0%

El Orden Mundial de las Fuerzas de Materialidad

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


El Orden Mundial de las Fuerzas de Materialidad

Reflexión sobre los Libros Azules

Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 37 veces, 1 visitas hoy)

Evitar una debacle mundial es la meta de nuestro esfuerzo, y en dirección a esta meta he pedido vuestra ayuda. El mal o lo erróneo, por lo tanto, existe sólo cuando el énfasis se retiene en el aspecto erróneo desde el punto de vista del desenvolvimiento alcanzado o cuando eso que ha sido utilizado y desarrollado hasta el punto necesario, apresa la vida o conciencia demasiado tiempo. De ahí, hermanos míos, la naturaleza benéfica de la muerte.

El Orden Mundial del Eje – Escrito en Abril de 1940

Es importante que la gente haga frente a los hechos inmediatamente. Debe conciencializar cuál es la naturaleza del orden mundial que Hitler está preparando para forzar, y lo que tiene por delante la humanidad si las potencias del Eje triunfan. Es esencial que los pequeños niños del mundo sean rescatados de este mal ensombrecedor y de la falsa educación a la que serán sometidos si las potencias totalitarias dominan Europa. La cultura intensiva dada a la juventud de Alemania durante los últimos veinte años ha probado los efectos de actitudes mentales ambientales. Estos niños que hacen andar sus tanques y vuelan sus aviones sobre los países de Europa y que libran una guerra contra mujeres y niños son el producto de un sistema educativo y por lo tanto son las víctimas de un proceso maligno. Los niños de Alemania deben ser rescatados del futuro que Hitler planea, además de los niños de otros países; las mujeres de Alemania deben ser liberadas del temor, como deben serlo las mujeres en otras tierras; la población de Alemania también debe ser liberada del funesto gobierno de Hitler. Esto es reconocido por las naciones aliadas.

No se equivoquen. El alemán es tan caro al corazón de la humanidad, a Dios, a Cristo y a todas las personas que piensan correctamente, como lo es cualquier otro pueblo. El pueblo alemán debe ser rescatado del orden mundial de Hitler, tanto como el polaco, el judío, el checoslovaco o cualquier nación cautiva. Al efectuar esta libertad, las naciones aliadas y las potencias neutrales deben preservar el espíritu de buena voluntad, aun cuando usen la fuerza, que es el único medio de conquistar que las potencias totalitarias comprenden.

A diferencia del orden mundial totalitario, ¿qué debería planificar el resto del mundo? ¿Para qué objetivos mundiales deberían trabajar las democracias? Esquemas utópicos, formas idealistas de gobierno y procesos culturales de vida siempre han sido los juguetes de la mente humana a través de los siglos. Pero estas utopías han estado tan lejos de ser posibles que su presentación parece inútil. La mayoría son completamente imprácticas.

Ciertas posibilidades inmediatas y objetivos alcanzables pueden ser elaborados, sin embargo, dada una definida voluntad-al-bien y paciencia de parte de la humanidad.

Enero de 1939

Las Fuerzas de la Oscuridad son energías poderosas, obrando para preservar eso que es antiguo y material; por eso son preeminentemente las fuerzas de cristalización, de preservación de la forma, de lo atractivo de la materia y de la seducción de aquello existente en la vida de la forma de los tres mundos. En consecuencia bloquean deliberadamente la afluencia de eso que es nuevo y dador-de-vida; trabajan para impedir la comprensión de eso que pertenece a la Nueva Era; se esfuerzan por preservar eso que es familiar y antiguo, por contrarrestar los efectos de la cultura y civilización venideras, por enceguecer a los pueblos y nutrir constantemente los existentes fuegos de odio, de separatidad, de crítica y de crueldad. Estas fuerzas, en lo que concierne a los pueblos inteligentes del mundo, trabajan insidiosamente y engalanan su esfuerzo con bellas palabras, conduciendo

incluso a discípulos a expresar odio a personas e ideologías, fomentando las ocultas simientes de odio que se encuentran en muchos seres humanos. Avientan hasta el ensañamiento el temor y odio del mundo en un esfuerzo por preservar eso que es antiguo y hacer que lo desconocido parezca indeseable, y retienen a las fuerzas de evolución y de progreso para sus propios fines. Estos fines son tan inescrutables para ustedes como lo son los planes del Regente de Shamballa.

Estas son fuerzas que está bien que reconozcan como existentes, pero hay poco que ustedes, como individuos o como grupos, puedan hacer respecto a ellas excepto procurar que nada haya en ustedes que pudiera hacerlos —insignificantes como son— un punto focal para sus esfuerzos o un agente para la distribución de su tipo peculiar de energía —la energía de odio enfocado y dirigido, de separación, de temor y orgullo. Con ellos tenemos que lidiar nosotros quienes estamos conectados directamente con la Jerarquía, pero ustedes pueden ayudar más [e69] de lo que saben mediante la regulación de pensamientos e ideas, mediante el cultivo de un espíritu amoroso y mediante el uso general de la Gran Invocación.

Les pido, en este trabajo, concentrarse sobre las fuerzas de Shamballa y las fuerzas Jerárquicas. Les pido que se consideren canales puros y despejados y procuren sólo estar vinculados con el alma de cada uno y todos, cuya naturaleza es amor puro, síntesis conciencializada y potencia divina.

Sin embargo es esencial, a pesar del trabajo al cual he llamado a estos grupos y que —como bien saben— está destinado a sentar la base para el trabajo de las escuelas esotéricas del futuro, que los miembros de todos los grupos conciencialicen que trabajo grupal exotérico también debe ser emprendido. Demasiados en estos grupos están satisfechos con la significación de su propio trabajo grupal y permiten que ello usurpe el lugar de servicio objetivo.

Si es tan difícil, hermanos míos, despertar aspirantes, tales como ustedes mismos, al urgente servicio y a un pleno sentido de responsabilidad, si hombres y mujeres con toda la información que ustedes poseen no pueden ser despertados al esfuerzo que sacrifica, pueden obtener alguna idea de la magnitud de la tarea que la Jerarquía enfrenta en este momento. Quizás puedan conciencializar el sentido casi de frustración que podría arrasarme (si estuviera limitado por cualquier concepto tiempo) cuando, por ejemplo, aquellos de quienes busco cooperación están preocupados con sus propios asuntos, no tienen ningún sentido de urgencia y prefieren concentrarse sobre su propio desarrollo, sus propias familias, sus propios problemas, antes que lograr la visión mundial mayor que conduciría a cooperación plena. Evitar una debacle mundial es la meta de nuestro esfuerzo, y en dirección a esta meta he pedido vuestra ayuda.

Es en el reconocimiento de lo que le está pasando al género humano como un todo y detrás de la escena, que los pensadores del mundo y el nuevo grupo de servidores del mundo pueden servir mejor; lo de importancia es el desenvolvimiento de la conciencia humana en respuesta a las condiciones presentadas en cualquier país o países; el “estado mental humano” apenas está comenzando a enfocarse en las cosas que importan y a expresarse de un modo viviente. Los pensadores y servidores deben aprender a concentrarse sobre la conciencia que despierta y no sobre los movimientos superficiales. Este despertar avanza a buen ritmo y, hermanos míos, satisfactoriamente. La forma o formas pueden sufrir, pero la concienciación intrínseca del hombre está deviniendo, durante este siglo, expresivamente divina.

Ciertas posibilidades inmediatas y objetivos alcanzables pueden ser elaborados, dada una definida voluntad-al-bien y paciencia de parte de la humanidad.

La Exteriorización de la Jerarquía

(Escuchado/descargado 37 veces, 1 visitas hoy)
0
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa