0%

Los Problemas de la Humanidad – Los Niños – Párrafos Silenciados (4)

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


Los Problemas de la Humanidad - Los Niños - Párrafos Silenciados (4)

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


Marzo 1945

  1. Finalmente hay otro grupo de niños pequeños para quienes parece no haber futuro porque nadie los quiere aparentemente. Son el resultado del estudiado plan alemán de aumentar numéricamente la raza germana por medio de la reproducción sistemática. Las jóvenes de las naciones europeas esclavizadas han sido obligadas a tener relación con la flor del ejército alemán; han recibido el mejor cuidado y atención científicos y hoy hay miles de niños con padres alemanes, registrados como alemanes, pero cuyas madres pertenecen a todos los demás países y que odian amargamente a los padres de sus hijos y que en muchos casos no tienen la menor simpatía por estos bebés indefensos e inocentes. ¿Qué se debe hacer por ellos y cómo puede encontrárseles un lugar en los corazones de la gente? Han sido criados en instituciones y —debido a la tasa de defunción del soldado alemán— nunca conocerán un hogar. También hay otro grupo de esos niños ilegítimos que siempre se encuentran tras el paso de los ejércitos; se los hallará en todas partes del mundo; muchos ni siquiera sabrán quiénes son sus padres, pero quizás no carezcan (como sucede muy generalmente al otro grupo) del afecto y el cuidado de sus madres.

Estos son hechos que los padres y los educadores del mundo necesitan enfrentar de manera más realista; deben esforzarse por comprender con simpatía el problema de los niños que han quedado sumergidos en la guerra y las graves situaciones que tuvieron que afrontar. Particularmente deben hacerlo los pueblos de las Américas y aquellos en los países neutrales que se libraron y evadieron de tanto. Aparte de la pérdida de seres queridos (¡que tantas naciones comparten!) han escapado a la escasez de alimento, a los bombardeos, a la muerte repentina, a la tortura, al asesinato, a la migración en masa, a la desaparición de sus hijos, ¡y a todos los indecibles horrores que Alemania desató sobre el mundo! En esto Japón jugó una parte poderosa e Italia jugó una menor, aunque estuvo a la altura del mal ejemplo con éxito en Etiopía y Albania.

Nosotros que vivimos en la seguridad, o comparativa seguridad, ¿nos damos cuenta de que millones de niños nunca han conocido la seguridad o dónde hallarán su próxima comida? ¿Podemos imaginar la condición sicológica de un niño que ha visto volar en pedazos a sus padres, que los ha visto torturados y que se ha escondido, esperando no ser descubierto? ¿Podemos tener la visión de la perspectiva de un niño que ha visto el canibalismo practicado por los desesperadamente hambrientos, o que se ha arrastrado junto con otros niños de un lugar a otro para evitar ser descubierto, viajando de noche y haciendo madrigueras en la tierra y bajo los árboles durante el día? ¿Nos damos cuenta de lo que es no haber estado nunca abrigado en invierno, nunca haber tenido suficientes ropas, y la sicología de los niños que a causa de la vida que se vieron obligados a llevar, automática e instintivamente robarán e incluso asesinarán para conseguir lo básico de la existencia? ¿Es posible para nosotros reconocer el estado mental de esos niños que han sido heridos y no han recibido atención médica y sin embargo se han recuperado y han quedado lisiados y probablemente mutilados de por vida, que no conocen otra ley que la ley de la manada y que, día tras día, han visto la muerte en sus peores formas? Ellos siempre han tenido miedo. Les pediría que piensen en lo que eso significa.

… Espacio de Silencio…

No estoy exagerando cuando escribo esto. Todo lo que he dicho aquí está bien documentado por quienes saben y han visto; mucho se ha ocultado al público por temor a atentar contra su sensibilidad o causarle malestar emocional.

Algunos de nosotros sentimos, sin embargo, que debemos conocer, y si no somos lo suficientemente fuertes como para afrontar la historia común de vida hoy en muchas partes de Europa, entonces no tenemos nada con qué contribuir al mundo que debe ser construido. Hay otro lado de este cuadro.

… Espacio de Silencio…

… permítanme recordarles que no escribo con espíritu de pesimismo alguno, sino desde el punto de vista de una fe inalterable en la gloria del espíritu humano; escribo con una firme convicción de que el alma del hombre surgirá y por último triunfará sobre todos los defectos transitorios y las circunstancias transitorias.

… Espacio de Silencio…

Hay belleza así como tragedia, y amor así como odio. Hay familias que han mantenido la unidad, han escapado juntos, y han sufrido y amado juntos, y todo en medio del horror y la incertidumbre. Todo el tiempo hubo temor.

La juventud ha demostrado sorprendente sabiduría, amor y sacrificio, y los relatos que llegarán de Europa los revelarán. La belleza del espíritu humano arde en medio del desastre y en ninguna parte tan maravillosamente como en los países asolados por la guerra.

Niños han muerto en defensa de otros; han pasado hambre para que otros pudieran comer y lo han superado con elevada valentía, y —bajo presión y prueba— se han aferrado a los valores de verdad y bondad que sus padres les impartieron y que el desastre no pudo aplastar.

… Espacio de Silencio..

La catástrofe que ha tomado por sorpresa a incontables millones de niños debe ser encarada y manejada. Cientos de miles de estos niños hoy son problemas sicológicos, miles son definitivamente casos mentales o fronterizos; aún otros miles son insanos —y todo esto como resultado de la experiencia de la guerra.

¿Qué debemos hacer por estos bebés, estos niños, estos jóvenes? No tienen futuro que esperar a menos que aquellos en sus propios países (cuando sean liberados) y nosotros en nuestra seguridad, abordemos el problema con la determinación de construir un mundo tan diferente en sus valores morales y espirituales que, con la ayuda de Dios, la guerra nunca volverá a arrasar nuestro planeta.

Hoy estamos en camino a una civilización mucho mejor que la que el mundo haya conocido jamás, y hacia condiciones que asegurarán una humanidad mucho más feliz, que verá el fin de las diferencias nacionales, de las distinciones de clase (estén basadas en estatus hereditario o económico), y que asegurará una vida más plena y rica para todos.

Será evidente que deberán trascurrir muchas décadas antes de que tal estado de cosas esté activamente presente —pero serán décadas y no siglos, si la humanidad puede aprender las lecciones de esta guerra, si se puede impedir que los grupos reaccionarios y conservadores en cada nación hagan retroceder la civilización a las viejas y malas líneas. Pero un comienzo se puede hacer inmediatamente. Sencillez debería ser nuestra consigna, porque la sencillez es lo que matará nuestra vieja forma de vivir materialista.

Extraído de “Los Problemas de la Humanidad”, edición original completa, 1947


Warning: array_key_exists() expects parameter 2 to be array, null given in /home/customer/www/omdemand.com.ar/public_html/wp-content/themes/vice/inc/related_releases.php on line 13
COMPARTIR

Detalles:


Descubrir más
JugarCubiertaEl Título De La Pista
La Pista De Los Autores