0%

Contribuciones adicionales

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


Contribuciones adicionales

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


 

Hemos estado tratando extensamente el tema del cuerpo astral o senciente, y hemos considerado los diversos modos erróneos en que hace sentir su presencia. La humanidad vibra primariamente en uno u otro de estos modos, y el cuerpo senciente del ser humano término medio casi nunca está libre de algún estado de ánimo, algún temor, alguna excitación. Esto ha proporcionado una condición en donde el centro plexo solar está desarrollado anormalmente. En la mayor parte de la humanidad el centro sacro y el plexo solar gobiernan la vida, y he ahí por qué deseo por vida material y por la vida sexual están tan estrechamente mezclados. El plexo solar en el animal es el cerebro y gobierna todas las reacciones instintivas, pero no se halla tan estrechamente aliado con la expresión puramente sexual como lo está en el ser humano. Cuando el cerebro esté deviniendo sensitivo a la mente que despierta y no esté tan enteramente ocupado con el mecanismo que registra impresión sensoria, tendremos la orientación que finalmente elevará la conciencia hasta esos centros situados arriba del diafragma. El plexo solar quedará entonces relegado nuevamente a su antigua función como agente director de la vida animal puramente instintiva. Para el alumno avanzado en el mundo, el plexo solar es en gran medida el órgano de sensitividad síquica y así permanecerá hasta que los poderes síquicos superiores reemplacen a los inferiores y el hombre funcione como un alma. Entonces la vida sensoria descenderá bajo el umbral de conciencia.

 

Por lo tanto podría decirse que la principal contribución que estoy haciendo en este momento es indicar las causas de enfermedad y mala salud que no son reconocidas por la medicina ortodoxa, la cual se ocupa de los efectos de estas causas sutiles a medida que se desarrollan en el cuerpo físico y el sistema nervioso. No estoy tratando (como antes les advertí) los síntomas de enfermedad, diagnosis médica o sistemas de medios físicos aplicados para ocasionar curas o para mejorar condiciones. Estos han ido a la par de la creciente capacidad del hombre para descubrir y conocer.

 

Un estudio esmerado de nuestras reacciones emocionales nos lleva a la consideración de esa característica básica que nunca se llega a recalcar bastante, en vista de la actual condición del mundo: Inofensividad. Les digo que conseguir inofensividad en el sentido positivo (no en el negativo) significa lograr ese paso que conduce definitivamente al Portal de Iniciación. Cuando se lo menciona por primera vez suena irrelevante, y a que todo el tema de la iniciación cuente tan poco que se vuelva insignificante. Pero quien piensa así, que practique esa inofensividad positiva que resulta en correcto pensamiento (por estar basado en amor inteligente), correcto habla (por estar gobernada por auto-control), y correcta acción (por estar fundada en una comprensión de la Ley), y hallará que el intento convocará todos los recursos de su ser y conseguirlo tomará mucho tiempo. No es la inofensividad que proviene de debilidad y disposición sentimental amorosa, a la cual desagradan los problemas porque trastornan la establecida armonía de vida y conducen a consiguiente incomodidad. No es la inofensividad del hombre o mujer negativos, impotentes y poco evolucionados, que no tienen el poder de perjudicar porque posee tan poco equipo con el que pueda hacerse daño.

 

La inofensividad que brota de verdadera comprensión y control de la personalidad por el alma, es lo que lleva inevitablemente a expresión espiritual en la vida cotidiana. Emana de una capacidad de entrar en la conciencia y penetrar en la conciencialización de nuestro hermano, y cuando esto se ha logrado, todo se perdona y se pierde de vista en el deseo de auxiliar y ayudar.

 

… el signo Acuario, el del portador de agua, es un signo viviente y emocional. Estimulará (mediante el efecto de su potente fuerza) los cuerpos astrales de los hombres en una nueva coherencia, en una hermandad de humanidad que ignorará todas las diferencias raciales y nacionales y llevará la vida de los hombres adelante en síntesis y unidad. Esto significa una marea de vida unificadora de tal poder que uno no puede visionarla ahora, pero que —en mil años— habrá soldado a todo el género humano en una perfecta hermandad. Su efecto emocional será “purificar” los cuerpos astrales de los hombres para que el mundo material deje de tener tan potente encanto, ¡y puede que en sus etapas posteriores ocasione un estado de exageración tan potente en la línea de senciencia como el que hemos sufrido en la línea de materialidad! Las etapas finales de todos los signos producen excesivo desarrollo del factor sobre el cual más potentemente trabajan. En la actualidad el efecto de este signo es constructivo entre los precursores de la raza y destructivo entre el grueso de la humanidad. Hechos acerca de la venidera era Acuariana pueden buscarse en los libros actuales sobre el tema y de nada me sirve extenderme sobre ellos aquí.

 

En este período intermedio entre el pasado y eso que está en camino, no es fácil ni siquiera para un Maestro de la Sabiduría hablar o enseñar, particularmente en conexión con el tema de curación. El cuerpo físico todavía no es reconocido generalmente como una unidad eléctrica; su naturaleza como pura energía atómica todavía no es conciencializada; el hecho del cuerpo de energía, el vehículo etérico, actualmente no es reconocido en las enseñanzas de las modernas escuelas de medicina, aunque el hecho ha sido discutido; la naturaleza explosiva de la energía, cuando está en contacto con la fuerza, o del alma en relación con la sustancia, es completamente desconocida o velada en lenguaje místico. Hasta el momento en que las nuevas fórmulas científicas y el nuevo acercamiento (que el descubrimiento de la suelta de energía atómica ha hecho posible) hayan devenido más generalmente comprendidos, sean un familiar tema de discusión y se expresen en lenguaje familiar, la venidera ciencia de curación debe permanecer detrás de un velo de lenguaje inadecuado y oculta por palabras inapropiadas.

 

Este hecho, como les he dicho a menudo, perjudica todas las nuevas presentaciones de la verdad; el lenguaje del ingeniero eléctrico o del diseñador de automóviles, por ejemplo, habría carecido enteramente de sentido para el hombre medio cien años atrás. Lo mismo sucede con los nuevos temas y los grandes descubrimientos que están en camino y que finalmente afectarán todo departamento de vida humana, incluyendo el Arte de Curación.

 

La nueva y venidera terminología arrojará luz sobre las antiguas fórmulas, y en tiempo ustedes verán cuánto puede trasmitir al curador inteligente de esa nueva generación lo que a ustedes les parece decepcionante, sin utilidad o significación, e innecesariamente abstruso.

 

… ya se está creando un lenguaje enteramente nuevo relacionado con energía y fuerza; la utilización del descubrimiento en el manejo de la enfermedad será, en casi el futuro inmediato (desde el ángulo oculto), considerada poco menos que milagrosa.

 

 

 

Extraído de Un Tratado sobre Magia Blanca y Curación Esotérica, Alice Ann Bailey

 

COMPARTIR

Detalles:


Jugar Cubierta El Título De La Pista
La Pista De Los Autores