0%

Las tecnicas de buena voluntad curan

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Las tecnicas de buena voluntad curan

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 59 veces, 1 visitas hoy)

“Toda enfermedad es el resultado de la inhibición de la vida del alma.”

Cuando leemos esto de que “La clave del problema de la Humanidad ha sido tomar y no dar, aceptar y no compartir, agarrar y no distribuir(1)”, ¿cuánto realmente podemos reconocer de esa clave como tal?

El Medio Ambiente de la Buena Voluntad:

El trabajo de las personas de buena voluntad es educativo. Ellas no presentan ni abogan soluciones milagrosas para los problemas mundiales, pero saben que cuando el espíritu de buena voluntad está especialmente entrenado y complementado por el conocimiento, puede producir un medio ambiente y una actividad que harán posible solucionar el problema.

Producir este clima y evocar esa actitud es el principal trabajo de los hombres y mujeres de buena voluntad, en vez de presentar una solución manida. No existe razón alguna para creer que el desarrollo de la buena voluntad en el mundo sea una cuestión lenta y gradual. Puede ser todo lo contrario si los hombres y mujeres que hoy sienten en sí mismos la genuina buena voluntad, están libres de prejuicios y hacen contacto y trabajan mutuamente para difundir la buena voluntad, pues está mucho más difundida en el mundo de lo que la gente cree, lo que simplemente se necesita es descubrirla, educarla y activarla.

Cuando la buena voluntad sea expresada y organizada, reconocida y utilizada, los problemas mundiales, sean como fueren, se solucionarán a su debido tiempo; cuando la buena voluntad sea un factor real y activo en los asuntos humanos, se comprenderá en forma más plena y rica la naturaleza del amor y se expresará un aspecto más elevado de ese amor divino; cuando la buena voluntad se difunda ampliamente entre los hombres, veremos el establecimiento de las correctas relaciones humanas y sólo entonces el género humano expresará un nuevo espíritu de confianza, fe y comprensión.

Cada uno está rodeado de incontables oportunidades para actuar que tenemos que aprovechar y tenerlas en cuenta. Debemos responder a las necesidades humanas a medida que se manifiestan en nuestro entorno, en el lugar en que trabajamos y en donde vivimos. Principalmente debemos actuar por propia iniciativa.

El establecimiento de la buena voluntad comienza con el compromiso individual en la acción dinámica. Un pequeño comienzo sería como encender una llama. Una vez que está hecho la energía comienza a fluir. A medida que el trabajo progresa la energía fluye con mayor abundancia, haciendo del individuo un canal en su propio medio ambiente.

No existe riesgo de que se agote la energía ya que es infinita y nunca falla. Pero si uno deja de trabajar, entonces, la energía dejará de fluir. Inversamente cuanto más duro se trabaja más potentemente fluirá la energía de la buena voluntad.

Los hombres y mujeres de buena voluntad son, potencialmente, el más rico capital en cada nación, y ellos pueden tener una tremenda influencia cuando están correctamente asociados. Existen hoy millones de personas de buena voluntad, pero muchos están afligidos por la incertidumbre, padeciendo un sentido de futilidad, con falta de visión y de liderazgo, permaneciendo inactivos. Necesitan ser inspirados, alentados y que se les enseñe cómo utilizar la poderosa energía a la cual han accedido. Todo esto es más fácil si tienen un ejemplo personal de alguien que ya esta trabajando.

Un grupo de gente sirviendo unida es mucho más poderoso y efectivo que la suma de sus contribuciones individuales, porque la energía de la buena voluntad fluye más abundantemente a través de un grupo que a través de sus individualidades separadas. Se dice que dos personas trabajando unidas incrementan su potencia a la de tres, y que tres personas lo hacen a la de siete. Y así el poder de la afluencia de energía continuará incrementándose en una progresión geométrica en la medida de que nuevas personas se unan al grupo.

Resumiendo, la energía de la buena voluntad puede compararse a la de una corriente eléctrica. Como la electricidad necesita establecer la conexión e iniciar el trabajo antes de que la corriente fluya. Y tal como la electricidad la buena voluntad puede ser usada en una cantidad de formas prácticas para proveer “luz”, “calor” y “circulación de potencia” para la trasformación del propio medio ambiente. Nuevamente utilizando la analogía eléctrica, a medida que uno trabaja con la energía de la buena voluntad va estableciendo un “campo electromagnético” o aura en el propio medio ambiente, que es capaz de atraer y orientar a aquello que entra en su área de influencia.

“Mantra de Unificación”

Los hijos de los hombres son uno y yo soy uno con ellos. Trato de amar y no odiar, Trato de servir y no exigir servicio, Trato de curar y no herir.

Que el dolor traiga la debida recompensa de luz y amor. Que el alma controle la forma externa, la vida y todos los acontecimientos; Y traiga a la luz el amor que subyace en todo cuanto ocurre en esta época.

Que vengan la visión y la percepción interna. Que el porvenir quede revelado. Que la unión interna sea demostrada. Que cesen las divisiones externas. Que prevalezca el amor. Que todos los hombres amen.

[Bibliografía: (1) Los Problemas de la Humanidad, p. 20, AAB, Edición 2014, Fundación Lucis; y Secuencias de Buena Voluntad (web www.lucis.org de Fundación Lucis, Buenos Aires, Argentina. – Links: https://lucis.org/buena-voluntad-mundial/secuencias-de-buena-voluntad-%e2%80%93-inscripcion/.

(Escuchado/descargado 59 veces, 1 visitas hoy)
1+
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa