LGI 3 – Estanza 3 Parte I – Presentación

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


LGI 3 - Estanza 3 Parte I - Presentación

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


 

La Gran Invocación

Estanza Tres

 

17 de abril de 1945

 

A medida que esta catástrofe mundial se acerca a su inevitable cierre y las Fuerzas de la Luz triunfan sobre las fuerzas del mal, el tiempo de restauración se abre. Para cada uno de ustedes esto indica un renovado tiempo de servicio y de actividad. Les envío adjunta [e404] la estanza final de la Gran Invocación, como prometí. Les di la primera hace nueve años y la segunda durante el curso de la guerra. Les pediría utilizarla diariamente y tantas veces al día como recuerden hacerlo; de este modo crearán un pensamiento simiente o una nítida forma de pensamiento que hará del lanzamiento de esta Invocación entre las masas de hombres una aventura exitosa cuando llegue el momento oportuno. Ese momento no ha llegado todavía.

 

La Gran Invocación puede ser expresada en las siguientes palabras:

 

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,

Que afluya luz a las mentes de los hombres,

Que la Luz descienda a la Tierra.

 

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,

Que afluya amor a los corazones de los hombres,

Que Cristo retorne a la Tierra.

 

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,

Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres,

El propósito que los Maestros conocen y sirven.

 

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,

Que se realice el Plan de amor y de Luz,

Y selle la puerta donde se halla el mal.

 

Que la Luz, el Amor y el Poder, restablezcan el Plan en la Tierra.

[i489]

Ha sido difícil traducir, en frases comprensibles y adecuadas, las muy antiguas formas-de-la-palabra que el Cristo empleará. Estas formas-de-la-palabra son sólo siete en número, y ellas constituirán Su completa, nueva declaración. Sólo he sido capaz de dar su significación general. Nada más fue posible, pero incluso en esta forma más larga, serán potentes en su llamamiento invocativo si se las dice con intensidad mental y ardiente propósito. Los puntos de énfasis sobre los que les pediría reflexionar largamente (en cuanto se permita usar las frases) son dos en número:

 

  1. Que Cristo retorne a la tierra. Este retorno no debe ser comprendido en su connotación usual y su bien conocido sentido místico, cristiano. Cristo nunca ha dejado la tierra. Se refiere a la exteriorización de la Jerarquía y a su aparición exotérica en la tierra. La Jerarquía finalmente, bajo su Guía, el Cristo, funcionará abierta y visiblemente en la tierra. Esto sucederá cuando el propósito de la voluntad divina y el plan que lo implementará sean mejor comprendidos y el período de ajuste, de esclarecimiento y de reconstrucción del mundo haya hecho un progreso real. Este período se inicia en la Conferencia de San Francisco (de allí su principal importancia) y avanzará muy lentamente al principio. [e405] Tomará tiempo pero la Jerarquía no piensa en términos de años ni de ciclos breves (aunque largos para la humanidad), sino en términos de acontecimientos y de la expansión de conciencia.

 

  1. Que selle la puerta donde se halla el mal. El sellado de las fuerzas del mal, liberadas durante esta guerra, tendrá lugar dentro del futuro inmediato. Será pronto. El mal referido nada tiene que ver con las malas tendencias, los instintos egoístas y la separatividad que se encuentran en los corazones y las mentes de seres humanos. Ellos mismos deben vencerlos y eliminarlos por sí mismos. Pero reducir a la impotencia las incontroladas fuerzas del mal que sacaron partido de la situación mundial, que obsesionaron al pueblo alemán y dirigieron al pueblo japonés, y que operaron a través de barbarie, asesinato, sadismo, propaganda mentirosa, y que prostituyeron a la ciencia para conseguir sus fines, requiere la imposición [i490] de un poder más allá del humano. Este debe ser invocado y la invocación recibirá pronta respuesta. Estos poderes malignos serán ocultamente “sellados” dentro de su propio lugar; lo que esto exactamente significa nada tiene que ver con la humanidad. Los hombres hoy deben aprender las lecciones del pasado, beneficiarse con la disciplina de la guerra y lidiar —cada cual en su propia vida y comunidad— con las debilidades y los errores a los cuales él pueda hallarse propenso.

 

Aquí les recordaría lo que dije el año pasado respecto a esta Estanza final de la Invocación.

 

Estoy preparando para presentarles la última estanza de la Gran Invocación, para ser distribuida ampliamente en todo el mundo. De ninguna manera es fácil traducir las palabras de esta estanza en términos que la harán de llamamiento general y no simplemente de importancia para esoteristas convencidos… Puede ser presentada de tal manera que las masas en todas partes, el gran público, serán movidas a aceptarla y usarla ampliamente; harán esto en una escala relativamente más amplia que los intuicionales, los de mente espiritual o incluso los hombres de buena voluntad. Un público mucho más amplio la comprehenderá. Daré a A.A.B. esta estanza lo antes posible; esto estará condicionado por los asuntos mundiales y por mi comprensión de una cierta adecuación esotérica en el marco de un ciclo de tiempo. Si los planes maduran según el deseo de la Jerarquía, la nueva estanza puede ser distribuida en el momento de la Luna Llena de Junio 1945, en lo que a Occidente concierne, y considerablemente después para Oriente. Previo a estos puntos en el tiempo señalados, la estanza puede ser usada por los miembros de todas las escuelas esotéricas, después de haber sido usada durante un mes entero por mi grupo, datando [e406] ese mes desde el momento en que los miembros del grupo más distantes la reciban.”

 

Procuro que esta Invocación marche sobre el poder generado por mi Ashrama y por todos ustedes afiliados a mi Ashrama; los Ashramas del Maestro K.H. y del Maestro M. están asimismo profundamente comprometidos con la participación en este trabajo.

[i491]

Les pediría además que lean y relean las dos Instrucciones que están recibiendo en este momento —una tratando sobre el Ciclo de Conferencias y la otra sobre El Trabajo del Cristo. (La Reaparición del Cristo, Capítulo IV). Dominen sus contenidos y dejen que el anteproyecto del plan jerárquico tome forma en sus mentes. Luego pueden hacer vuestra parte en su implementación y serán capaces de reconocer a aquellos que en otros grupos y en diferentes países son también una parte vital del esfuerzo jerárquico.

La Exteriorización de la Jerarquía

COMPARTIR

Detalles:


Jugar Cubierta El Título De La Pista
La Pista De Los Autores