0%

Esoterismo

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 13 veces, 1 visitas hoy)
5+

El esoterismo es el arte de “bajar a la tierra” esas energías que emanan desde las fuentes más elevadas y allí “conectarlas a tierra” o anclarlas.

El acercamiento fundamental para todos aquellos que se esfuerzan en captar el esoterismo, consiste en poner el énfasis en el mundo de las energías y reconocer que detrás de todo lo que acontece en el mundo de los fenómenos (y con eso quiero significar los tres mundos de la evolución humana) existe el mundo de las energías, las cuales son de la mayor diversidad y complejidad, pero todas se mueven y operan bajo la ley de Causa y Efecto.

La primera tarea del esoterista es comprender la naturaleza de las energías que están tratando de condicionarlo y que se expresan en el plano físico a través de su equipo o su vehículo de manifestación.

Por lo tanto el esoterista en entrenamiento tiene que:

  1. Llegar a ser consciente de la naturaleza de las fuerzas que constituyen el equipo de su personalidad y que él mismo ha traído a la expresión magnéticamente en los tres mundos.
  2. Llegar a ser sensible a las impelentes energías del alma, emanando desde los niveles mentales superiores, las cuales tratan de controlar las fuerzas del triple hombre cuando se alcanza cierto grado definido de evolución.
  3. Reconocer las energías condicionantes en su medio ambiente, viéndolas no como sucesos o circunstancias sino como energía en acción; por este medio aprende a encontrar su camino detrás de la escena de acontecimientos externos y en el mundo de energías, buscando contacto y cualificando para producir ciertas actividades. Así adquiere entrada en el mundo de significado. Sucesos, circunstancias, acontecimientos y fenómenos físicos de todo tipo son simplemente símbolos de lo que está ocurriendo en los mundos internos, y en estos mundos el esoterista debe entrar hasta donde su percepción se lo permita; secuencialmente descubrirá mundos que le exigirán su penetración científica.
  4. Para la mayoría de los aspirantes, la Jerarquía misma sigue siendo un reino esotérico que demanda descubrimiento y aceptará penetración. Estoy eligiendo mis palabras con cuidado en un esfuerzo por evocar vuestra respuesta esotérica.

La tarea es entrenar estudiantes en el reconocimiento de la energía y la fuerza; discriminar entre los diversos tipos de energía, tanto en relación con ellos mismos como con los asuntos mundiales, y comenzar a relacionar lo que se ve y experimenta, con lo invisible, lo que condiciona y lo que determina. Esta es la tarea esotérica.

Como podrán ver, nos aventuramos en reinos que están mucho más allá de la comprensión de ustedes, pero el esfuerzo por captar lo inalcanzable y ejercitar la mente en el pensamiento abstracto, siempre es valioso.

Me doy cuenta de la imposibilidad de que lleguen a la verdadera comprensión, pero mucho lograrán mediante el esfuerzo de comprender.

Existe la tendencia de creer que la enseñanza esotérica es necesariamente abstrusa e indirecta. Sin embargo, cuanto más elevada es la enseñanza, a menudo se la expresa más simplemente. La dificultad para comprender se relaciona con la ignorancia del estudiante, no con el modo de presentación del instructor.

La producción de la forma externa en la tierra, por medio de libros, de escuelas esotéricas y la educación de la opinión pública fue encomendada a un grupo de nosotros que formamos una parte dentro del gobierno interno del mundo —discípulos e iniciados— y en este grupo yo desempeño el papel de secretario y de contacto organizativo —si puedo usar palabras que significarán algo a sus oídos, versados como están en el trabajo de organización del plano físico; significan poco o nada para nosotros, versados como estamos en el trabajo de producir organismos vivientes.

Nuevamente debo repetir cuán vasto es el tema que estoy tratando, pero si tienen paciencia y están dispuestos a aprender por absorción más que por análisis, posteriormente descubrirán que saben mucho — intuitiva y discriminativamente.

Todo entrenamiento esotérico o espiritual debe ser autoaplicado; esto es tan cierto para el Cristo como para el más humilde aspirante.

Desafiaría a todos los esoteristas a intentar el acercamiento práctico que aquí he delineado. Les pediría que vivan vidas redentoras, que desarrollen su sensibilidad mental innata y que trabajen continuamente con el significado que se encuentra detrás de todos los asuntos mundiales, nacionales, comunales e individuales. Si se hace esto, entonces la luz brillará repentina y acrecentadamente sobre vuestros caminos. Pueden volverse portadores de luz, sabiendo entonces que “en esa luz verán la Luz” —y también la verán sus semejantes.

 

Extraído de Discipulado en la Nueva Era Tomo I, La Reaparición del Cristo, Educación en la Nueva Era, Curación Esotérica y Los Rayos y las Iniciaciones.

(Escuchado/descargado 13 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa