0%

Variedad de adicciones sexuales

Publicado Por: Claudio En:


la sexodependencia es una obsesión y una preocupación por el sexo, en las que todo se define sexualmente o por su sexualidad y en las que todas las percepciones y relaciones son vistas de un punto de vista sexual. La sexodependencia, en todas sus formas, es destructiva para la propia persona, para los demás y para las relaciones. Es una fuente de dolor, de confusión y de miedo, para la persona adicta y también para las personas con las que el adicto intenta relacionarse. Como todos los adictos, los adictos al sexo se vuelven progresivamente falsos, interesados en sí mismos, aislados, temerosos, confusos, desprovistos de sentimientos, dualistas, controladores, perfeccionistas, ciegos a su enfermedad (rechazo á su reconocimiento), locos, culpabilizadores (proyección) y no funcionales. En resumen, sus vidas se vuelven gradualmente ingobernables.

La adicción al sexo, como todas las demás adicciones, es una expresión de un proceso subyacente de adicción que tiene muchas formas de expresión. Como afirmé anteriormente, todos hemos sido educados en un proceso de adicción; no pertenece al núcleo de nuestro ser. No es lo que somos; es lo que hemos aprendido a ser para encajar en una sociedad adicta. Si nos enfrentamos a la adicción como lo que es, una adicción, es posible la recuperación. La sexodependencia es una dependencia oculta; siempre he encontrado más disponibilidad a enfrentar casi cualquier otra dependencia. La adicción sexual comporta un componente particularmente grande de vergiienza y de no reconocimiento de la misma. Paradójicamente, es también una de las dependencias que está más asumida en nuestra sociedad como «normal». Sólo cuando personas valientes que tenían esta dependencia la han reconocido y .mimbrado es cuando hemos podido ver la omnipresencia de esta enfermedad y el alcance del dolor y sufrimiento que conlleva.

Calificar esta adicción como enfermedad psicológica permitió que se mantuviese oculta. Ese proceso «protegió el suministro». Sólo cuando los mismos adictos han identificado su adicción hemos llegado a entender esta enfermedad progresiva y de consecuencias fatales como tal. Recientemente se ha prestado mucha atención a los aspectos manifiestos de la adicción sexual (que, en sí misma puede ser una forma de adicción social llamada voyerismo). Pretendo explorar toda la gama de sexodependencia con las instituciones sociales y con la sociedad considerada como un todo. No podemos entender la adicción sexual, a menos, que contemplemos el papel de la familia, la escuela y la Iglesia, así como el de la sociedad en su totalidad en su adicción generalizada y funesta.

Del libro «Recobra tu intimidad: Cómo superar la adicción a las dependencias afectivas» de Anne Wilson Schaef


COMPARTIR
Descubrir más
JugarCubiertaEl Título De La Pista
La Pista De Los Autores