0%

Iluminar la opinión pública

Programa: La voz del silencio


Lista de tracks:


Iluminar la opinión pública

La Voz del Silencio

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 41 veces, 1 visitas hoy)

La historia de la humanidad ha sido la de la comprensión y el uso de ideas aplicadas a la vida humana y la de la manifestación siempre creciente de nuevos conceptos. Las ideas se relacionan primero con aquellos impulsos espirituales y creativos que reemplazan lo antiguo y construyen la “nueva casa”, la nueva civilización en la que vivirá la humanidad. Ciclo tras ciclo y civilización tras civilización, la refrescante corriente de las ideas entrantes ha condicionado las moradas del hombre y su modo de vida y de expresión. A través del impacto de estas ideas, la humanidad evoluciona adecuándose en forma más apropiada a la vida de la divinidad.

Existen siete procesos generales que todas las ideas constructivas y elevadas deben seguir antes de que puedan traer cambios efectivos en la conciencia humana:

1. Imposición, 2. Pensamiento profundo, meditación y asimilación, 3. Manipulación y adaptación, 4. Armonización, 5. Investigación, 6. Idealismo y deseos evocados, 7. Movimiento organizado.

La diferencia entre los métodos de la era pasada y los de la nueva era pueden reconocerse en que en la vieja era un individuo imponía una idea a sus semejantes y en la nueva un grupo capta una idea, lo que produce idealismo grupal, enfocándola en una forma definida, llevando a cabo el nacimiento de esa idea sin la dominación o imposición por parte de ningún individuo.

La opinión pública es la creciente respuesta masiva a las ideas gracias a la rapidez en la evolución de la inteligencia humana. Esta opinión pública ha sido objeto de un gran abuso. La sicología de masas y el determinismo de las multitudes han sido explotados a lo largo de las épocas porque los que no piensan y son de naturaleza emocional, son llevados fácilmente en cualquier dirección. Hasta ahora esto ha sido utilizado para tomar ventajas por aquellos que no participan internamente de la búsqueda de lo mejor para toda la humanidad. Ha sido utilizada para fines egoístas más que para el bien de la totalidad.

Una opinión pública enfocada, determinada e iluminada es la fuerza más potente del mundo. Ninguna ideología, nación o grupo poderoso de seres humanos es inmune a su influencia. No tiene parangón pero ha sido aún poco aprovechada. El problema que enfrentamos es la creación de una opinión pública iluminada, basada en los principios espirituales, como una fuerza positiva en el mundo.

Movimiento organizado: esta tarea se sitúa en el plano físico y está caracterizada por una potente implantación rítmica. Este es un método que está acrecentando su poder y utilización. Trasladar el ideal a una actividad constructiva de modo que pueda encarnar tanto del propósito de Dios como pueda la humanidad, requiere mucha habilidad en la acción.

¿Somos capaces de compartir nuestra idea sobre las inmensas posibilidades de la opinión pública iluminada? Se ha dicho que “nada puede detener una idea cuyo momento ha llegado”. Cualquiera que haya luchado para trabajar con ideas y llevarlas a la práctica en forma constructiva, sabe bien que precediendo el nacimiento de una idea hay un largo y arduo proceso de pensamiento, de aplicación y de referir la idea a las circunstancias cotidianas, todo lo cual introduce la verdad captada dentro del plano físico del planeta.

Una idea que ha sido introducida en la mentalidad pública lo ha hecho porque el profundo y responsable pensamiento de muchos individuos ha preparado el camino para su inclusión en la arena de los acontecimientos humanos.

A través de los siete métodos: Imposición, Pensamiento Profundo, Adaptación, Armonización, Investigación, Idealismo y Movimiento Organizado, estos dos impulsos creativos de formación, la Luz esencial y el Amor, tienen el poder de reorientar las ideas de la masa de toda la humanidad y, aprovechados por muchas mentes inteligentes de todo el mundo, pueden atraer la idea de correctas relaciones humanas al punto de que se conviertan en el ideal de las masas. Así comenzarán a tomar forma en los asuntos del público en general, de todas las naciones y de toda la humanidad.

[PH – Enero 1945] Los antiguos hábitos de pensar masivo y de reacción masiva son difíciles de superar. Aquí se halla el principal campo de batalla del mundo de posguerra. La opinión pública tendrá que ser re-educada. Las naciones ya están retomando los modos de conducta y pensamiento profundamente arraigados que las caracterizaron durante generaciones. Permítaseme ser explícito, y si lo que digo causa resentimiento entre mis lectores de cualquier nacionalidad o evoca excusas plausibles, téngase presente que, por el interés general, necesitamos afrontar nuestro pasado, reconocer las nuevas tendencias, renunciar a las viejas, malas formas de pensar y actuar, si la humanidad no quiere descender a profundidades mayores que en esta guerra, ni tampoco antes de mucho tiempo.

“La Antigua Ley de Compartición del Mal” debe dar lugar algún día a esa nueva “Ley del Antiguo Predominante Bien”, que reside detrás de todo lo que Dios ha creado. Esta ley debe ser puesta en actividad por la voluntad espiritual del hombre.

[Bibliografía: Los Problemas de la Humanidad, Curación Esotérica (de los libros de Alice A. Bailey por Funda-ción Lucis)] y Secuencia 2 de Buena Voluntad. www.lucis.org

(Escuchado/descargado 41 veces, 1 visitas hoy)
1+
Descubrir más
Play Imagen Título
Programa