0%

Los Signos de los Tiempos II

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Los Signos de los Tiempos II

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 53 veces, 1 visitas hoy)
131+

 

 

La Reconstrucción Física del Mundo:

Es esencial que todas las personas reflexivas dediquen tiempo y pensamiento a la consideración de los siete problemas mundiales que enfrentamos en el inmediato período de posguerra. Son de importancia urgente. Algunos de ellos pueden solucionarse con relativa rapidez —siempre que haya sentido común y un interés propio correctamente apreciado; otros requerirán un planeamiento previsor y mucha paciencia, a medida que se dan uno tras otro los pasos necesarios, conduciendo al reajuste los valores humanos y a la inauguración de nuevas actitudes de la mente con respecto a rectas relaciones humanas; aún otros llegarán gradualmente, muy gradualmente, a un punto de solución y sólo como resultado del inmutable proceso evolutivo —un proceso que ha llevado a la humanidad desde el estado instintivo primitivo hasta el punto en que estos problemas planetarios pueden ser considerados y discutidos por el ciudadano promedio. En el reconocimiento de este desarrollo en la conciencia humana y en una comprensión de la diferencia que obviamente existe entre el hombre primitivo y nuestra inteligente humanidad moderna, están las bases para un inconmovible optimismo respecto al destino humano.

El planeamiento y el propósito planetario (físicamente hablando) ahora han entrado a la esfera de la conciencia de los pueblos pensantes del mundo; planeamiento y propósito entrarán dentro de la reconstrucción de las ciudades, dentro del descalabro y destrucción de lo que no esté en consonancia con los cánones más nuevos y se demostrarán en la creación de esos centros de población que expresarán el arte y el estilo, la cultura y la tendencia de cualquier nación y pueblo particular.

El Problema de Capital, Trabajo y Empleo Octubre 1945

Sólo un concepto dominante puede hoy salvar al mundo de la inminente lucha económica a muerte, impedir el resurgimiento de los viejos sistemas materialistas del pasado, detener la reemergencia de las viejas ideas y conceptos y poner fin al sutil control por parte de los intereses financieros y el violento descontento de las masas. Debe respaldarse una creencia en la unidad humana. Debe captarse esta unidad como algo digno por lo cual luchar y morir; debe constituir el nuevo fundamento para toda nuestra reorganización política, religiosa y social y debe proveer el tema para todos nuestros sistemas educativos.

El Problema de las Minorías Raciales Febrero 1946

Al considerar nuestro tema necesitamos hacer ahora dos cosas: ante todo, considerar qué es lo que hace a un pueblo, una raza o una nación, una minoría, y luego, considerar a lo largo de qué líneas puede radicar una solución. El mundo hoy está lleno de minorías vociferantes que —correcta o erróneamente— reclaman sobre la mayoría. Algunas de estas mayorías están sinceramente interesadas en ver que se haga justicia a las minorías que luchan y reclaman; otras las están utilizando como “temas de discusión” para sus propios fines…

Al enfrentar hoy día el panorama mundial, debemos verlo tal como es en realidad y comprender que si se dieran los mejores pasos posibles, espirituales y materiales, para la más pequeña y menos importante de las minorías, ello crearía una situación que revertiría por completo la política mundial y marcaría el comienzo de una era cultural y civilizada totalmente nueva y más iluminada. Sin embargo, no es probable que esto ocurra; tan cerrados están los intereses egoístas entrelazados, que la utilización de un sistema de perfecta justicia y equidad en cualquier caso dado, afectaría muy importantes intereses materiales, infringiría presuntos derechos de naciones poderosas, vulnerarían límites establecidos e indignarían a grupos poderosos hasta en los países más lejanos.

Todo lo que podemos hacer es reconocer que [las minorías] tienen un caso a ser presentado y un problema a ser resuelto, pero que la justicia y el juego limpio, la plena oportunidad y la compartición equitativa de los recursos económicos del mundo sólo serán posibles cuando ciertos principios amplios y generales hayan sido impuestos por el peso de la opinión pública…

… la única esperanza verdadera es una opinión pública iluminada y  esto debe ser el resultado de sólidos métodos educativos y justa y exacta propaganda.

El Problema de las Iglesias Abril 1947

La relación con Dios a través de Cristo siempre ha sido la enseñanza de todos los verdaderos líderes espirituales, no importa por qué nombre Lo hayan llamado —y Él tiene muchos nombres. En el futuro, nos acercaremos cada vez más y con mayor inteligencia a la sustancia viviente de la Realidad, y seremos más precisos en la comprensión de esta relación hasta ahora vagamente presentida. Sabremos, veremos y comprenderemos. No sólo creeremos, tendremos esperanza y aguardaremos que algún día se nos revele el misterio. Hablaremos abiertamente de esa Jerarquía y de sus Miembros y Su trabajo. Se hará resaltar la naturaleza jerárquica de todas las vidas y el hecho de la gran “cadena de jerarquías” que se extiende desde el reino mineral, a través del humano hasta la Jerarquía planetaria, el Reino de Dios, y se prolonga hasta grupos espirituales aparentemente distantes.

El hecho de la Jerarquía espiritual de nuestro planeta, la capacidad del género humano para ponerse en contacto con sus Miembros y para trabajar en cooperación con Ellos, y la existencia de Aquellos que conocen cuál es la voluntad de Dios y pueden trabajar inteligentemente con esa voluntad —estas son las verdades sobre las cuales se basará la futura enseñanza espiritual.

El hecho de la existencia de esta Jerarquía y su Guía supremo, el Cristo, hoy es reconocido conscientemente por centenares de miles de personas, aunque todavía lo niegue el ortodoxo. Tantos conocen esta verdad y tanta gente de integridad y valía está cooperando conscientemente con los Miembros de la Jerarquía, que los antagonismos eclesiásticos y los comentarios despreciativos de los de mente concreta son inútiles. Los hombres están saliendo de la autoridad doctrinal y entrando en la experiencia directa, personal y espiritual; están entrando bajo la autoridad directa que siempre confiere el contacto con Cristo y Sus discípulos, los Maestros.

El Problema de Unidad Internacional Diciembre 1946

La unidad, la paz y la seguridad de las naciones, grandes y pequeñas, no se lograrán siguiendo la guía del capitalista codicioso o del ambicioso en cualquier nación, y no obstante, en muchas situaciones, esa guía está siendo aceptada; no se obtendrán siguiendo ciegamente una determinada ideología, no importa cuán buena pueda parecerles a quienes están condicionados por ella… Tales condiciones ideales no se alcanzarán sentándose cómodo y dejando el cambio de condiciones a Dios o al proceso evolutivo; no obstante hay quienes no dan un paso para ayudar, aun cuando conocen bien las condiciones con las que tienen que lidiar las Naciones Unidas.

Unidad, paz y seguridad vendrán mediante el reconocimiento —inteligentemente evaluado— de los males que han conducido a la presente situación mundial, y luego mediante dar esos pasos inteligentes, compasivos y comprensivos que conducirán a establecer rectas relaciones humanas, a sustituir el actual sistema competitivo por el de cooperación, y educar a las masas en todos los países respecto a la naturaleza de la verdadera buena voluntad y su potencia hasta ahora no utilizada. Esto significará desviar incalculables millones de dinero hacia sistemas correctos de educación, en vez de emplearlos las fuerzas bélicas y convertirlos en ejércitos, armadas y armamentos.

Esto es lo espiritual; esto es lo importante y esto es para lo que deben luchar todos los hombres. La Jerarquía espiritual del planeta está principalmente interesada en descubrir a los hombres que trabajarán a lo largo de estas líneas; está principalmente interesada en la humanidad, en la comprensión de que los pasos dados por la humanidad durante los próximos cincuenta años condicionarán la nueva era y determinarán el destino del hombre. ¿Será un destino de aniquilación, de una guerra planetaria, de hambruna y peste en todo el mundo, de una nación levantándose en contra de otra y del completo colapso de todo cuanto hace la vida digna de ser vivida? Todo esto bien puede suceder a menos que se hagan cambios fundamentales y que se hagan con buena voluntad y comprensión amorosa. Luego, por otra parte, podemos tener un período (difícil pero útil por lo educativo) de ajuste, de concesión y de renunciamiento; podemos tener un período de correcto reconocimiento de la oportunidad compartida, de un esfuerzo unido para dar lugar a rectas relaciones humanas y de un proceso educativo que entrenará a la juventud de todas las naciones para funcionar como ciudadanos del mundo y no como propagandistas nacionalistas. Lo que necesitamos ver ante todo —como un resultado de la madurez espiritual— es la abolición de esos dos principios que han causado tanto mal en el mundo y que están resumidos en dos palabras: Soberanía y Nacionalismo.

El Reino de Dios inaugurará un mundo en el cual se comprenderá que —políticamente hablando— la humanidad, como un todo, es de mucha mayor importancia que cualquier nación; será un nuevo orden mundial, construido sobre principios diferentes que en el pasado, y en el cual los hombres llevarán la visión espiritual a sus gobiernos nacionales, a su planeamiento económico y a todas las medidas tomadas para ocasionar seguridad y rectas relaciones humanas. Nuevamente, repetiré: espiritualidad es esencialmente el establecimiento de rectas relaciones humanas, la promoción de la buena voluntad y finalmente el establecimiento de la verdadera paz en la tierra, como resultado de estas dos expresiones de la divinidad.

 

[Bibliografía: Los Problemas de la Humanidad (edición 2014, traducción revisada con y de la versión original y auténtica de la edición en ingles de Alice A. Bailey de 1947 por Fundación Lucis, Buenos Aires, Argentina).]

 

(Escuchado/descargado 53 veces, 1 visitas hoy)
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa