0%

Los Signos de los Tiempos

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Los Signos de los Tiempos

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 87 veces, 1 visitas hoy)
126+

En este período mundial el signo de la Esfinge se divide en dos (el León y la Virgen, el alma y la forma), porque el estado de evolución humana y la comprensión consciente es una dualidad reconocida. [Leo] ha sido descrito frecuentemente como el “campo de batalla de las Fuerzas del Materialismo y las Fuerzas de la Luz”. Es considerado ocultamente uno de los signos más materiales… sin embargo, al mismo tiempo, la persona avanzada de Leo puede funcionar como el “inspirado Sacrificio espiritual”. Es entonces sensitivo a condiciones mundiales y liberado de deseos personales.

El momento de la luna llena es el período en que las energías espirituales están singularmente disponibles y facilitan un contacto más íntimo entre la humanidad y la Jerarquía. Cada mes las energías que afluyen traen las cualidades específicas de la constelación que influye al mes particular; estas energías, actuando secuencialmente sobre la humanidad, establecen los “atributos divinos” en la conciencia del hombre. Como aspirantes y discípulos, nosotros buscamos canalizar el influjo espiritual dentro de la mente y el corazón de los hombres, y así fortalecer la unión entre el reino humano y el reino de Dios.

NOTA DE LOS EDITORES a la presente edición 2014 revisada de Los Problemas de la Humanidad

Iniciado el año 2011, casi dos años antes de la Semana del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo celebrada del 21 al 28 de diciembre de 2012, surgió el impulso de revisar “Los Problemas de la Humanidad” inspirado por las reiteradas alusiones del Maestro Tibetano en cuanto a la importancia que la Jerarquía espiritual del planeta daba al interés que algunos estudiantes mostraron por el tema. Hoy se suma la situación actual del mundo que evidencia el crítico momento para la humanidad en cuanto al riesgo de perder la oportunidad de cambiar el mundo en bien de todos y de alcanzar las cuatro libertades propuestas en enero de 1941 como meta para la humanidad por el entonces Presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt.

1. Libertad de expresión, en cualquier lugar del mundo.

2.Libertad de culto o de creencias, libertad de cada persona para adorar a Dios a su manera, en cualquier lugar del mundo.

3. Estar libre de necesidad, en cualquier lugar del mundo.

4. Estar libre de temor, en cualquier lugar del mundo

Es decir, la necesidad inspira esta edición. En la convicción de que, al estar traducida y corregida con su primera y original versión de Alice A. Bailey de 1947, será de gran utilidad práctica una vez reconocidos la esencia de los problemas, las ideas básicas y la actitud consecuente de buena voluntad sobre lo cual El Tibetano fundamenta y sugiere el camino de solución. Buena voluntad alimentada, sostenida y potenciada con el trabajo de Invocación y Evocación.

Más allá de los cambios producidos en las circunstancias en el tiempo y las variantes en mayor o menor grado respecto de la resolución, mejor o peor respecto de algunos problemas en particular, en este libro El Tibetano indica un camino a seguir, voluntad al bien, amor y buena voluntad. Sugiere la necesidad de la

reorientación de las mentes humanas hacia la idea del bien común, de cooperación, la idea de lo mejor para todos, de inclusividad, todo a través del desarrollo y difusión de la expresión más básica del amor y su primera y básica expresión, la buena voluntad oculta en todo corazón humano.

Por ello se recomienda leer este libro teniendo presente las fechas de los artículos indicadas en el índice así como el cierre de la revisión final original en 1947.

Declaración Introductoria de “Los Problemas de la Humanidad” Octubre 1944 Revisado Febrero 1946:

Cuando por última vez escribí sobre este tema, la guerra estaba en un punto crítico y era incierto cuánto duraría o si las Fuerzas de la Luz podrían implementar una victoria completa. Hoy, la situación es muy diferente. Las Fuerzas del Mal todavía están en vuelo no sólo en los planos internos sino también en el plano físico. La victoria será completa.

Todavía queda por verse, sin embargo, si la victoria sicológica será tan grande como la física. Esto depende de que el género humano aprecie la naturaleza de los problemas involucrados y entonces dé esos pasos que asegurarán el tipo de paz que la gente práctica aunque espiritualmente orientada desea y lo mejor y más generoso de la humanidad quiere. Hoy propongo indicar las líneas por las cuales debe ir nuestro pensamiento y planificación. Esto a su vez debería materializarse en claro pensamiento sobre los problemas mundiales y correcto lenguaje, ayudando de esa manera a los irreflexivos a emprender la correcta acción. Lo harán si bastantes de aquellos impresionados por los valores reales pronuncian las palabras necesarias con la fuerza adecuada. Esto requiere coraje.

La Reconstrucción Física del Mundo Diciembre 1944

Hay tres líneas a lo largo de las cuales el hombre debe reconstruir y son: física, sicológica y espiritual. Debe recordarse que las formas son el signo externo y visible de una realidad interna y espiritual. Dos grandes movimientos pueden verse activos hoy entre los hombres; uno es el reconocimiento de la necesidad de reforma física y el otro indica la realidad del impulso espiritual que despierta, el cual hoy es evidente en todas partes e introducirá un nuevo acercamiento a la divinidad.

La Rehabilitación Sicológica de las Naciones Enero 1945

La situación es mucho más difícil de lo que la haría parecer un análisis superficial. El problema sicológico implicado tiene un antecedente que es secular, el cual es inherente al alma de cada nación individual y hoy está condicionando potentemente las mentes de todos sus pueblos. Aquí reside nuestra mayor dificultad, la cual no cederá fácilmente ante cualquier esfuerzo o empresa espiritual, ya sea llevada a cabo por las iglesias organizadas (que demuestran una lamentable falta de apreciación del problema) o por los grupos e individuos orientados espiritualmente.

El Problema de los Niños en el Mundo de Hoy Marzo 1945

El mundo, como lo conoce la gente de más de cuarenta años, se ha desmoronado y está desapareciendo rápidamente. Los viejos valores se están desvaneciendo y lo que llamamos “civilización” (que hemos considerado tan maravillosa) prácticamente ha desaparecido. Algunos agradecemos que así sea, yo entre ellos; otros lo consideran un desastre; a todos nos aflige que los medios de tal disolución hayan traído tanta agonía y sufrimiento a la humanidad en todas partes. La cultura (cualquiera sea el significado que los hombres den a esa palabra) permanece aún en manos de unos pocos privilegiados, pero el producto de esa cultura —la herencia de las edades— está en proceso de transitar de un lugar a otro, de un país a otro, y está siendo, o ha sido, destruida. Nuestra civilización y cultura modernas han sido fundadas sobre los

diferentes sistemas educativos de los países que hoy constituyen nuestro mundo moderno. Podría ser de valor si consideráramos por un momento lo que queremos significar cuando utilizamos esas palabras. También es de valor saber si vale la pena salvar nuestra civilización o si sería mejor que construyéramos una nueva y mejor sobre sus ruinas, utilizando algunos de los viejos materiales.

La catástrofe que ha tomado por sorpresa a incontables millones de niños debe ser encarada y manejada… ¿Qué debemos hacer por estos bebés, estos niños, estos jóvenes? No tienen futuro que esperar a menos que aquellos en sus propios países (cuando sean liberados) y nosotros en nuestra seguridad, abordemos el problema con la determinación de construir un mundo tan diferente en sus valores morales y espirituales que, con la ayuda de Dios, la guerra nunca volverá a arrasar nuestro planeta. La educación es una empresa profundamente espiritual.

La tónica de la nueva educación es esencialmente la correcta interpretación de la vida, pasada y presente, y su relación con el futuro del género humano; la tónica de la nueva religión debe y deberá ser un correcto acercamiento a Dios, trascendente en la naturaleza e inmanente en el hombre, mientras que la tónica de la nueva ciencia de la política y de gobierno será rectas relaciones humanas, y para ambos esta educación debe preparar al niño.

El Problema de Capital, Trabajo y Empleo Octubre 1945

Debe ser resuelta la relación entre el capital y el trabajo y entre estos dos grupos y la humanidad como un todo, y de este problema procuraré ocuparme en este artículo. No ofrezco ninguna solución; me propongo discutir el problema en líneas amplias y generales. Es un problema con el que todos estamos familiarizados; evoca violentos prejuicios y partidismos, y en el clamor de todo lo que se dice y en la violencia de la batalla, podría servir a un propósito útil abordar el tema desde un punto de vista más universal con vistas a los valores espirituales emergentes.

Para ocasionar estas condiciones más felices, debe hacerse un ajuste muy importante y producirse un cambio fundamental. De lo contrario no habrá esperanza de paz en la tierra.

Sólo un concepto dominante puede hoy salvar al mundo de la inminente lucha económica a muerte, impedir el resurgimiento de los viejos sistemas materialistas del pasado, detener la reemergencia de las viejas ideas y conceptos y poner fin al sutil control por parte de los intereses financieros y el violento descontento de las masas. Debe respaldarse una creencia en la unidad humana. Debe captarse esta unidad como algo digno por lo cual luchar y morir; debe constituir el nuevo fundamento para toda nuestra reorganización política, religiosa y social y debe proveer el tema para todos nuestros sistemas educativos.

[Bibliografía: Astrología Esotérica, La Exteriorización de la Jerarquía y Los Problemas de la Humanidad (ediciones en revisión por Fundación Lucis, Buenos Aires, Argentina).]
(Escuchado/descargado 87 veces, 1 visitas hoy)
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa