0%

Los Trabajos de Hércules – Un Estudio Astrológico

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Los Trabajos de Hércules - Un Estudio Astrológico

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 91 veces, 1 visitas hoy)
42+

 

La aceptación de dogmas impuestos está ahora cediendo lugar a experimentar y a una divina autodeterminación, basada en una unidad efectuada con la Vida en la que vivimos nos movemos y tenemos nuestro ser, la cual está tomando el lugar de la credulidad y superstición.

Hércules abrió la puerta al Sendero del Discipulado, y Su trabajo está conservado para nosotros en los Doce Trabajos de Hércules, los cuales resumen las diferentes pruebas a que son sometidos todos los discípulos, previamente a las distintas iniciaciones.

Trazaremos la historia de Hércules y su esfuerzo para demostrar cómo él, en sus doce trabajos, desempeñó el lugar del aspirante en el Sendero del Discipulado. Emprendió ciertas tareas de naturaleza simbólica, y pasó por ciertos episodios y acontecimientos que pintan para siempre la naturaleza de la disciplina y los logros que caracterizan al hombre que se está acercando a la liberación. Él representa al encarnado, aún no perfeccionado Hijo de Dios, quien con determinación toma en sus manos la naturaleza inferior y voluntariamente la sujeta a la disciplina que producirá eventualmente el surgimiento de la divinidad.

Es interesante observar que cada uno de los grandes Hijos de Dios Cuyos nombres están preeminentemente en el pensamiento de los hombres —Hércules, el Buda y el Cristo— están asociados en los archivos de la Gran Logia Blanca con tres signos especiales del zodiaco, en cada uno de los cuales pasaron de la prueba a la victoria.

  1. En Escorpio—Hércules se convirtió en el discípulo triunfante.
  2. En Tauro—el Buddha logró la victoria sobre el deseo y llegó a la iluminación.
  3. En Piscis—el Cristo venció a la muerte y se convirtió en el Salvador del mundo.

“Que la astrología es una ciencia y una ciencia venidera, es verdad. Que la astrología en su aspecto supremo y su verdadera interpretación, capacitaría eventualmente al hombre para enfocar su comprensión y para funcionar rectamente, es igualmente verdad. Que en las revelaciones que la astrología hará, andando el tiempo, será encontrado el secreto de la verdadera coordinación entre el alma y la forma, es también correcto. Pero esa astrología todavía no ha sido descubierta. Hay demasiadas cosas pasadas por alto y otras muchas desconocidas para hacer de la astrología la ciencia exacta que muchos pretenden que sea. La pretensión será cumplida en alguna fecha futura. El momento no ha llegado todavía.

“La astrología como es practicada ahora, está condenada a la destrucción debido a la rapidez con que las almas están controlando sus personalidades. El modelo del horóscopo del alma no estará basado en nuestro conocimiento tridimensional, pues las leyes de tiempo y espacio no tienen influencia sobre el alma”. (Astrología Esotérica).

Por consiguiente, trataremos en este estudio con una astrología que será no matemática y que no tendrá relación con el modelo de los horóscopos. Se interesará en los doce tipos de energía por medio de los cuales la conciencia de la divina Realidad es lograda a través del medio de la forma.

En un cielo no distante y en un estado no subjetivo llegó Hércules a este conocimiento. En el cuerpo físico, impedido y limitado por las tendencias conferidas a él por el mismo signo bajo el cual realizó el trabajo, alcanzó la comprensión de su propia divinidad esencial. A través de la superación de la forma y de la subyugación de la materia, se nos da un cuadro de una desarrollada autorrealización divina. Por consiguiente, en el estudio de Hércules, el discípulo, y de Cristo, el Salvador del Mundo, tenemos una completa presentación gráfica de las etapas finales del desarrollo, que están situadas delante de todos nosotros. Las cinco grandes Iniciaciones como están pintadas para nosotros en la historia de Jesús el Cristo, no son tratadas aquí, sino que forman el tema de otro libro. (De Belén al Calvario).

El oráculo ha hablado y a lo largo de los siglos ha hecho resonar la palabra: “Hombre, conócete a ti mismo”. Este conocimiento es la conclusión del Sendero del Discipulado y la recompensa de todo el trabajo de Hércules.

 

 

[Bibliografía: Astrología Esotérica, Los Rayos y las Iniciaciones, y Los Trabajos de Hércules (Ediciones y revisiones por Fundación Lucis, Buenos Aires, Argentina)].

 

(Escuchado/descargado 91 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa