0%

Vencer al temor (Magia blanca)

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Vencer al temor (Magia blanca)

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 88 veces, 1 visitas hoy)

Las Cuatro Libertades – 6 de enero de 1941

En los días futuros, queremos que haya seguridad y ansiamos un mundo basado sobre cuatro libertades humanas esenciales.

La primera, es la libertad de palabra y expresión —en todas partes del mundo.

La segunda, es la libertad de cada persona para adorar a Dios a su propia manera —en todas partes del mundo.

La tercera, estar libres de necesidades —que traducido en términos mundiales significa convenios económicos que aseguren a cada nación una vida saludable y pacífica para sus habitantes —en todas partes del mundo.

La cuarta, estar libres de temor —que traducido en términos mundiales significa reducir mundialmente los armamentos en tal grado y en forma tan completa, que ninguna nación pueda cometer un acto de agresión física contra algún vecino —en cualquier parte del mundo.

Franklin D. Roosevelt

El temor mantiene al mundo en la esclavitud, y ninguno está exento de su influencia. Para el aspirante y para el discípulo hay dos clases de temor que requieren ser considerados especialmente. Los temores que hemos considerado en la primera parte del tratado y los temores que son inherentes, como saben, a la existencia misma, son familiares para todos nosotros. Tienen su raíz en la naturaleza instintiva (temores económicos, temores surgiendo de la vida sexual, temor y terror físico, temor a lo desconocido, con ese dominante temor a la muerte que colora tantas vidas) y han sido objeto de mucha investigación sicológica. No procuro ocuparme de ellos. Han de ser vencidos por la vida del alma a medida que compenetra y trasforma la vida diaria, y por la negativa del aspirante a otorgarles cualquier reconocimiento. El primer método construye fortaleza de carácter y evita la entrada de nuevos temores. No pueden existir cuando el alma está conscientemente controlando la vida y sus situaciones. El segundo contrarresta las viejas formas pensamiento y finalmente ocasiona su destrucción por falta de nutrición.

Ocuparnos de las necesidades de la vida diaria ya es un acto meritorio, hacer libres a las personas de todo el mundo de las necesidades y los temores es un trabajo y una responsabilidad básicos para toda la humanidad. Sin embargo esto es sólo el comienzo, un primer paso en el alivio físico y emocional que llevará a la apertura de la conciencia humana hacia la comprensión de las sutilezas y potencias de la vida misma, la vida espiritual que aguarda la liberación de cada ser humano.

Las imperfecciones han sido traídas a la superficie; los males a eliminar son conocidos por todos… La enfermedad de la humanidad como raza y como resultado de eones de vida errónea, de propósitos egoístas y de codicia, ha producido un montón de males físicos; hoy millones de niños nacen claramente enfermos o con la simiente de la enfermedad en ellos. Cuando el mal que ha hecho sentir su presencia, y cuando las imperfecciones que han sido traídas a la superficie hayan sido curados o se los haya hecho regresar a su propio lugar, entonces —y sólo entonces— la enfermedad física finalizará o cederá fácilmente al tratamiento.

[PH – Marzo de 1945] En todos los países debe hallarse y movilizarse a los hombres y mujeres de visión, y ellos están ahí; deben tener el equipamiento que necesiten y el respaldo de aquellos en quienes puedan confiar. Al principio no debe exigirse demasiado, pues la necesidad inmediata no es impartir hechos sino disipar el temor, demostrar que el amor sí existe en el mundo e inculcar un sentido de seguridad. Entonces y sólo entonces será posible continuar con esos procesos más definidos que harán del plan de largo alcance que algunos de nosotros hemos visualizado, una posibilidad.

Los temores que acosan a la humanidad, teniendo sus raíces en instintos, parecen sin embargo ser características divinas, mal aplicadas y mal utilizadas. Cuando, sin embargo, son correctamente comprendidas y utilizadas, y trasmutadas por el alma conocedora, producen concienciación y son la fuente de crecimiento y eso que trasmite al alma dormida —en tiempo y espacio— el necesario impulso, ímpetu y anhelo de progreso que han llevado al hombre adelante desde la etapa del hombre de las cavernas y el ciclo prehistórico, a través del largo período de la historia, y hoy puede confiarse en que lo llevará adelante con creciente rapidez…

… todo el proceso es divino, y el mal, así llamado, no es más que una ilusión y una inherente parte de dualidad, dando lugar en tiempo y fuera de tiempo a una divina unidad. El mal se debe a equivocada percepción y errónea interpretación de eso que es percibido. El logro de verdadera visión, además de correcta comprensión, libera de reacciones instintivas y evoca ese desapego interno que permite a un hombre caminar en libertad en el reino de Dios.

[Bibliografía: Un Tratado sobre Magia Blanca, Los Problemas de la Humanidad, Curación Esotérica (de los li-bros de Alice A. Bailey por Fundación Lucis)] y Secuencia 2 de Buena Voluntad. www.lucis.org

(Escuchado/descargado 88 veces, 1 visitas hoy)
1+
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa