0%

Abuso Verbal: Encubrir con el chiste el abuso y la humillación

Programa: Hemos estado ahí


Lista de tracks:


Abuso Verbal: Encubrir con el chiste el abuso y la humillación

Hemos estado ahi

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 168 veces, 1 visitas hoy)

 

Los codependientes firman un contrato básico cuando aún no saben escribir, que los inhabilita a existir:
Acepto no molestar, no respirar, no interferir… si me dejas vivir…y en ese trato temprano que hacemos por miedo, nos perdemos la oportunidad de VIVIR, con mayúsculas. Pero existe el Trabajo de la Recuperación que vuelve a conectarnos con la VIDA y con la ALEGRÍA de estar vivos.

Humillar

Cuando se degrada a la mujer, se la subestima y de esta manera se niega y distorsiona su percepción real del abuso, ejerciendo una de las formas más insidiosas del abuso verbal. El abusador rebaja la experiencia y los sentimientos de su pareja como si no valieran nada. Ella puede pasar años tratando de imaginar qué hay de malo en su persona o qué falla en su capacidad de comunicación.

Si la mujer dice, por ejemplo,

«Me sentí herida cuando te oí decir que…» o

«No creo que sea gracioso, es humillante» o

«Me siento mal cuando me gritas así»,

el abusador menospreciará los sentimientos de su pareja diciendo algo que le transmita el mensaje: «Tus sentimientos y tu experiencia están equivocados, no valen nada», con diferentes comentarios desmerecedores:

Eres demasiado susceptible. Sacas conclusiones apresuradas.

No eres capaz de aceptar una broma. Exageras todo.

Haces un drama por cualquier cosa. No tienes sentido del humor.

Ves las cosas de la peor manera posible.Te tomas las cosas demasiado en serio.

Siempre tomas las cosas de la manera equivocada .Tu imaginación trabaja demasiado.

No sabes de qué estás hablando. Crees saberlo todo.

Siempre tienes algo de qué quejarte. Estás tratando de empezar una discusión.

Si no te quejas no te sientes feliz. Sientes demasiado

Haces una montaña de un grano de arena. Tergiversas mis palabras.

Distorsionas todo. Estás buscando una pelea.

La mujer confía en el abusador y cree que hay algo intrínsecamente malo en ella, en su sentido del humor o en sus percepciones. Estas creencias pueden llevarla a tener sentimientos de frustración y de inutilidad. Puede pasar horas tratando de descubrir por qué actúa en la forma en que él le señala, sin darse cuenta de que él dice sus palabras de desprecio para esquivar la responsabilidad de su propia conducta.

Hacer bromas que encubren el abuso verbal

El abuso disfrazado de broma es una categoría de abuso verbal que vivieron todas las mujeres que entrevisté. Es preciso tener una mente rápida para menospreciar a una mujer, ya sea en forma grosera o de manera ingeniosa y con estilo. Este tipo de abuso no se comete en broma. Es rápido y directo, toca los puntos más sensibles y deja al abusador con una mirada de triunfo.

Los comentarios de menosprecio disfrazados de bromas se refieren a menudo a la naturaleza femenina de la pareja, a sus capacidades intelectuales o a su competencia.

Si la mujer dice: «No me pareció gracioso», el abusador puede, por ejemplo, rebajar su experiencia diciendo airadamente: «Tú no-tienes sentido del humor» o «No sabes aceptar una broma» o acusarla de antagonismo diciendo agriamente «Estás tratando de iniciar una discusión». En sí mismos, todos estos comentarios son abusivos.

Al lector puede resultarle obvio que las respuestas de los abusadores no demuestran benevolencia o interés en la relación. Lamentablemente, a la mujer del abusador no le parece tan claro.

Estos son algunos de los comentarios desmerecedores que un abusador describiría como bromas:

¡Necesitarías un guardián!

¡Vaya! Te diviertes muy fácil.

¿Qué otra cosa se puede esperar de una mujer?

No pierdes la cabeza porque la tienes pegada.

Otro recurso del abusador es sobresaltar o asustar a su pareja, después de lo cual se reirá como si se tratara de una broma.

Bloquear y desviar

Bloquear y desviar es una categoría del abuso verbal que controla específicamente la comunicación interpersonal. El abusador verbal rehúsa comunicarse, determina qué se puede discutir o retiene información. El bloqueo puede ejercerse como una franca exigencia o cambiando de argumento; también puede ser acusatorio, aunque su propósito primario es el de evitar la discusión, terminar la comunicación o retener la información. Éstos son ejemplos de bloqueo:

¡Siempre quieres tener la última palabra! ¡Ya sabes lo que quiero decir!

¡Crees que lo sabes todo! ¡Ya me has oído! ¡No quiero tener que repetirlo!

¡No veo adónde nos lleva esto! ¡No quiero discutir más! ¡Eso es un montón de basura!

¡Deja de decir estupideces! ¡Sal, déjame en paz!

¡Tú siempre tienes razón! ¡Pareces una cotorra!

¿Alguien te preguntó? ¿Quién te pidió opinión?

¡Deja ya de quejarte! ¿De dónde sacaste una idea tan loca/estúpida/absurda como ésa?

El bloqueo puede también cumplirse a través de tácticas de desviación.

(Escuchado/descargado 168 veces, 1 visitas hoy)
0
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa