0%

Wesak en el Intervalo…

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Wesak en el Intervalo…

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 123 veces, 1 visitas hoy)

 

 

En esta hora de crisis, ansiedad y suspenso, parece que hay ciertas cosas que harían bien en recordar y ciertas cosas que deberían esforzarse por hacer.

Lo primero, por lo tanto, que quisiera recordarles es que La Jerarquía permanece. Detrás de todo lo que hoy está sucediendo, el mismo grupo de Fuerzas espirituales y los mismos Hermanos Mayores y Maestros se encuentran como hasta ahora, guiando a la humanidad por el sendero de vida y llevándonos segura y satisfactoriamente a nuestro actual punto de desarrollo.

El Buda, Cuyo festival estamos celebrando, y el Cristo, Quien expresa para nosotros el inmutable amor de Dios, están todavía con nosotros, y la Jerarquía permanece como un baluarte de fortaleza entre nosotros y el posible desastre; este centro de vida espiritual es “como la sombra de una gran roca en una tierra agotada”.

Lo segundo que quisiera que todos ustedes recuerden es que el género humano ha marchado constantemente adelante desde un estado de ciega ignorancia e inconsciencia, a uno de preocupación inteligente por la vida y un creciente sentido de responsabilidad.

El hilo que nos guiará fuera del desconcertante laberinto de pensamiento en el cual forzosamente debemos entrar, es el hilo dorado de amor grupal, comprensión grupal, relaciones grupales y conducta grupal.

Les recordaría también la integridad y solidaridad de la familia humana. Somos un solo pueblo —uno en nuestras relaciones, capacidades y deseos, nuestro origen y nuestra meta. Esta integridad esencial y reconocible es la que está surgiendo en este momento poderosamente en la conciencia humana.

Respecto a algunas de las cosas que pueden hacer, sugeriría lo siguiente. No permitan ser arrastrados por ninguna sicosis de temor, ni precipitados a ninguna actitud a través de la cual la ansiedad, la intranquilidad y la aflicción en el mundo puedan abrumarlos. Esfuércense por permanecer en el ser espiritual.

Cada mañana, en vuestra meditación, procuren asumir esa actitud con una nueva y fresca definitud y mantenerla durante las horas de servicio que están por delante cada día. Esto no será cosa fácil de hacer, pero puede hacerse si ustedes pueden aquietarse lo suficiente durante cinco minutos cada mañana —completa e interiormente quietos— y si llenan sus días con ocupación vital y verdadero servicio, vigilando con cuidado todo pensamiento y habla.

Será bueno además cultivar la alegría que trae fortaleza. Este no es momento para pesimismo, desesperación o depresión. Si ceden a estos, ustedes se vuelven negativos y puntos focales destructivos en vuestro medio ambiente. Si verdaderamente creen que la vida espiritual es fundamental hoy en el mundo, si de verdad creen que la divinidad guía al mundo, si verdaderamente captan el hecho de que todos los hombres son vuestros hermanos y que todos nosotros somos los hijos del Único Padre, y si están convencidos de que el corazón de la humanidad es sano —¿no son estas ideas adecuadamente potentes para mantenernos gozosamente firmes en medio de un mundo cambiante?

 

[Bibliografía:  Un Tratado sobre Fuego Cósmico, La Exteriorización de la Jerarquía, Discipulado en la Nueva Era T° II y Telepatía y el Vehículo Etérico (de Alice A. Bailey, libros traducidos y editados por Fundación Lucis)]

 

(Escuchado/descargado 123 veces, 1 visitas hoy)
0
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa