cooperar con el Cristo. Como un resultado de decisión de Cristo y Su “fusión espiritual” con la Voluntad de Dios, el Avatar de Síntesis se ha convertido, por el momento, en Su Asociado cercano. Este es un evento de importancia suprema y planetaria. Su relación y planeada ayuda datan desde el momento de pronunciar la Gran Invocación y su uso por los hombres en todas partes.

 

Debido a la formidable tarea que afronta el Cristo, el Avatar de Síntesis Lo fortalecerá, y estará apoyado por este “Silencioso Avatar” Quien (hablando simbólicamente) “mantendrá Su ojo sobre Él, Su mano bajo Él y Su corazón al unísono con el Suyo”.

 

Este Ser está estrechamente relacionado con el Aspecto Voluntad de la divinidad, y Su cooperación se ha hecho posible a través del Propio logro de Cristo en la línea de la voluntad más elevada, espiritual. Él obra bajo la gran Ley natural de Síntesis, produciendo aunamiento1, unificación y fusión. Su función (al unísono con la energía de Cristo) es generar voluntad espiritual en la humanidad, la voluntad-al-bien; Su potencia obra en tres campos de actividad en este momento:

 

  1. Dentro de la Jerarquía espiritual misma, revelando la naturaleza de la divina voluntad-al-bien que el Reino de Dios debe expresar, y también la naturaleza del Propósito divino.

 

  1. Dentro de la Asamblea de las Naciones Unidas, aunque no dentro del Consejo de Seguridad; Él allí está generando una lentamente creciente voluntad-a-la-unidad.

 

  1. Dentro de las masas de hombres en todas partes, fomentando el impulso a un mejoramiento general.

 

Su actividad es necesariamente una actividad masiva, pues Él sólo puede canalizar Sus energías a través de la conciencia masiva o a través de una entidad grupal consciente, tal como la Jerarquía, las Naciones Unidas o la Humanidad. El punto focal de Su esfuerzo y el Agente a través del cual puede hacerse la distribución de Su energía es el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo; este grupo está singularmente relacionado con este Avatar de Síntesis. Reunir a todos los agentes de buena voluntad (quienes son responsivos a la energía de la divina voluntad-al-bien) constituye el principal objetivo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y siempre lo ha sido. Su trabajo ahora puede ser intensificado constructiva y creativamente a través de la asociación del Avatar de Síntesis con el Cristo. Su tarea es inaugurar la Nueva Era; en esa Nueva Era, los cinco Reinos en la Naturaleza comenzarán a funcionar como un todo creativo. Su trabajo se clasifica en las siguientes partes, funciones o actividades:

 

  1. La producción de una síntesis o unidad humana que conducirá a un reconocimiento universal de la humanidad una, ocasionado a través de rectas relaciones humanas.

 

  1. El establecimiento de rectas relaciones con los reinos subhumanos en la naturaleza, conduciendo al reconocimiento universal de que hay Un Mundo.

 

  1. El anclaje del Reino de Dios, la Jerarquía espiritual de nuestro planeta, en abierta expresión en la Tierra, conduciendo así al reconocimiento universal de que los hijos de los hombres son uno.

 

Estos objetivos el Avatar de Síntesis promoverá y auxiliará, y para este propósito se ha asociado Él Mismo con el Cristo, obrando a través de la Jerarquía, bajo instrucción desde el “centro donde la voluntad de Dios es conocida”. Estos tres eventos relacionados y puntos distribuidores de energía han entrado todos en actividad durante el punto de tensión en el cual en este momento se los mantiene al Cristo y a la Jerarquía.  Todos ellos sirven para re-dirigir y enfocar energía en relación con la humanidad, pues todos son el resultado de la decisión tomada por Cristo después de Su punto de crisis, y están todos conectados con la preparación jerárquica para la reaparición de Cristo.

 

En Junio, 1945, en el momento de la luna llena (día tan significativo en la experiencia espiritual del Cristo), Él definitiva y conscientemente asumió Sus deberes y responsabilidades como el Instructor y Líder durante el ciclo solar Acuariano. Es el primero de los grandes Instructores del mundo en cubrir dos ciclos zodiacales —el Pisciano y el Acuariano. Esta es una declaración fácilmente hecha y escrita, pero nuevamente involucra las tres modalidades o técnicas de aparición a las que ya me he referido. Su afluente amor y vitalidad espiritual (aumentados por las energías del Espíritu de Paz, del Avatar de Síntesis y del Buda) fueron reenfocados y canalizados en una gran corriente, arrastrados a la expresión (si puedo formularlo tan inadecuadamente) por las palabras de la Invocación: “Que afluya amor a los corazones de los hombres… Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra”.

 

En estas tres palabras —luz, amor y poder— están descritas las energías de Sus tres Asociados (el gran Triángulo de Fuerza que permanece en el poder detrás de Él): la energía del Buda: Luz, pues la luz siempre viene desde Oriente; la energía del Espíritu de Paz: Amor, estableciendo rectas relaciones humanas; la energía del Avatar de Síntesis: Poder, implementando luz y amor. En el centro de este Triángulo Se ubicó el Cristo; desde ese punto Su trabajo Acuariano comenzó, y continuará durante dos mil quinientos años. Así Él inauguró la nueva era y, sobre los planos espirituales internos, la nueva religión mundial comenzó a tomar forma.

 

La palabra “religión” concierne a la relación, y la era de rectas relaciones humanas y de una recta relación con el Reino de Dios comenzó. Una declaración tal como esta se hace fácilmente pero sus implicaciones son de gran alcance y estupendas.

 

Extraído de: “La Reaparición del Cristo”  (edición en revisión), Alice Ann Bailey.


Warning: array_key_exists() expects parameter 2 to be array, null given in /home/customer/www/omdemand.com.ar/public_html/wp-content/themes/vice/inc/related_releases.php on line 13
COMPARTIR

Detalles:


Descubrir más
JugarCubiertaEl Título De La Pista
La Pista De Los Autores