0%

Tres principios

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Tres principios

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 5 veces, 1 visitas hoy)
[BVM Secuencia 3] Los errores y equívocos del pasado culminan en nuestros problemas actuales. Este reconocimiento conducirá a establecer el principio de participación, tan necesario en el mundo actual.

Todos los problemas y las condiciones pueden ser resueltos por la buena voluntad-al-bien. La buena voluntad nutre el espíritu de comprensión y fomenta la manifestación del principio de cooperación. El espíritu cooperativo es el secreto de todas las relaciones humanas y el enemigo de la competencia.

Hay una consanguinidad entre los hombres que, cuando es reconocida, disuelve todas las barreras y pone fin al espíritu de separatividad y de odio. La paz y la felicidad de cada uno, por lo tanto, conciernen a todos. Esto desarrolla el principio de responsabilidad y sienta las bases para la correcta acción corporativa.

[PH – Diciembre 1944] … ha sido necesario destruir eso que el hombre ha cons-truido y que le ha bastado y demandado su alabanza porque él no conocía nada mejor. Ahora él debe destruirlo tan completamente que incluso la re-creación físi-ca externa será vital y significativamente diferente, además de extraordinariamen-te mejor. El viviente y despierto espíritu de los hombres exige un nuevo mundo externo. De ahí la presente destrucción. Para forzar esta decisión y satisfacer la necesidad del hombre, hemos visto la destrucción sin precedentes de la mayoría de las antiguas formas que han albergado y representado a nuestra civilización pasada.

[BVM Secuencia 3]

Participación (o Compartición) – Cooperación – Responsabilidad

Estas creencias son básicas en los hombres y mujeres de buena voluntad y proporcionan el incentivo para todo servicio y acción. Estas tres verdades prácticas y científicas enunciadas, incorporan estos hechos básicos y la aceptación inicial de todos los servidores del mundo. No son contrarias a ninguna posición mundial, ni subversivas para ningún gobierno ni actitud religiosa, y están innatas en la conciencia de los hombres, evocando inmediata respuesta. Cuando sean aceptadas se sanarán todas las heridas internacionales.

[CE] Los hombres van aprendiendo a conocerse y comprenderse; las naciones están llegando a establecer contactos más estrechos; los estadistas de todas las naciones lidian juntos, y en cónclave conjunto, con el problema del mejoramiento de las condiciones de vida humanas; en todas partes se piensa, valora y lucha por la libertad y los verdaderos valores. ¿Qué es todo esto sino el esfuerzo del alma de la humanidad por eliminar la enfermedad, devolver la salud a las zonas

afectadas y eliminar los puntos de fricción? Las imperfecciones han sido traídas a la superficie; los males a eliminar son conocidos por todos… La enfermedad de la humanidad como raza y como resultado de eones de vida errónea, de propósitos egoístas y de codicia, ha producido un montón de males físicos…

[DN] Estamos entrando a una era científica, pero será una ciencia que sale del impasse que ahora ha alcanzado y que —habiendo penetrado como lo ha hecho en el reino de lo intangible— comenzará a trabajar mucho más subjetivamente que hasta ahora… En el momento en que se pruebe que el subjetivo mundo de causas existe (y esto llegará mediante la irrefutable evidencia de los sentidos ampliados del hombre), la ciencia entrará en una nueva era; su foco de atención cambiará; las posibilidades de descubrimiento serán inmensas y el materialismo (como ahora se comprende esa palabra) desaparecerá. Hasta la palabra “materialismo” se volverá obsoleta y a los hombres en el futuro les divertirá la limitada visión de nuestro mundo moderno y se preguntarán por qué pensábamos y sentíamos como lo hicimos.

[BVM Secuencia 3] La energía más necesaria, si queremos entrar sin peligro en la nueva era, es la de la buena voluntad. Los mejores planes fracasan si quienes los desarrollan carecen de mutua buena voluntad. Sin buena voluntad las tratativas no tendrán resultados reales ni duraderos…

La esperanza reside en que la buena voluntad está mucho más difundida que reconocida en el mundo. El espíritu de buena voluntad está presente en millones de personas y evoca un sentido de responsabilidad. Los hombres de buena voluntad sienten esta nueva responsabilidad mundial y tratan de desempeñar su parte. Piensan cada vez más en términos del todo y su influencia se acrecienta como fuerza positiva para el bien.

El destino de los Hombres y de las Naciones está determinado por los Valores que gobiernan sus decisiones. La crisis humana y mundial de hoy día es básica-mente espiritual; está probando el carácter y la intención de todos los hombres y mujeres. Esto da la oportunidad de revisar los valores que captamos como una forma personal de conducta. El Mundo del Futuro depende de lo que cada uno de nosotros haga hoy.

Si los hombres y mujeres del mundo quieren aprovechar la actual oportuni-dad, deben comprender más profundamente esta energía que poseen y ver con más claridad cómo puede ser aplicada prácticamente en el mundo mo-derno. MANTRA DE UNIFICACIÓN [ver: https://lucis.org/la-gran-invocacion/invocacion-y-meditacion/invocacion-y-evocacion/ ] [Bibliografía: Los Problemas de la Humanidad, Destino de las Naciones, Curación Esotérica (de los libros de Alice A. Bailey por Fundación Lucis)] y Secuencia 3 de Buena Voluntad. www.lucis.org

(Escuchado/descargado 5 veces, 1 visitas hoy)
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa