0%

DÍA DE INVOCACIÓN MUNDIAL – Del Cristo y la Humanidad

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


DÍA DE INVOCACIÓN MUNDIAL - Del Cristo y la Humanidad

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 184 veces, 1 visitas hoy)
107+

Como preparación para la Semana Festival del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo 2019, en cada luna llena tratamos de conciencializar el hecho de que El momento de la luna llena es el período en que las energías espirituales están singularmente disponibles y facilitan un contacto más íntimo entre la humanidad y la Jerarquía… Como aspirantes y discípulos, nosotros buscamos canalizar el influjo espiritual dentro de la mente y el corazón de los hombres, y así fortalecer la unión entre el reino humano y el reino de Dios.

Como bien saben, la historia humana ha sido esencialmente la historia de los grandes Mensajeros espirituales Quienes —de cuando en cuando, en las horas de crisis humana— han surgido desde el lugar secreto del Altísimo para ayudar, inspirar, revelar, conducir y dirigir. Es la historia de la presentación de ideas, llevadas a la atención de la humanidad y gradualmente convertidas en civilizaciones y culturas. Tal es la urgencia de la necesidad humana en este momento, y tal es la oportunidad, que uno de esos Hijos de Dios está —durante este ciclo de tensión— procurando cooperar con el Cristo. Como un resultado de decisión de Cristo y Su “fusión espiritual” con la Voluntad de Dios, el Avatar de Síntesis se ha convertido, por el momento, en Su Asociado cercano.

Este es un evento de importancia suprema y planetaria. Su relación y planeada ayuda datan desde el momento de pronunciar la Gran Invocación y su uso por los hombres en todas partes. Debido a la formidable tarea que afronta el Cristo, el Avatar de Síntesis Lo fortalecerá.

Su actividad es necesariamente una actividad masiva, pues Él sólo puede canalizar Sus energías a través de la conciencia masiva o a través de una entidad grupal consciente, tal como la Jerarquía, las Naciones Unidas o la Humanidad. El punto focal de Su esfuerzo y el Agente a través del cual puede hacerse la distribución de Su energía es el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo; este grupo está singularmente relacionado con este Avatar de Síntesis.

Que las Fuerzas de la Luz traigan iluminación a la humanidad. Que el Espíritu de Paz se esparza al exterior. Que los hombres de buena voluntad en todas partes se unan en un espíritu de cooperación. Que el perdón por parte de todos los hombres sea la nota clave en este momento. Que el poder acompañe los esfuerzos de los Grandes Seres. Que así sea y nos ayude a hacer nuestra parte.

Cuando los aspirantes y discípulos del mundo usan esta Invocación, la primera frase conduce a la conciencia hasta la Jerarquía de Luz, centro intermediario entre la Humanidad y Shamballa. Sirve entonces para destacar y establecer un estrecho contacto, mezclando y fusionando los centros humano y jerárquico. Cuando esto ha tenido lugar, la Jerarquía puede entonces usar esta Gran Invocación con mayor potencia

El pasado ha aportado su trabajo terminado; el presente está evocando su desarrollo justo y correcto; aparece el maravilloso futuro de divina posibilidad —sus resultados supeditados a un espíritu de correcta comprensión e invocación. Tres enunciados del Nuevo Testamento ahora comienzan a demostrar su profunda significación esotérica y su asombrosa potencia viviente:

Los tres aspectos de la divinidad en el hombre logran expresión práctica por medio de la influencia de la Gran Invocación, tanto en utilidad viviente como en verdadera comprensión —verdadera por lo menos en la medida en que el actual punto en la evolución del hombre le permite la correcta aprehensión del significado. La buena voluntad, como la práctica y posible expresión del amor, se manifiesta en la tierra evocando correcta relación; la luz, como la expresión de la Jerarquía, afluye a la conciencia humana irradiando a todos los lugares oscuros y evocando respuesta de todas las formas de vida en los tres mundos de manifestación, y en los tres reinos subhumanos por intermedio del humano; la paz, como la expresión de la voluntad de Shamballa, produce equilibrio, síntesis y comprensión, más un espíritu de invocación que es básicamente una acción que produce reacción. Esto se manifiesta como el primer gran trabajo creador y mágico del que es capaz la humanidad, poniendo en marcha, como lo hace, los tres aspectos divinos a una actividad simultánea acorde a la voluntad de Dios.

Que surjan los Señores de la Liberación. Que traigan socorro a los hijos de los hombres. Que se manifieste el Jinete del Lugar secreto y viniendo —salve. Manifiéstate, Oh Poderoso.

Que las almas de los hombres despierten a la Luz. Que permanezcan con intención masiva. Que brote el fíat del Señor: ¡Ha llegado el fin de la aflicción! Manifiéstate, oh Poderoso.

La hora de servicio de la Fuerza Salvadora ha llegado ahora. Que se esparza al exterior, oh Poderoso. Que la Luz, el Amor, el Poder y la Muerte, Cumplan el propósito de Aquel Que Viene.

La Voluntad de salvar está aquí, El Amor para llevar adelante la tarea está ampliamente esparcido al exterior. La Ayuda Activa de todos los que conocen la verdad también está aquí. Manifiéstate, oh Poderoso, y combina estos tres. Construye una gran muralla defensora. El imperio del mal debe terminar ahora.

Un punto necesitan captar con más claridad, y es tanto un aliento como un punto difícil de creer. Si los hijos de los hombres que están cooperando con las Fuerzas de la Luz en este momento permanecen con firmeza, y si la “intención masiva” de los hombres de buena voluntad es precipitada desde el plano mental (donde la mayor parte de la buena voluntad, el deseo, la plegaria y la invocación se “congelan”) y se la aleja de su fácil enfoque en la vida de deseo del aspirante, la buena voluntad se vuelve activa en expresión y en acto tangible en el plano físico, de manera que el trabajo realizado por medio de la invocación y la plegaria, más la necesaria lucha por lo justo, la realizan quienes verdaderamente pueden coordinarse e integrarse en los tres niveles y de este modo funcionar como un todo. Esto significará el fin del dominio de la materia por siempre jamás.

Un nuevo tipo de místico está llegando a ser reconocido; difiere de los místicos del pasado por su interés práctico en asuntos mundiales actuales y no en materias religiosas y de la iglesia solamente; se distingue por su falta de interés en su propio desarrollo personal, por su habilidad para ver a Dios inmanente en todos los credos y no sólo en su propio tipo particular de creencia religiosa, y también por su capacidad de vivir su vida a la luz de la Presencia divina. Todos los místicos han podido hacer esto en mayor o menor grado, pero el místico moderno difiere de los del pasado en que él es capaz de indicar claramente a otros las técnicas del Sendero; combina cabeza y corazón, inteligencia y sentimiento, más una percepción intuitiva, hasta ahora faltante. La clara luz de la Jerarquía Espiritual ahora ilumina el camino del místico moderno, y no simplemente la luz de su propia alma; esto sucederá cada vez más.

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios, Que afluya Luz a las mentes de los hombres; Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios, Que afluya Amor a los corazones de los hombres; Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el Centro donde la Voluntad de Dios es conocida, Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres, El Propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres, Que se realice el Plan de Amor y de Luz y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

A primera vista, la belleza y la potencia de esta Invocación residen en su simplicidad y en su expresión de ciertas verdades centrales que todos los hombres, innata y normalmente, aceptan —la verdad de la existencia de una Inteligencia básica a Quien vagamente denominamos Dios; la verdad de que, detrás de toda apariencia externa, el poder motivador del universo es amor; la verdad de que una gran Individualidad vino a la tierra, llamada el Cristo por los cristianos, y personificó ese amor para que pudiéramos comprender; la verdad de que tanto el amor como la inteligencia son efectos de lo que se denomina la voluntad de Dios, y finalmente la verdad autoevidente de que sólo a través de la humanidad misma puede desarrollarse el Plan divino.

Este Plan llama al género humano a la expresión de Amor y desafía a los hombres a “dejar brillar su luz”. Luego viene la solemne demanda final de que este Plan de Amor y Luz, obrando a través del género humano, pueda “sellar la puerta donde se halla el mal”. La línea final luego contiene la idea de restauración, indicando la tónica para el futuro y que llegará el día en que la idea original de Dios y Su intención inicial ya no serán frustradas por el libre albedrío humano y el mal humano —puro materialismo y egoísmo; el propósito divino entonces, a través de los cambiados corazones y metas de la humanidad, será realizado.

[Bibliografía: La Reaparición de Cristo y La Exteriorización de la Jerarquía (ediciones en revisión por Fundación Lucis, Buenos Aires, Argentina) escritos de 1939].

(Escuchado/descargado 184 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa