0%

Trabajando en el Intervalo – Parte 1

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Trabajando en el Intervalo - Parte 1

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 74 veces, 1 visitas hoy)

¿Has puesto a tono tu ser con el gran dolor de la Humanidad, oh candidato a la Luz?

Para muchos discípulos en entrenamiento la crisis actual les presenta un período o intervalo de abstracción, a fin de reenfocar y conocer de nuevo la fuente de la sabiduría interna. Esto también le atañe a usted. Ocúpese del problema de responder sensiblemente y no del espejismo del trabajo que debe realizar. Ocúpese de las causas y no de los efectos, los cuales se producen inevitablemente.

‘‘Que la energía del Yo divino me inspire y la luz del alma me dirija. Que sea conducido de la Oscuridad a la Luz, de lo Irreal a lo Real; de la Muerte a la Inmortalidad”.

Sabe, no es necesario que se lo diga, que antes de pasar a un conocimiento mayor necesita, como todos los discípulos consagrados, intervalos de estabilización.

Hoy, se enseña a los discípulos a trabajar mucho más en los planos internos de significado y no depender, como hasta ahora, de la actividad externa del sonido. Recuerden que ustedes no están creando en el plano externo. Por lo tanto el sonido o sonidos físicos, relativamente es de poca importancia. Lo que sí importa es la capacidad del discípulo para sentir el significado de la Palabra de Poder a medida que silenciosamente la pronuncia. La cualidad de su idea es la que portará el efecto correcto, y no el modo en que hace un sonido con la ayuda de sus cuerdas vocales y su boca… Lo importante es el pensamiento detrás de la forma, la sensación registrada respecto a las palabras y la comprensión de su significación; lo que importa es la capacidad de pensar, sentir y silenciosamente enviar el llamado de la cualidad a la cualidad, del significado al significado, de la naturaleza a la naturaleza, de la forma al espíritu, recordando siempre que eso que se halla en el plano físico no es un principio. El sonido físico no es lo que conducirá a una exitosa construcción del antakarana.

A la comprensión sólo puede llegarse cuando un hombre vive la Palabra, oyendo su Sonido insonoro y exhalándolo en un vital aliento dador-de-vida hacia otros.

Entre la corrida perpetua que sólo hace ruido y la melodía de una canción parece haber una diferencia dada por los intervalos, esos temidos desconocidos, y qué poco se los considera…

Como se señaló, “los intervalos, no sólo entre la nota básica, la tercera mayor y la quinta perfecta, o los que distinguen la corchea de la semicorchea, son los que permiten componer una sinfonía o canción”.

[Bibliografía: La Voz del Silencio (Helena P. Blavatsky), Discipulado en la Nueva Era T° I y II, Los Rayos y las Iniciaciones y De Beén al Calvario (de Alice A. Bailey, libros traducidos y editados por Fundación Lucis)]
(Escuchado/descargado 74 veces, 1 visitas hoy)
0
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa