0%

La no-dependencia

Programa: Hemos estado ahí


Lista de tracks:


La no-dependencia

Hemos estado ahi

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 135 veces, 1 visitas hoy)

 

Nuestras necesidades reales se hacen cada vez mayores, al igual que nuestra desesperación. Fijamos nuestra vida en torno a esta persona, tratando de proteger así nuestra fuente de seguridad y de felicidad. Abdicamos a vivir nuestra propia vida al hacer esto. Y sentimos ira contra esa persona. Somos controlados por ella.

Dependemos de esa persona. Finalmente nos enojamos y nos resentimos con la persona de quien dependemos y quien nos controla, porque le hemos dado nuestro poder personal y nuestros derechos.

Sentirnos desesperados o dependientes puede exponernos también a otros riesgos. Si dejamos que la parte desesperada de nosotros tome decisiones, sin advertirlo, podemos caer en situaciones que nos expongan a enfermedades sexualmente adquiridas tales como el herpes o el SIDA (Síndrome de Inmuno-Deficiencia-Adquirida). No es seguro estar tan necesitado de relaciones íntimas.

En ocasiones podemos hacernos trucos para disfrazar nuestra dependencia. Algunos de estos trucos, de acuerdo con Colette Dowling, sobrevaloran a alguien (“Él es un genio, por eso me quedo con él”); lo hacen ser menos de lo que es (“Los hombres son como niños, no pueden cuidar de sí mismos.”), y —el truco favorito de los codependientes— los convierte en cuidadores. Dowling demostró estas características en El complejo de Cenicienta, donde citó el caso de Madeleine, una mujer que se estaba desembarazando de una relación destructiva con Manny, su esposo quien era alcohólico.

Ese es el último truco de la personalidad dependiente: creer que tú tienes la responsabilidad de “cuidar” al otro.

(Escuchado/descargado 135 veces, 1 visitas hoy)
1+
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa