0%

Ante la semana del Nuevo Grupo de Servidores

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Ante la semana del Nuevo Grupo de Servidores

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 42 veces, 1 visitas hoy)
166+

 

 

Sagitario produce el esfuerzo enfocado y centralizado del aspirante mundial.

Los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo representan una actitud mental.

El nuevo grupo de servidores del mundo no es una nueva organización que se está formando en el mundo. Es simplemente un flexible conjunto de todos los hombres de constructivos objetivos pacíficos y de buena voluntad que ponen el énfasis sobre la previa necesidad de establecer rectas relaciones humanas antes de que cualquier paz duradera sea posible. Este grupo no interfiere en la fidelidad y lealtades de ningún hombre. Es la agrupación de todos los que tratan de expresar el espíritu de Cristo y están libres del espíritu de odio y venganza. Este grupo desafía al mundo a abandonar todos los antagonismos y antipatías, todo odio y diferencias raciales, y a intentar vivir en términos de una familia, una vida y una humanidad.

El nuevo grupo de servidores del mundo cree que (por intermedio de la buena voluntad) el nuevo orden mundial puede ser firmemente establecido en la Tierra.

…el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, hoy está formado por dos grupos de personas:

  • Aquellos que son conscientes del Plan, están sujetos a impresión jerárquica, son sensitivos a ella y están dedicados a la tarea de ocasionar la deseada fusión o aunamiento grupal. Son los servidores consagrados del mundo, libres de todo matiz de separatividad, plenos de amor hacia todos los hombres y ansiosos por difundir la buena voluntad comprensiva. Corresponden al “corazón amoroso consagrado”, mencionado anteriormente.
  • Una pequeña minoría que ha surgido del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y que puede (en cada país) funcionar en formación grupal si lo elige, y así lograr la fusión para la cual trabaja el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y para la cual el punto de tensión en la humanidad y en la Jerarquía predispone y ha preparado a los corazones de los hombres. Su oportunidad y responsabilidad es grande, porque ellos conocen el Plan, están en contacto con los instructores que guían en el aspecto interno —y son sensitivos a la impresión superior. Corresponden a los puntos de iluminación, y así a las “mentes iluminadas”…

Desde cierto ángulo, la energía del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo constituye la esperanza del mundo, y la tarea de aumentar esa potencia es la tarea que hoy se despliega ante nosotros.

En primer lugar podría decirse que el principal problema actual se debe a que actúan simultáneamente dos rayos de gran poder. Sus efectos se hallan hasta ahora tan bien equilibrados que se ha producido una situación que está descripta en los antiguos archivos en los siguientes términos: “Una época de desgarro, cuando las montañas, que han protegido, caen desde sus elevados lugares y las voces de los hombres se pierden en el estrépito y estruendo de la caída”. Dichos períodos sólo ocurren en raros y largos intervalos, y cada vez que tienen lugar se inicia un período peculiarmente significativo de divina actividad. Las antiguas cosas desaparecen, sin embargo se restauran los viejos jalones. El séptimo Rayo de Orden o Ritual Ceremonial está entrando en manifestación. El sexto Rayo de Idealismo o de Visión Abstracta está desapareciendo lentamente. El séptimo rayo traerá a la manifestación aquello que fue visualizado y aquello que constituyó los ideales del precedente ciclo de actividad de sexto rayo. Un rayo prepara el camino para otro rayo, y la razón de que se manifieste un rayo u otro depende del Plan y del Propósito divino. No es frecuente que dos rayos sigan uno al otro en regular secuencia numérica, como acontece ahora. Cuando esto sucede, el efecto sigue rápidamente a la causa, y esto hoy puede proporcionar la base de una segura esperanza.

… una vida de verdadera meditación ocultista debe producir inevitablemente acontecimientos externos, pero que estos resultados objetivos sean ocasionados por el crecimiento interno y no por la actividad externa. Una antigua Escritura enseña esta verdad en los siguientes términos:

“Cuando el sol progresa en la mansión del hombre que sirve, el camino de la vida toma el lugar del camino del trabajo. Entonces el árbol de la vida crece hasta que sus ramas cobijan a todos los hijos de los hombres. La construcción del Templo y el acarreo de las piedras cesa. Se ven los árboles que crecen; los edificios desaparecen. Que el sol pase a su lugar señalado, y en este día y generación cuiden de las raíces del crecimiento.”

No debe olvidarse que la evolución (tal como la entendemos y como debe ser estudiada por el intelecto humano) es la historia de la evolución de la conciencia y no la historia de la evolución de la forma. Esta última evolución está implícita en la otra y es de importancia secundaria desde el punto de vista oculto. Conciencia es literalmente la reacción de inteligencia activa al canon. Es como si hoy respondiéramos conscientemente y con creciente propósito inteligente al diseño creado por el Maestro Constructor.

Hoy la aparición del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo es un indicio de que hay suficientes tipos de rayo egoico en manifestación física, y que un suficiente número de personalidades están respondiendo al contacto del alma, de manera que puede ser formado un grupo que puede ser definitivamente impresionado como grupo. Esta es la primera vez que una situación así ha sido posible. Hasta este siglo podían ser impresionados individuos, aquí y allá, en distintas partes del mundo y en épocas y períodos ampliamente separados. Pero hoy un grupo puede responder y sus números son relativamente tan grandes que puede ser formado sobre el planeta un grupo compuesto de un número de personas de tal actividad radiatoria que sus auras pueden encontrarse y hacer contacto entre sí. Así un solo grupo —subjetivo y objetivo— puede estar en funcionamiento.

El grupo es y será totalmente subjetivo. Sus componentes están vinculados telepáticamente, o se reconocen entre sí a través de la cualidad del trabajo que están haciendo en el mundo externo y la inclusividad de la nota que emiten. Está inspirado desde arriba por las almas de sus integrantes y por los Grandes Seres, y energizado a la actividad debido a las necesidades de la humanidad misma. Está compuesto de almas vivientes y conscientes que actúan a través de personalidades coordinadas. Su símbolo es un triángulo dorado que encierra una cruz de brazos uniformes, con un brillante en un ápice del triángulo. Este símbolo nunca se reproduce en forma alguna. Brilla sobre las cabezas de todos los que pertenecen al grupo, y nadie puede verlo (ni siquiera un clarividente), a excepción de alguno de sus miembros, y sólo cuando —para propósitos del trabajo— es necesario estimular su reconocimiento. El lema del grupo es: La Gloria del Uno.

¿Cómo cualificarse uno mismo? Las reglas son tres y sencillas. Primero, aprendan a practicar la inofensividad; segundo, no deseen nada para el yo separado, y tercero, busquen el signo de la divinidad en todo. Tres reglas sencillas, pero muy difíciles de realizar.

Repito y pido nuevamente que presten atención, pues este grupo que se va formando lentamente es extraído de todos los grupos imaginables de pensadores y hombres inteligentes. Sin embargo, y esto sorprenderá a algunos, no hay entre ellos muchos de los así llamados ocultistas. Esto se debe a que los ocultistas son numéricamente pocos en relación con las masas, y también a su tendencia al sectarismo, exclusividad y autoestimación. Los trabajadores humanitarios y altruistas se encuentran entre ellos; los dirigentes políticos, los economistas y los científicos de los laboratorios del mundo también están allí, y los eclesiásticos y adherentes de todas las religiones del mundo, como también los místicos prácticos y unos cuantos ocultistas. El verdadero ocultista es raro de encontrar.

Una personalidad integrada, inteligente, es adecuada para ejecutar la parte que le corresponde al servidor en el trabajo activo mundial, siempre y cuando su visión no sea empañada por la ambición personal ni su actividad degenere en acciones precipitadas y en un despliegue de febril actividad. Le corresponde al alma trasmitir las ideas que revelarán a la mente equilibrada y pacífica el próximo paso a dar en la tarea de la evolución mundial. Tal es el Plan para la humanidad.

PROMESA DEL SERVIDOR: “Desempeño mi parte con firme determinación y decidida aspiración; miro arriba, ayudo abajo; no sueño ni descanso; trabajo duro; sirvo; cosecho; ruego; Yo soy la Cruz; Yo soy el Camino; huello sobre mi trabajo realizado; me elevo sobre mi yo vencido; mato el deseo; me esfuerzo, olvidando toda recompensa; renuncio a la paz; resigno el descanso y, en la tensión del dolor, me pierdo a mí mismo, para encontrarme a Mí mismo, y así penetrar en la paz. Solemnemente me comprometo a realizar todo esto, invocando a mi Yo Superior.”

Hablo con amor y casi con ansiedad, y con un conocimiento más amplio de la urgencia actual del que ustedes posiblemente puedan tener. Expongo lo que tengo que decirles en forma de ciertos interrogantes que pido se los formulen a sí mismos con calma y sinceridad:

– ¿Deseo en realidad y en verdad el establecimiento de esta interacción más estrecha entre los mundos interno y externo? Si es así, ¿qué estoy dispuesto a hacer para lograrlo?

– ¿Hay alguna manera en la que yo puedo hacer una contribución definida para este fin deseado? Reconociendo mis circunstancias especiales ¿qué más puedo dar en lo que respecta a Meditación;  Comprensión del Plan,  Amor a mis semejantes?

No olviden que meditación clarifica la mente en cuanto al hecho y a la naturaleza del Plan, que comprensión trae ese Plan al mundo de deseo, y que amor libera la forma que hará que el Plan se materialice sobre el plano físico. Los llamo a estas tres expresiones de vuestras almas. Todos ustedes, sin excepción, pueden servir de estas tres maneras, si así lo desean.

Uno de los inevitables efectos de la energía de séptimo rayo será relacionar y unir en una síntesis más estrecha los cuatro reinos en la naturaleza. Esto debe hacerse como preparatorio al trabajo de la humanidad largamente pre-ordenado, que consiste en ser el agente distribuidor de la energía espiritual para los tres reinos subhumanos. Esta es la principal tarea de servicio que ha emprendido el cuarto reino, a través de sus almas encarnantes. La radiación proveniente del cuarto reino será algún día tan potente y de tan largo alcance que sus efectos impregnarán hasta las profundidades mismas del mundo fenoménico creado, incluso hasta el reino mineral. Entonces veremos los resultados a los que se refiere el gran iniciado, Pablo, cuando habla de toda la creación esperando la manifestación de los Hijos de Dios. Esa manifestación es la de radiante gloria, poder y amor.

Del 21 al 28 de diciembre se celebrará la Semana del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, festival que se celebra cada 7 años. Una Semana de Meditación e Invocación en Servicio al Plan, a la Humanidad y a la Jerarquía espiritual.

“Por lo tanto, los llamo, a cada uno, a un gran servicio de demanda y de invocación en nombre de la humanidad —una demanda para la afluencia de luz sobre las decisiones de los hombres. Les pediría solicitar y esperar el esclarecimiento necesario para quienes tienen que tomar decisión en nombre de los hombres en todas partes. El esclarecimiento individual de ustedes nada tiene que ver con esta demanda. Lo que se requiere es un móvil altruista, y es lo que debe estar detrás de la demanda individual y grupal de ustedes. Ustedes están demandando percepción esclarecida e iluminada para quienes tienen que guiar el destino de razas, naciones y grupos mundiales. Sobre sus hombros descansa la responsabilidad de emprender sabia acción, basada en comprensión mundial, en bien de la cooperación internacional y en el establecimiento de rectas relaciones humanas.

“Quisiera cerrar este mensaje con palabras escritas hace muchos años. Expresan la actitud y la orientación necesarias:

“Les pido que abandonen sus antagonismos y antipatías, sus odios y diferencias raciales, y que traten de pensar en términos de una familia, una Vida y una humanidad.”

 

[Bibliografía: Sicología Esotérica I y II, Tratado sobre Magia Blanca, El Destino de las Naciones y La Exteriorización de la Jerarquía (libros de Alice A. Bailey editatdos por Fundación Lucis)].

 

(Escuchado/descargado 42 veces, 1 visitas hoy)
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa