0%

Meditación

Programa: Reflexión sobre los Libros Azules


Lista de tracks:


Sumar a la lista de reproducción

Reseña:


(Escuchado/descargado 27 veces, 1 visitas hoy)
5+

La Ciencia de la Meditación. Actualmente se la asocia en la mente de los hombres con los asuntos religiosos, pero aquí se refiere únicamente al tema aludido. Esta ciencia puede ser aplicada a todos los procesos  de la vida. En realidad es una rama subsidiaria, preparatoria para la Ciencia del Antakarana, y constituye la verdadera ciencia de la construcción consciente o esotérica del puente. Por este medio se facilita el proceso de construcción, especialmente en las primeras etapas. Es una de las principales formas de actuar espiritualmente. De los muchos caminos que llevan a Dios, es el que relaciona a la mente individual finalmente con la mente superior y luego con la Mente Universal.

Temprano en la experiencia, una vez logrado lo más elevado que la naturaleza inferior tiene que ofrecer, el hombre empieza a meditar. Sus tentativas son al principio desordenadas, y a veces transcurren varias encarnaciones hasta que el Yo superior fuerza al hombre a pensar y meditar seriamente, sólo a raros y separados intervalos. Las ocasiones de recogerse en sí mismo ocurren con mayor frecuencia, hasta que en varias vidas el hombre se dedica a la meditación y aspiración místicas, consagrando finalmente toda una vida a ello.

Al hombre por lo tanto que emprende con todo el corazón el proceso de meditación ocultista, le diría con toda concisión:

  1. Conócete a ti mismo.
  2. Avanza despacio y con precaución.
  3. Estudia los efectos.
  4. Cultiva la comprensión de que la eternidad es larga, y lo que se construye despacio perdura para siempre.
  5. Apunta a la regularidad.
  6. Comprende siempre que los verdaderos efectos espirituales deben observarse en la vida exotérica de servicio.
  7. Recuerda asimismo que los fenómenos psíquicos no indican que se practica la meditación con éxito. El mundo verá los efectos y será un mejor juez que el estudiante mismo. Ante todo, el Maestro sabrá, pues los resultados en niveles causales serán evidentes para Él mucho antes de que el hombre mismo sea consciente de cualquier progreso.

La principal función de la meditación es llevar al instrumento inferior a tal condición de receptividad y respuesta vibratoria que el Ego o Ángel solar pueda utilizarlo y producir resultados específicos. Por la meditación un hombre puede liberarse de la ilusión de los sentidos y de su atracción vibratoria; encuentra su propio centro de energía positiva y es conscientemente capaz de utilizarlo. La libertad de actuar en cualquier Sendero debe obtenerse por la meditación ocultista.

La meditación implica peligro y no es útil para el hombre que se inicia en ella sin la base de un buen carácter y de una vida pura. La meditación es peligrosa donde existen móviles erróneos, tales como el deseo de progreso personal y de poderes espirituales, porque bajo estas condiciones sólo produce un fortalecimiento de las sombras en el valle de la ilusión, y desarrolla en toda su plenitud la serpiente del orgullo que acecha en el valle del deseo egoísta. La meditación es peligrosa cuando no existe el deseo de servir.

La meditación implica vivir una vida enfocada cada día y siempre. Esto impone forzosamente una excesiva tensión a las células del cerebro, porque entran en actividad las células pasivas y despierta la conciencia cerebral a la luz del alma. Este proceso de meditación ordenada, cuando se lleva a cabo durante un período de años, complementado por la vida meditativa y un servicio concentrado, despertará exitosamente todo el sistema y pondrá al hombre inferior bajo la influencia y el control del hombre espiritual…

Esta técnica de meditación es el agente creativo relevante en nuestro planeta. Cuando ustedes, como un individuo, están esforzándose por “construir el nuevo hombre en Cristo” que será una expresión de vuestro verdadero yo espiritual, la meditación es, como bien saben, vuestro mejor agente; pero el proceso de meditación debe ir acompañado de trabajo creativo, o de lo contrario es puramente místico, y aunque no fútil, no obstante es negativo en resultados creativos.

Uno de los objetivos de la meditación diaria es permitir que el cerebro y la mente vibren al unísono con el alma a medida que ella procura “en profunda meditación” comunicarse con su reflejo.

La organización de la mente es una tarea continua, y la aplicación de la mente a todo asunto entre manos durante nuestras ocupaciones diarias, es la mejor forma de hacer fructíferos los períodos de estudio y meditación. Mis palabras van dirigidas a quienes tratan de estar a la altura de la necesidad actual de servidores entrenados.

 

Extraído de Cartas sobre Meditación Ocultista, Un Tratado sobre Fuego Cósmico, Un Tratado sobre Magia Blanca, Discipulado en la Nueva Era Tomo II y Educación en la Nueva Era.

(Escuchado/descargado 27 veces, 1 visitas hoy)
Compartir

Detalles:


Descubrir más
Play Imagen Título
Programa